All these prayers are available on our APP

app-store-badge-trans.png
google-play-badge-trans.png
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.
Miraculous_medal_reverse_symbols_edited.

Acto de denunciar el mal

 

Rechazo el mal que se ha infiltrado en mi vida porque me he alejado de Jesús; he abandonado los misterios, he descuidado la oración y me he dedicado únicamente a lo que pasa. Rechazo el mal que he aceptado y que he cometido estúpidamente por ignorancia o desconsideración, por rabia o inconsciencia, por miedo a que me consideren diferente o me critiquen. Soy consciente y rechazo cualquier mal que he hecho y que he causado a toda la sociedad. De manera especial, rechazo las acciones espiritualmente contaminantes de blasfemias, falsas promesas y juramentos, usura, la injusta demora en los pagos, injusticias, favoritismos, sesiones de espiritismo y todas las prácticas ocultas. Cristo, el Salvador, sálvame por el poder de Tu Cruz. Amén.

 

P. Gabriel Amorth - El diablo me tiene miedo

 

Consagración a la Santísima Virgen María para cerrar el “Tercer Ojo Oculto”

Dependiendo de la fe y sinceridad de la persona, esta oración es muy efectiva en eliminar la vulnerabilidad psíquica de las personas al mundo sobrenatural de los espíritus inmundos, ya sea que esta vulnerabilidad se haya alcanzado mediante practicas ocultas y/o que los espíritus de lo oculto desciendan de antepasados que se dedicaron a la hechicería y la brujería.

Oh, Inmaculada y amada Virgen María, Madre de Dios y mi Madre, que estuviste presente en la crucifixión y muerte de Tu Hijo Jesús en el cerro del Calvario, ten misericordia de mi, tu hijo (tu hija). Ten misericordia de mi pobre cuerpo que ha sido acosado y oprimido por el demonio. Por los méritos de tus dolores, concédeme alivio y consuelo. Cierra ahora mis habilidades psíquicas, las cuales obtuve por el poder del los demonios. Renuncio a estas habilidades psíquicas y las entrego totalmente a Ti. Me consagro completamente a Ti, me entrego completamente a  TI, me ofrezco completamente a TI. (Repetir con fervor 3 veces) Escucha mis suplicas queridísima Madre y Reina. Por el amor que tienes por Tu Hijo Jesús que me ha confiado a Tus cuidados maternales.

R. Amen.       

 

Desactivación de Tatuajes

En el Santo Nombre de Jesús, a través de la autoridad de la ley natural y mi bautismo, a través de los méritos de la Pasión, Muerte, Resurrección y Ascensión de nuestro Señor Jesús y Su envío del Espíritu Santo, retiro este tatuaje y rompo y corto todas las conexiones entre este tatuaje y el Maligno y sus asociados. Te pido, Padre Celestial, que expulses a los demonios que puedan haberse adherido a mí debido a este tatuaje y que purifiques la tinta que se usó para hacerlo. Te pido que rompas todas las conexiones entre la imagen y todos los demonios que puedan haberse adherido a mí debido al tatuaje. En el nombre de Jesús, anulo todo reclamo o derechos que los demonios puedan afirmar tener sobre mí debido a cualquier imagen mágica, símbolo o escritura incorporada en el tatuaje. Y a través de la señal de la Cruz (haz la señal de la cruz sobre el tatuaje. Usa aceite exorcizado si es posible), me consagro a nuestro Señor Jesucristo a través de las manos Inmaculadas de la Santísima Virgen María. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

 

Translated by the St. Michael Center

Oraciones de liberación y protección antes de dormir

 

En el Nombre + del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo:

Un solo Dios, por los siglos de los siglos.

R. Amén.

Guarda silencio por un momento y deja a un lado todas las preocupaciones terrenales. Entonces:

Gloria a ti, Dios nuestro, gloria a ti. ¡Oh Rey Celestial, Consolador, Espíritu de Verdad, presente en todos los lugares y llenando todas las cosas, Tesoro de Bendiciones y Dador de Vida, ven y habita en nosotros, límpianos de toda mancha y salva nuestras almas!

¡Oh bondadoso, Santo + Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal! Ten piedad de nosotros. (3x, si es oportuno a los pies de la cama).

Santísima Trinidad, ten piedad de nosotros. Señor, perdona nuestros pecados. Maestro, perdona nuestras transgresiones. Santo, míranos y sana nuestras dolencias por amor a Tu Nombre.

Señor ten piedad.

Señor ten piedad.

Señor ten piedad.

Gloria al Padre +, al Hijo y al Espíritu Santo, ahora, siempre y por los siglos de los siglos.

R. Amén.

 

Si es oportuno, hacerlo con una profunda reverencia o arrodillándose.

Venid, adoremos a Dios, nuestro Rey, e inclinémonos ante Él. Venid, adoremos a Cristo Dios, nuestro Rey, y postrémonos ante él. Venid, adoremos a Cristo, nuestro Rey y nuestro Dios, y postrémonos ante Él. 

 

Troparia del arrepentimiento

Ten piedad de nosotros, Señor, ten piedad de nosotros. Sin poder defendernos, los pecadores te ofrecemos esta oración, Maestro: ten piedad de nosotros. Gloria al Padre + al Hijo y al Espíritu Santo. Señor, ten piedad de nosotros, porque en ti hemos confiado. No te levantes con ira contra nosotros, no recuerdes nuestras transgresiones, sino en la profundidad de tu misericordia míranos ahora mismo y sálvanos de nuestros enemigos; porque tú eres nuestro Dios y nosotros tu pueblo, todos somos obra de tus manos e invocamos constantemente tu nombre. Ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

Oh Bendita Madre de Dios, abre el portal de tu profunda misericordia a nosotros que confiamos en ti, para que no seamos confundidos, sino que por ti seamos librados de la adversidad; porque Tú eres la salvación del redil cristiano. Señor ten piedad. (12x)

 

Examen de conciencia diario.

Te confieso, mi Señor, Dios y Creador, a Aquel glorificado y adorado en la Santísima Trinidad, al + Padre, Hijo y Espíritu Santo, todos los pecados que he cometido todos los días de mi vida, a cada hora, en el presente y en el pasado, día y noche, en pensamientos, palabras y hechos: por la gula, la borrachera, la comida a escondidas, la lujuria, la charla ociosa, el desaliento, la indolencia, la contradicción, el abandono, la agresividad, el amor propio, el acaparamiento, el robo, la mentira, la deshonestidad, la curiosidad, los celos, la envidia, la ira, el resentimiento y el recordar agravios, el odio, la venganza, (jugar con poderes ocultos); (puedes mencionar tus otros pecados que deseas articular ante Dios) y con todos mis sentidos: vista , oído, olfato, gusto, tacto; y todos los demás pecados, espirituales y corporales, por los cuales te enojé, Dios mío y Creador, y causé injusticia a mis vecinos. Apesadumbrado por esto, pero decidido a arrepentirme, soy culpable ante Ti, Dios mío. Solo ayúdame, mi Señor y Dios, te ruego humildemente con lágrimas. Perdona mis pecados pasados ​​por Tu misericordia, y absuélveme de todo lo que he confesado en Tu Presencia, porque Tú eres bueno y Amante de la humanidad.

R. Amén.

Oh Dios, + absuelve, perdona y perdona mis pecados voluntarios e involuntarios, de palabra y de hecho, conocidos y desconocidos, de día y de noche, de mente y pensamiento; perdónanos a todos, en tu bondad y amor por la humanidad. ¡Oh Dios, ten piedad de mí, pecador!

 

Oraciones de liberación

Oración a la Venerable Cruz

Haciendo la Señal de la Cruz, di: + Que Dios se levante y que sus enemigos sean esparcidos; y los que lo odian huyan ante su presencia. Como se desvanece el humo, que se desvanezcan; y como la cera se derrite ante el fuego, así perezcan los demonios ante la presencia de los que aman a Dios y que se marcan con la Señal de la Cruz y dicen con alegría: ¡Salve, preciosa y vivificante Cruz del Señor! Ahuyentas a los demonios por el poder de nuestro Señor Jesucristo que fue crucificado en Ti y que bajó al Infierno y pisoteó el poder del diablo, y te entregó a nosotros, Su venerable Cruz, para ahuyentar a todos los enemigos. ¡Oh cruz preciosa y vivificante del Señor! ayúdame, con nuestra Santa Señora, Virgen Madre de Dios y con todos los santos de todos los tiempos.

R. Amén.

Besa la cruz y di:

Guárdame, oh Señor, por el poder de Tu santa y vivificante Cruz + y apártame de todo mal.

 

Oración de San Macario el Grande al Padre Eterno

Oh Eterno Dios y Rey de toda la Creación, que me has concedido llegar a esta hora, perdona los pecados que he cometido hoy en pensamiento, palabra y obra, y limpia, oh Señor, mi humilde alma de toda contaminación de la carne. y espíritu. Y concédeme, oh Señor, pasar el sueño de esta noche en paz, para que cuando me levante de mi cama, pueda complacer a Tu Santísimo Nombre todos los días de mi vida y conquistar mi carne y los enemigos descarnados que me hacen la guerra. Y líbrame, oh Señor, de pensamientos vanos y frívolos y de malos deseos que me contaminan. Porque tuyo es el Reino, el poder y la gloria del + Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

R. Amén.

 

Oración de San Antíoco a Nuestro Señor Jesucristo

Oh Señor de todo, Palabra del Padre, Jesucristo, tú que eres perfecto, nunca en tu gran misericordia me dejes, sino permanece siempre en mí, tu siervo (sierva). Oh Jesús, buen pastor de tus ovejas, no me entregues a la rebelión de la serpiente ni me dejes a la voluntad de Satanás, porque la semilla de la corrupción está en mí. Señor, Dios adorable, Santo Rey, Jesucristo, guárdame dormido por la Luz No menguante, Tu Espíritu Santo, por quien Tú santificaste a Tus Discípulos. Oh Señor, concédeme, a tu siervo(a) indigno(a), tu salvación en mi cama. Ilumina mi mente con la luz del entendimiento de Tu santo Evangelio. Ilumina mi alma con el amor de Tu Cruz. Ilumina mi corazón con la pureza de Tu pasión. Mantén mis pensamientos en Tu humildad y despiértame a su debido tiempo para glorificarte, porque Tú eres supremamente glorificado, con Tu Padre Eterno + y Tu Santísimo Espíritu para siempre.

R. Amén.

 

Oración de encomienda a Dios

Oh Señor, Dios nuestro, en tu bondad y amor por la humanidad, perdóname todos los pecados que he cometido hoy de palabra, obra o pensamiento. Concédeme un sueño tranquilo y sin interrupciones. Porque Tú eres el guardián de nuestras almas y cuerpos, y a Ti te rendimos gloria, + Padre, Hijo y Espíritu Santo.

 

Oración al ángel de la guarda 

Oh Ángel de Cristo, mi santo guardián y protector de mi alma y de mi cuerpo, perdóname todos mis pecados hoy. Líbrame de todas las artimañas del enemigo, para que no ofenda a Dios con ningún pecado. Ruega por mí, siervo(a) pecador(a) e indigno(a), para que me presentes digno(a) de la bondad y misericordia de la Santísima Trinidad y de la Madre de mi Señor Jesucristo, y de todos los santos.

R. Amén.

 

Oración a nuestros santos patronos 

Oren por mí, Oh Inmaculada Virgen María Madre de Dios, Santos José, Nicolás, Domingo, Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, y los Santos. NN (tu(s) santo(s) Patron/Patronos, porque con fervor vengo a ti, ayudador rápido e intercesor de mi alma.

 

Oración de San Pablo Cenobita a la Santísima Madre de Dios

Oh, Señora, Esposa de Dios, virginal, pura Inmaculada, sin mancha, sin vergüenza, ni deshonra, Yo que por Tu parto uníste nuestro estado caído y las cosas del Cielo: Oh Tú, única Esperanza de los desesperados, Auxilio de los oprimidos, pronta protección de los que huyen a Ti y refugio de todos los cristianos; no me desprecies que soy un(a) miserable pecador(a), que me he contaminado con pensamientos, palabras y obras inmundas, y en mi pereza me he convertidoen esclavo de las pasiones de la vida.

Ya que eres la Madre de Dios que es amante de la Humanidad, ten piedad, ten compasión de mí, un(a) pecador(a) y un(a) hijo(a) pródigo(a).

Acepta esta oración de mis labios impuros y, con el poder de Tu Maternidad, suplica a Tu Hijo, mi Señor y mi Dios, que me abra las profundidades de su bondad amorosa, perdone mis innumerables pecados, me convierta al verdadero arrepentimiento y me haga fiel a sus mandamientos.

Oh tú, que eres compasiva, sé mi compañera constante. En esta vida presente, acompáñame como intercesora, como una poderosa ayuda para apartar los asaltos de mis enemigos y para guiarme a la salvación.

En la hora de mi muerte, acompáñame para abrazar mi pobre alma y alejar la terrible visión de los malvados demonios. En el terrible Día del Juicio, líbrame del castigo eterno y hazme heredero(a) de la gloria de Tu Hijo, por la gracia y el amor a la humanidad de Tu Hijo, nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A Él, a su Padre eterno y a Su Espíritu todo santo, bueno y vivificante, enviamos toda la gloria, el honor y adoración, ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

R. Amén.

 

Oración de San Antíoco

Ahora que estamos a punto de acostarnos a dormir, concédenos, oh Maestro, el reposo de nuestra alma y de nuestro cuerpo. Presérvanos contra el sueño oscuro del pecado y contra cualquier satisfacción impura que deambule por las tinieblas de la noche;

Acalla los asaltos de nuestras pasiones, deten los dardos que insidiosamente nos lanza el Maligno. Calma las conmociones de nuestra carne y calma todos los sentimientos terrenales y mundanos dentro de nosotros. Concédenos, oh Señor, una mente atenta, pensamientos inocentes, un corazón sobrio, un sueño apacible libre de sueños malignos.

A la hora de la oración, despiértanos firmes en la práctica de tus mandamientos y siempre atentos a tus deseos. Danos la gracia de cantar Tu gloria durante toda la noche; para alabar, bendecir y glorificar tu todo honorable y magnífico Nombre, Padre + Hijo y Espíritu Santo, ahora y siemprey por los siglos de los siglos.

R. Amén.

 

Oración de intercesión  

Oh Señor, amante de la humanidad, perdona a los que nos odian y nos hacen mal; haz el bien a los que son buenos con nosotros. A nuestra familia y parientes, concede todas sus peticiones que conduzcan a la salvación y la vida eterna. Visita a los enfermos y concédales salud y fuerza. Guía a los que están en el mar. Viaja con quienes viajan por tierra y aire. Lucha junto a los cristianos. A los que nos sirven y son misericordiosos con nosotros, concédeles el perdón de los pecados. Ten piedad de quienes nos han pedido, indignos como somos, que oremos por ellos. Recuerda, Señor, a nuestros padres y parientes que se durmieron, y concédeles reposo donde resplandezca la luz de tu rostro. Señor, acuérdate de todos los cautivos y líbranos de toda desgracia. Recuerda, Señor, a los que llevan ofrendas y hacen buenas obras en Tus santas Iglesias y concédeles la salvación y la vida eterna. Por último, oh Señor, acuérdate de nosotros, siervos miserables y pecadores indignos: ilumina nuestras mentes con el conocimiento de ti, y condúcenos por el camino de tus mandamientos, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nuestra Señora, la Madre de Dios y Siempre Virgen María, y de todos los santos, porque eres bendita por los siglos de los siglos.

R. Amén.

 

Oración final  

Cuando esté a punto de acostarse en la cama, diga:

En tus manos, oh Señor Jesucristo, Dios mío, entrego mi espíritu, alma y cuerpo; + bendíceme + sálvame y + concédeme la vida eterna.

R. Amén.

Con los santos, da descanso, oh Cristo, a las almas de tus siervos donde no hay dolor,ni pena, ni suspiro, sino vida eterna. Toda mi esperanza la pongo en ti, oh Madre de Dios; guárdame bajo las alas de tu protección.

Ilumina mis ojos, oh Cristo Dios, no sea que me duerma en la muerte, y para que mis enemigos no digan: He prevalecido sobre él (ella). Gloria al Padre +, al Hijo y al Espíritu Santo.

Sé el defensor de mi alma, oh Dios, porque paso por encima de muchas trampas. Líbrame de ellas y sálvame, oh Bondadoso, en Tu amor por el hombre. Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

No cantemos en silencio a la gloriosa Madre de Dios, más santa que los santos ángeles, sino confesemos con el corazón y la boca que es la Madre de Dios, porque ella verdaderamente dio a luz a Dios encarnado por nosotros y ora sin cesar por nuestras almas.

R. Amén.

+ En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Los fieles se rocían a sí mismos, a su habitación y a su cama con agua bendita.

 

 

 (Cabading págs. 295-303)

 

Translated by the St. Michael Center

 

Deliverance Prayer Session for People or Places

This deliverance prayer session may be used for people or places (e.g. a house):

 

Perimeter Prayer

Lord Jesus Christ, in your love and mercy establish a perimeter of protection around N. and ourselves and all our loved ones, those who pray for us and their loved ones.  May the Holy Angels guard him/her/us and all our possessions, establishing a perimeter of protection around N., rendering him/her/us immune from any kind of demonic influence. I ask that any demons that should try to come against him/her/us be rendered deaf, dumb, and blind; that You would strip them of all weapons, armor, power, illusions, and authority; that You would bind, rebuke and disable them from communicating or interacting with each other in any way. Remove them, sending them directly to the foot of Thy Cross. Jesus, Son of the Most High, I ask this in Thy Glorious and Most Holy Name.

 

R. Amen

 

Reading from: John 1:1-14

In the beginning was the Word,

and the Word was with God,

and the Word was God.

He was in the beginning with God.

All things came to be through him,

and without him nothing came to be.

What came to be through him was life

and this life was the light of the human race, 

the light shines in the darkness, 

and the darkness has not overcome it.

A man named John was sent from God.

He came for testimony, to testify to the light,

so that all might believe through him.

He was not the light, but came to testify to the light.

The true light, which enlightens everyone, was coming into the world.

He was in the world, and the world came to be through him,

but the world did not know him.

He came to what was his own,

but his own people did not accept him.

But to those who did accept him he gave power to become children of God,

to those who believe in his name,

who were born not by natural generation nor by human choice 

nor by a man's decision but of God.

And the Word became flesh and made his dwelling among us,

and we saw his glory, the glory as of the Father's only Son,

full of grace and truth.

 

Prayers for Breaking Curses of the Occult

We ask God Almighty, through the Most Precious Blood of Jesus, to break any and all evil curses, pacts, spells, seals, hexes, vexes, triggers, trances, vows, demonic blessings, or any other demonic bondages sent against N. or us, or any of our loved ones or any of our possessions; May God bind them all and break them in the Name of the Father and of the Son + and of the Holy Spirit.  (3x)

 

Deliverance Prayer

Let us pray.

God of Heaven and earth, God of the Angels and Archangels, God of the Patriarchs and Prophets, God of the Apostles and martyrs, God of confessors and virgins, God Who have power to bestow life after death and rest after toil; for there is no other God than You, nor can there be another true God beside  You, the Creator of all things visible and invisible, Whose Kingdom is without end; we humbly entreat Your glorious Majesty to deliver us [and …. (Person and/or places)] by Your might from every influence of the accursed spirits, from their every evil snare and deception, and to keep us from all harm; through Christ Our Lord. 
All. Amen.
R. From the snares of the devil.
All. Lord, deliver us.
R. That You help Your Church to serve You in security and freedom. 
All. We beg You to hear us.
R. That You humble the enemies of holy Church. 
All. We beg You to hear us.

 

 

Prayer Invoking the Aid of Saint Michael the Archangel

St. Michael the Archangel, illustrious leader of the heavenly army, defend us in the battle against principalities and powers, against the rulers of the world of darkness and the spirit of wickedness in high places. Come to the rescue of mankind, whom God has made in His own image and likeness, and purchased from Satan’s tyranny at so great a price. Holy Church venerates you as her patron and guardian. The Lord has entrusted to you the task of leading souls of the redeemed to heavenly blessedness. Entreat the Lord of peace to cast Satan down under our feet, so as to keep him from further holding mankind captive and doing harm to the Church. Carry our prayers up to God’s throne, that the mercy of the Lord may quickly come and lay hold of the beast, the serpent of old, Satan and his demons, casting him in chains into the abyss, so that he can no longer seduce the nations.

 

Deliverance Prayer

To be said while showing the Cross and making the Sign of the Cross with it: 

+ Let God arise and let his enemies be scattered; and let those who hate Him Flee before His Presence. As smoke vanishes, so let them vanish; and as wax melts before the fire, so let the demons perish before the presence of those who love God and who sign themselves with the Sign of the Cross and say in gladness: Hail, most precious and life-giving Cross of the Lord, for You drive away the demons by the power of our Lord Jesus Christ who was crucified on You and who went down to Hell and trampled on the power of the devil, and gave us You, His venerable Cross, for driving away all enemies. O most precious and life-giving Cross of the Lord, help us, with all the Saints and Angels throughout the ages.

R. Amen. 

 

Deliverance Prayer

Lord, have Mercy. God, Our Lord, King of Ages, All powerful and Almighty, You Who made everything and who transformed everything simply by Your Will. You Who in Babylon changed into dew the flames of the “seven-times hotter” furnace and protected and saved the three holy children. You are the doctor and the physician of our souls. You are the salvation of those who turn to You. We beseech You to make powerless, banish, and drive out every diabolic power, presence, and machination; every evil influence, malefice, or evil eye and all evil actions aimed against Your servant... [persons]… and in this place …..[places]... where there is envy and malice, give us an abundance of goodness, endurance, victory and charity. O Lord, You who love us, we beg You to reach out Your powerful hands and Your most high and mighty arms and come to our aid. Help us, who are made in your image; send the Angel of Peace over us, to protect us body and soul. May God keep at bay and vanquish every evil power, every poison or malice invoked against us by corrupt and envious people. Then, under the protection of Your authority may we sing in gratitude, “The Lord is my salvation; whom should I fear? I will not fear evil because Thou art with me, my God, my strength, my powerful Lord, Lord of Peace, Father of all Ages.

 

Cleansing Prayers

Heavenly Father, in the Name of Jesus Christ our Lord and Savior; by the power of the Holy Spirit, we pray that the cleansing power of the precious blood of Your Son come upon us right now. 

Purify us and wash us clean with the blood of Jesus from the top of our heads down to the very soles of our feet. Let this blood penetrate the very marrow of our bones to cleanse us from any entanglement from whatever spirit we have come in contact with during the course of our intercession. Anoint us with the gifts of the Holy Spirit and refresh our body, soul, and spirit, and may the sign of Your holy cross drive away all evil spirits from us. 

In the Name of the Father + and the Son and of the Holy Spirit.

R. Amen. 

 

Or 

 

Lord Jesus, thank You for sharing with us Your wonderful ministry of healing and deliverance. Thank You for the healing we have seen and experienced today. But we realize that the sickness and evil we encountered are more than our humanities can bear. So cleanse us of any sadness, negativity, or despair that we may have picked up during the course of this ministry. 

If our ministry has tempted us to anger, impatience, or lust, cleanse us of those temptations and replace them with love, joy and peace. If any evil spirits have attached themselves to us or oppress us in any way, I command You, spirits of earth, air, fire, or water, of the netherworld or of nature, and all spirits not of the Holy Spirit to depart now and go straight to Jesus Christ, for Him to deal with as He wills. 

Come, Holy Spirit, renew us, fill us anew with Your power, love and joy. Strengthen us where we have felt weak and clothe us with Your light. Fill us with life. And Lord Jesus, please send your holy angels to minister to us and our families and to guard and protect us from all sickness, harm, and accidents and guard us on a safe trip home, and grant us a peaceful night’s rest. We praise You now and forever, + Father, Son, and Holy Spirit!

R. Amen.

 

Eliminación de objetos malditos

(Lo puede hacer un sacerdote o un laico)

 

1. Bendice el objeto con Agua Bendita.

En el nombre del + Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amen.

2. Corta los lazos, uniones y ataduras impuras entre el objeto y las fuentes de espíritus malignos a través de la “Oración para romper los lazos impuros”.   

En el Nombre de + Jesús, yo rompo cualquier atadura impura, unión, relaciones y esclavitud entre _______ (nombre del objeto) y todas las fuentes de espíritus malignos. (Repetir 3 veces)

Y yo ordeno a todos los espíritus relacionados con estas ataduras impuras, unión, y esclavitud que vallan inmediatamente a los pies de la cruz de nuestro Señor Jesucristo. 

3. Rezar la siguiente oración sobre el objeto ( si esta casado, rezar la siguiente oración con la esposa (el esposo):

Padre que estas en el cielo, te pedimos que ates y arrojes lejos de mi (nosotros) y de mi (nuestra) familia entera y de todos aquellos que han entrado en contacto con estos objetos cualquier entidad demoniaca que pueda haber estado unida a esos objetos. Te suplicamos por la Sangre de Jesús sobre estos objetos y recuperar cualquier terreno que el maligno me (nos) halla arrebatado debido a la presencia de estos objetos en mi (nuestro) hogar. Fortalece, Oh Señor, el cerco de protección que me rodea (que rodea a cada uno de nosotros) y a mi (nuestra) familia. Oh Señor, bendice a mi (nuestra) familia y a mi (nosotros). Ayúdanos amarte mas. También, te pido (pedimos) Señor, que estés con la persona que me (nos) dio este objeto y la (lo) liberes de cualquier esclavitud. Ayúdalos a comprender tus caminos y bendícelos. Yo (nosotros) te pedimos estas cosas por la intercesión de la Virgen María, Madre de Dios, los Santos Apóstoles, Pedro y Pablo, los Santos Arcángeles, San Miguel, Gabriel, y Rafael, San José, San Nicolás, San Domingo, y NN. (Patrón Santo/s), mi (nuestro) Ángel Guardián y todos los Santos y Ángeles del Cielo y poderosos en el Santo nombre de Tu Hijo, Jesucristo cuyo nombre hace temblar al infierno. Amen.    

4. Luego, destruir al objeto para que no se parezca a lo que era. Si es posible quemarlo. Si el objeto esta hecho de vidrio romperlo a pedazos. Si esta hecho de metal, tratar de romperlo por la mitad o golpearlo con un martillo para que pierda su forma original. Si esta hecho de madera córtelo en dos y si es de algún otro material, rómpalo en pedazos pequeños, desármelo o dáñelo lo mejor que pueda. Si no hay ninguna forma de romper el objeto, atarle una hoja de palma bendecida o una medalla bendecida de San Benito.

5. Si es posible enterrar el objeto, haga un hoyo en la tierra y coloque los pedazos del objeto en el hoyo. Nuevamente, mojar con Agua Bendita los pedazos del objeto y atar o colocar una medalla bendecida de San Benito encima de ellos, si no lo ha hecho en el paso 4. Luego, llene el hoyo con tierra enterrando los pedazos del objeto. Si el objeto es biodegradable y no va a contaminar el medioambiente, se puede tirar en un rio o arrollo.

6. Luego de enterrar el objeto (o de tirarlo en el rio o arrollo), bendecirse con Agua Bendita y la señal de la Cruz, decir un Padre Nuestro y tres Ave Marías.   

7. Rezar la siguiente oración para romper cualquier maldición que halla recibido por medio de este objeto (si es un matrimonio, cada uno debe rezar esta oración en forma individual) 

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, fortalecido por la intercesión de la Santísima Virgen María, Madre de Dios, de San José, de los Santos arcángeles, San Miguel, Gabriel y Rafael, de los Santos Apóstoles, Pedro y Pablo, San Nicolás y San Domingo, NN. (Patrón Santo/s), mi Ángel Guardián, y todos los Santos y poderoso en la Santa autoridad de Su Precioso y Maravilloso Nombre, te pido, Oh Señor Dios, que Tu rompas y disuelvas todas las maldiciones, maleficios, hechizos, sellos, votos y pactos satánicos, ataduras espirituales y ataduras del alma con fuerzas satánicas, malos deseos, sellos hereditarios, trampas, mentiras, obstáculos, engaños, desviaciones, influencias espirituales y toda clase de disfunción y enfermedades provenientes de cualquier fuente que haya sido puesta sobre mi. Padre celestial, por favor, reprime a estos espíritus malignos,  destruye sus efectos y échalos lejos de mi para que pueda continuar haciendo Tu Voluntad y cumplir la misión que tienes para nosotros para Tu Gloria Mayor.          

Gracias Padre por escuchar mi (nuestra) oración. Yo (nosotros) alabo (alabamos) Tu Santo Nombre, Te Adoro y Te Amo. Gracias por la sabiduría y luz de Tu Espíritu Santo. Gracias por permitirme a través del Espíritu Santo ser agresivo en contra de las obras del enemigo. Gracias por Tu esperanza la cual se lleva el desanimo, gracias por la continua victoria. “…Pero en todo esto salimos vencedores gracias a aquel que nos amo.” (Romanos 8:37). Padre, yo (nosotros) coloco mis enemigos en tus manos. Míralos con misericordia y no le reproches sus pecados. Bendigo (bendecimos) a cualquier persona que me (nos) halla maldecido y perdono a cualquier persona que me halla lastimado. Ahora, rezo por los que me han perseguido:

Un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.    

Oh, mi dulce Jesús, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las mas necesitadas de Tu Misericordia.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla…

8. Renuncie a su participación en cosas ocultistas y/o su propiedad de los objetos  y recupere el terreno que satan robo como resultado de su pecado o incluso por la sola propiedad del objeto (si esta casado, cada cónyuge debe rezar esta oración por separado):

Querido Padre del Cielo, fortalecida/o por la intercesión de la Inmaculada Madre de nuestro Dios, la Santísima Virgen María, por San José, por los Arcángeles San Miguel, Gabriel y Rafael, por los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, San Nicolás, San Domingo, NN. (Patrón San), mi Ángel Guardián, y todos los Santos y Ángeles en el cielo y poderoso en la Santa autoridad de Su Nombre, cancelo todo terreno que los espíritus malignos hayan ganado en mi vida y en la vida de mi familia a través de mi participación voluntaria en el pecado (o que yo haya adquirido por medio de los objetos de______ (nombrar el nombre del objeto)). Yo reclamo ese terreno perdido y mi vida por Cristo.      

R. Amen.

9. Si ha cometido pecado (usando el objeto) valla al Sacramento de la Reconciliación.

10. En la primera oportunidad que tenga, valla a Misa y ofrezca su vida, su familia y sus bienes a Dios.  

(Cabading, pp. 336-339)

 

 

Translated by the St. Michael Center

Oración Perimetral

 

Señor Jesucristo, por tu amor y misericordia, Te pido que establezca un perímetro de protección alrededor de N. y de mí y de todos nuestros seres queridos, aquellos que oran por nosotros y sus seres queridos. Que los Santos Ángeles lo protejan a (él / ella / nosotros) y todas nuestras posesiones, estableciendo un perímetro de protección alrededor de N., haciéndolo inmunes a cualquier tipo de influencia demoníaca. Pido que ningún vínculo demoníaco, puerta, entidad demoníaca, portal, proyección astral o espíritu invisible pueda entrar en el espacio de 100 yardas en todas las direcciones de él / ella / nosotros. Pido que todos los demonios que se encuentren en esta vecindad o que intenten entrar aquí se queden sordos, mudos y ciegos; que Tu los despojes de todas la armaduras, poder, ilusiones y autoridad; que Tú los ates, reprendas e inhabilites a ellos para que no puedan más comunicarse ni interactuar entre ellos de ninguna manera. Sácalos, enviándoles directamente al pie de Tu Cruz. Jesús, Hijo del Altísimo, te lo pido en Tu Glorioso y Santísimo Nombre. Amén.

Oración contra la opresión

 

Santa Trinidad, por la autoridad y los derechos que me has otorgado a mi por ley natural, Yo reclamo autoridad, derechos y poder sobre mi N. (salario, finanzas, posesiones, etc.) y cualquier cosa que se encuentre bajo opresión. Por los méritos de Tu Sagradas heridas, yo reclamo los derechos, poderes y autoridad sobre cualquier cosa que he perdido o he dado a cualquier demonio y te pido a Ti Señor que remuevas cualquier capacidad que los demonios tengan para influenciar cualquier cosa de mi vida. Dios Padre humilla a los demonios que han tratado de robarte Tu gloria oprimiendo a Tus criaturas. Te suplicamos que muestres Tu gran gloria y poder sobre ellos y Tu gran generosidad sobre mi, Tu indigna criatura, respondiendo a todo lo que te he pedido. Yo ato a todos los demonios de opresión, en el nombre de Jesús, por el poder de Su Preciosa Sangre, por el poder de la humildad con la cual Cristo sufrió Sus heridas,y por la intercesión de la Santa Virgen María, Virgen poderosa, San Miguel Arcángel, los Santos Apóstoles, Pedro y Pablo y todos los Santos y yo te ordenamos que salgas y vallas a los pies de la Santa Cruz a recibir tu sentencia en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

R. Amen  

 

Oración contra represalias

Señor Jesucristo, en tu amor y misericordia, derrama Tu Preciosa Sangre sobre nosotros para que ningún demonio o espíritu invisible pueda tomar represalia contra nosotros. María, cúbrenos con tu manto, impidiendo que cualquier espíritu maligno tenga autoridad sobre nosotros. San Miguel, defiéndenos con tu escudo, para que ningún espíritu maligno pueda vengarse de nosotros. Reina del Cielo y San Miguel, envíen las legiones de ángeles bajo su mando para luchar contra cualquier espíritu que busque hacernos daño. Todos ustedes, santos del cielo, impidan que cualquier espíritu maligno nos influya. Señor, Tú eres el Juez Justo, el vengador de los impíos, el Abogado de los Justos, te suplicamos en Tu misericordia, que todo lo que pedimos a María, a los ángeles y a los santos del cielo sea concedido también a todos nuestros seres queridos, a todas nuestras posesiones, los que oran por nosotros y sus seres queridos, para que por tu gloria podamos disfrutar de tu perfecta protección. Amén.

 

Translated by the St. Michael Center

 

Oración contra la brujería

(Del ritual greco-ortodoxo) Kyrie eleison. Dios, Señor nuestro, Rey de los siglos, todopoderoso y omnipotente, Tú que hiciste todo y que todo lo transformas simplemente por Tu voluntad; Tú que en Babilonia convertiste en rocío el horno siete veces más caliente y protegiste y salvaste a tres santos niños; Eres el doctor y el médico de nuestras almas. Tú eres la salvación de los que se vuelven a ti. Te suplicamos que dejes impotentes, destierres y expulses todo poder, presencia y maquinación diabólica; toda mala influencia, hechizo o mal de ojo y todas las malas acciones dirigidas contra Tus siervos. Donde haya envidia y malicia, danos abundancia de bondad, resistencia, victoria y castidad. Oh Señor, Tú que amas al hombre, te suplicamos que extiendas Tus poderosas manos y Tus poderosos brazos y envíes a los ángeles de la paz sobre nosotros, para protegernos en cuerpo y alma. Que él mantenga a raya y venza todo poder maligno, todo veneno maligno o malicia invocados contra nosotros por personas corruptas y envidiosas. Entonces, bajo la protección de Tu autoridad, cantemos con gratitud: El Señor es mi salvación, ¿a quién temeré? No temeré el mal porque tú estás conmigo, mi Dios, mi fuerza, mi poderoso Señor, Señor de paz, Padre de todos los tiempos. Sí, Señor Dios nuestro, ten compasión de tu imagen, y salva a tu siervo (sierva) N. de toda amenaza proveniente del hechizo, y protégelo(a) elevándolo(a) sobre todo mal. Te lo pedimos por intercesión de nuestra Santísima y gloriosa Señora, María siempre Virgen, Madre de Dios, de los más espléndidos arcángeles y de todos tus santos. Amén.

 

P. Gabriel Amorth - El diablo me tiene miedo

Oración para Romper Maldiciones de lo Occulto

 

Le pido a Jesús que ates, con su Preciosísima Sangre, todas y cualquiera de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, provocaciones, trances, votos y promesas, bendiciones demoníacas, vudú o cualquier otra esclavitud demoníaca enviada contra N. o contra mí, o cualquiera de nuestros seres queridos o cualquiera de nuestras posesiones; Le pido que los ate a todos y los quebrante en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. (Tres veces)

Otra forma

Le pido a Jesús que ates a los espíritus malignos asociados con todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, provocaciones, trances, votos, bendiciones demoníacas o cualquier otra esclavitud demoníaca enviada contra N. o contra mí, o contra cualquiera de los demás. nuestros seres queridos o cualquiera de nuestras posesiones, y te pido que ates a todos los espíritus malignos por separado e individualmente y que rompas todos los sellos. En el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. (Tres veces)

 

Translated by the St. Michael Center

Oración para romper el muro construido alrededor del corazón

 

Para romper un muro que tiene una causa demoníaca, a veces todo lo que se necesita es atar el muro que envuelve el corazón con la Sangre de Jesús, y / o romperlo tres veces con estas u otras palabras similares.

Ato este muro que está alrededor del corazón de N. con la Sangre de Jesús y lo rompo en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo.

A veces, cortar la conexión del demonio con la pared ayudará a comenzar el proceso de caída de la pared del lado de la persona con la pared.

(Ripperger, Oración de liberación para uso de los laicos, 40-41)

 

Oración por la propia liberación

Santo Padre, Dios omnipotente y misericordioso, en el nombre de Jesucristo y por intercesión de la Virgen María, envía tu Espíritu Santo sobre mí; Que el Espíritu del Señor descienda sobre mí, me moldee, me forme, me llene, me oiga, me use, me sane, eche fuera de mí todas las fuerzas del mal, las aniquile, las destruya, para que yo pueda estar bien y hacer el bien. Echa fuera de mí todos los hechizos, hechicería, magia negra, misas negras, mal de ojo, ataduras, maldiciones, infestación diabólica, posesión diabólica, obsesión diabólica, todo lo que es malvado; pecado, envidia, celos, perfidia, discordia, impureza, enamoramiento; enfermedades físicas, psíquicas, morales, espirituales y diabólicas. Quema todos estos males en el infierno, para que nunca más me toquen a mí ni a ninguna otra criatura del mundo. En el nombre de Jesucristo nuestro Salvador, por intercesión de la Inmaculada Virgen María, ordeno y mando a todos los espíritus inmundos, a todas las presencias que me molestan, que me dejen inmediatamente, que me dejen definitivamente y, encadenados por San Miguel el Arcángel, por San Gabriel, por San Rafael, por mi ángel de la guarda, aplastados bajo el talón de la Santísima Virgen Inmaculada, se vayan al abismo eterno. Dame, oh Padre, mucha fe, alegría, salud, paz y todas las gracias que necesito. Señor Jesús, que Tu Preciosísima Sangre esté sobre mí. Amén.

 

Padre Gabriel Amorth - El diablo me tiene miedo

Una Oración de Liberación del P. Gabriele Amorth

 

Oh Jesús nuestro Salvador, mi Señor, mi Dios, y mi todo, con tu sacrificio en la Cruz nos redimiste y derrotaste el poder de Satanás. Te ruego que me liberes de toda influencia maligna.

Te pido en tu nombre,  por tus heridas,  por tu sangre, por tu Cruz, y por la  intercesión de María, Inmaculada y Dolorosa.

Que la sangre y el agua que fluyen de tu costado me laven para purificarme, librarme, y sanarme.

Amén.

 

 

Translated by the St. Michael Center

 

Oración a María por la Liberación (San Pío X)

Augusta Reina del Cielo, soberana Reina de los Ángeles, tú que al principio recibiste de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de Satanás, te suplicamos humildemente, envía tus legiones celestiales para que por tus órdenes y por tus poderes rastrees demonios, luches contra ellos en todas partes, frenes su audacia y los sumerjas en el abismo. ¡Oh, Madre divina! envíanos tus ángeles y arcángeles para defendernos, para velar por nosotros. Santos ángeles y arcángeles, defiéndannos, protéjannos. Amén.

 

P. Gabriel Amorth - El diablo me tiene miedo

 

Translated by St. Michael Center

 

Oración Para Protección de las Facultades

Señor Jesucristo, te pido que derrames Tu Preciosa Sangre que fluye de Tu Corazón herido sobre mi y a mi poder cogitativo, memoria, imaginación, poder de sentido común, apetitos sensibles, mi vista, oído, gusto, tacto y olfato, (y cualquier otra parte del cuerpo que la están afectando) expulsando a los demonios al pie de tu cruz para seren juzgados por ti. En el nombre del Padre, del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.

 

 

Translated by the St. Michael Center

 

Oración para Eliminar Espíritus Generacionales

Señor Jesucristo, Hijo Encarnado de Dios Padre, Tú que has elegido entrar en la historia de la humanidad al ser llevado en el vientre de tu Santísima Madre María, te ruego que ates y bloquees a los demonios que hayan sido introducidos en mi línea generacional por cualquiera de mis antepasados ​​no permitiendo que pasen a las generaciones siguientes. Te pido a Ti que, si el espíritu maligno entró en la línea generacional por el pecado de uno o más de mis antepasados, les perdones el castigo temporal debido a su pecado y que nos liberes de la actividad del demonio en nuestras vidas. Santísima Virgen, te pedimos que ofrezcas el Precioso Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de tu Hijo a Dios el Padre en reparación por los pecados de aquellos antepasados ​​que pudieron haber introducido espíritus malignos en mi línea generacional, así como los pecados posteriores. Que puede haber resultado de los espíritus malignos que afectan a los de la línea generacional. Si algún espíritu maligno ha sido introducido en mi línea generacional como resultado de una maldición o maleficio hecho por alguien ajeno a mi familia, te pido que me des la gracia de perdonarlo de todo corazón y te pido a Ti, Jesús, que rompas la maldición o maleficio, si todavía está en su lugar. Dios Padre, los perdono por cualquiera de los efectos de su pecado que puedan haber cometido contra mi línea familiar y por cualquier daño que pueda haber causado. Jesús, te pido que me perdones de cualquier pecado que pueda ser el resultado de algún espíritu generacional en mi familia y te pido que bloquees cualquier poder que los espíritus malignos puedan haber ganado en mi línea generacional como resultado de mi propio pecado. Sana cualquier daño en la vida de los miembros de mi familia como resultado del espíritu generacional. Ato y rechazo totalmente y absolutamente, con toda la fuerza de mi voluntad, cualquier pecado o defecto espiritual mío, así como cualquier tentación, atractivo o poder que cualquier espíritu generacional pueda tener sobre mí como resultado de mi pecado o del pecado de cualquier persona. otra persona. Hago esto en los Santos Nombres de Jesús y María y en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

 

Translated by the St. Michael Center

 

Oración a San José Terror de los demonios

San José, Terror de los Demonios, echa tu mirada solemne sobre el diablo y todos sus secuaces, y protégenos con tu poderoso bastón. Huiste durante la noche para evitar los malvados designios del diablo; ahora, con el poder de Dios, ¡derrota a los demonios que huyen de ti! Oremos, concede protección especial a los niños, los padres, las familias y los moribundos. Por la gracia de Dios, ningún demonio se atreve a acercarse mientras estás cerca, así que te suplicamos que estés siempre cerca de nosotros.

Amén.

Del P. Calloway: Consagración a San José.

 

Translated by the St. Michael Center

Oración a la Santísima Virgen María

 

Augusta Reina del Cielo, soberana Reina de los Ángeles, tú que al principio recibiste de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de Satanás, te suplicamos humildemente, envía tus legiones celestiales para que por tus órdenes y por tus poderes rastrees demonios, luches contra ellos en todas partes, frenes su audacia y los sumerjas en el abismo. ¡Oh, Madre divina! envíanos tus ángeles y arcángeles para defendernos, para velar por nosotros. Santos ángeles y arcángeles, defiéndannos, protéjannos. Amén.

 

P. Gabriel Amorth - El diablo me tiene miedo

 

Translated by the St. Michael Center

 

Oraciones para Romper Maldiciones Masónicas

Si usted o alguno de sus antepasados ha sido miembro de una organización masónica, le recomendamos que haga estas oraciones. Es aconsejable que primero lea todas las oraciones detenidamente para que conozca lo que conllevan. Es mejor hacer estas oraciones en voz alta, teniendo a un Católico practicante presente como testigo. Existen diferencias entre la masonería “Brititish Commonwealth” y la masonería “American & Prince Hall” dentro de los grados más altos. Los grados que están relacionados únicamente con la masonería americana están marcados con tres estrellas al principio de cada párrafo.

Dios Padre, Creador del cielo y la tierra, vengo a Ti en el nombre de Tu hijo Jesucristo. Vengo como pecador buscando el perdón y la limpieza de todos los pecados cometidos contra Ti y a los otros hechos en Tu imagen. Yo honro a mi padre y madre terrenal, a todos mis antepasados de carne y sangre, a los de espíritu por adopción, y padrinos; pero yo absolutamente rechazo y renuncio todos los pecados de mis antepasados. Yo perdono a todos mis antepasados por los efectos que sus pecados han tenido en mí y en mis hijos. Yo confieso y renuncio todos mis propios pecados. Yo renuncio y reprendo a Satanás y todo poder espiritual proveniente de el que me está afectando a mi o a mi familia. Yo renuncio y abandono absolutamente todo involucramiento que yo, o cualquiera de mis antepasados, ha tenido en la masonería, en cualquier otra logia, y arte. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio y corto absolutamente la hechicería/brujería, el espíritu principal detrás de la masonería, y renuncio y corto absolutamente a Baphomet, a el espíritu del anticristo, y a los espíritus de muerte y de engaño. Yo renuncio la inseguridad, el amor a las posiciones de poder, el amor al dinero, la avaricia, la codicia, y el orgullo que llevó a mis antepasados a practicar la masonería. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio todos los miedos que los mantuvieron dentro de la masonería, especialmente el miedo a la muerte, el miedo a los hombres, y el miedo a confiar en otros.

Yo renuncio toda posición que yo o cualquiera de mis antepasados ha ocupado en una logia, incluyendo la posición de “Maestro”, “Maestro de Adoración” y cualquier otra posición. Yo renuncio el llamar a cualquier hombre “Maestro”, porque Jesucristo es mi único Maestro y Señor, y Él prohíbe que se le dė ese título a otros. Yo renuncio al atrapamiento de otros dentro de la masonería, y el observar la desvalidez de otros durante los rituales. Yo renuncio el efecto de la masonería transferido a mi por cualquier antepasado femenino que puede o no haberse sentido desconfiado o rechazado por su esposo cuando el entró y asistió a una logia, y rehusó informarle de sus actividades secretas. Yo también renuncio toda obligación, juramento, y maldiciones emitidas por los miembros de mi familia femeninos que han sido miembros de alguna de las Órdenes Masónicas de Mujeres, la Orden de la Estrella Oriental, o cualquier otra organización masónica y oculta.

 

Grado 33 y Supremo

En el nombre de Jesucristo, y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio todo juramento hecho y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Tercero Grado Supremo de la Masonería, el Soberano Gran Inspector General. Yo renuncio la contraseña secreta, DEMOLAY HIRUM, ABIFF, FREDERICK OF PRUSSIA, MICHA, MACHA, BEALIM, y ADONAI, y todos sus significados. Yo renuncio todas las obligaciones de todo grado masónico, y todos los castigos invocados. Yo renuncio y absolutamente abandono al Gran Arquitecto del Universo, que se ha revelado en este grado que es Lucifer, y su falso reclamo de ser la paternidad universal de Dios.

Yo renuncio el lazo alrededor del cuello. Yo renuncio al deseo de muerte que el vino bebido de una calavera humana se convierta en veneno, y los brazos fríos del esqueleto que fue invitado como castigo si el juramento de este grado fuese violado. Yo renuncio los tres asesinos infames del Gran Maestro, la ley, propiedad y religión, y la codicia y la brujería envuelta en el intento de manipular y controlar al resto de la humanidad. En el nombre de Dios Padre, Jesucristo el Hijo, y el Espíritu Santo, yo renuncio y rompo las maldiciones involucradas en la idolatría, blasfemia, secreto y engaño de la masonería en todos sus niveles, y yo me apropio de la Sangre de Jesucristo para que me lave de todas las consecuencias de estas maldiciones en mi vida. Yo ahora revoco todo consentimiento a ser engañado que fue dado previamente por mi o por cualquiera de mis antepasados.

 

Logia Azul

En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio el juramento hecho y las maldiciones involucradas en el Primer Grado, o “Aprendiz Ingresado”, especialmente sus efectos en la garganta y la lengua. Yo renuncio los Ojos Vendados y sus efectos en el espíritu, las emociones y los ojos, incluyendo toda confusión, miedo a la oscuridad, miedo a la luz, y miedo a ruidos repentinos. Yo renuncio a la ceguera de la verdad espiritual, la oscuridad del alma, la imaginación falsa, la condescendencia, y al espíritu de la pobreza causado por el ritual de este grado. Yo también renuncio la usurpación del pacto matrimonial al quitarse el anillo matrimonial. Yo renuncio la palabra secreta, BOAZ, y todo lo que significa. Yo renuncio el cierre de serpiente en el delantal, y el espíritu de Pitón que fue invitado para exprimir la vida de mi espíritu. Yo renuncio las enseñanzas antiguas paganas de Babilonia y Egipto, y el simbolismo del “Primer Tablero de Rastreo”. Yo renuncio el mezclar y entrelazar de la verdad con el error, la mitología, las fabricaciones y mentiras enseñadas como verdad, y la deshonestidad por parte de los líderes en cuanto al verdadero conocimiento del ritual y la blasfemia de este grado de masonería. Yo renuncio la presentación de toda dirección del compás, ya que la Tierra y todo lo que habita en ella le pertenece al Señor. Yo renuncio el lazo alrededor del cuello, el miedo a ahogarse, y todo espíritu de asma, fiebre de heno, enfisema, o cualquier otra dificultad respiratoria. Yo renuncio el ritual con una daga, la punta del compás, una espada o lanza contra del pecho; el miedo a la muerte por dolor a causa de apuñalamiento; y el miedo a un ataque al corazón de este grado. Yo renuncio el secreto absoluto exigido bajo el juramento de brujería y sellado al besar el Volumen de La Ley Sagrada. Yo también renunció al arrodillarse frente a la divinidad falsa conocida como el Gran Arquitecto del Universo, y humildemente le imploro al único y verdadero Dios que me perdone por esta idolatría, en el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María.

Yo renuncio al orgullo de tener buen carácter y estar en buen estado requerido antes de entrar a la masonería, y como resultado la autojustificación de sentir que soy suficientemente bueno para estar en la presencia de Dios sin la necesidad de un Salvador. Ahora, yo rezo por sanación de la ... (garganta, cuerdas vocales, pasajes nasales, senos nasales y los tubos bronquiales etc.) para la sanación del hablar, y la liberación y el derramamiento de la Palabra de Dios a mi y desde a mi a mi familia.

En nombre de Jesucristo y bajo la intercesión de la Virgen María, Yo renuncio a las promesas hechas y maldiciones involucradas en el Segundo Grado o Compañero de la Masonería, especialmente las maldiciones en el corazón y el pecho. Yo renuncio a las palabras secretas de SHIBBOLETH y JACHIN, y a todo su significado. Yo renuncio a las enseñanzas y símbolos antiguos y paganos de los Tableros de la Logia de Segundo Grado. Yo renuncio a las señales de reverencia al “Principio Generativo”. Corto toda adición emocional, apatía, indiferencia, incredulidad e ira profunda de mi parte y mi familia. En el nombre de Jesucristo, yo rezo por la sanación de ...(el pecho, pulmón, zona del corazón) y por la sanación de mis emociones, y pido ser sensible al Espíritu Santo de Dios. En el nombre de Jesucristo y por intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio a las promesas hechas y las maldiciones involucradas en la Tercera Orden o Maestro Masónico, especialmente en las maldiciones en el estomago y zonas de la matriz. Yo renuncio a las palabras secretas TUBAL CAIN y MAHA BONE, y todo lo que esas palabras significan. Yo renuncio a las enseñanzas paganas y a los símbolos del Tablero de la Tercer Orden usados en los rituales. Yo renuncio al espíritu de la muerte, los golpes a la cabeza hecho como un ritual de muerte, y temor a la muerte, martirio falso, temor a los ataques de pandillas, asalto o violaciones e impotencia de este Grado. Yo renuncio a caer en el ataúd o camilla involucrada en el ritual de asesinato. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio a Hiram Abiff, el falso Salvador de los Masones revelado en este Grado. Yo renuncio la falsa resurrección de este Grado, porque solo Jesucristo es la resurrección y la vida! En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo rezo por la sanación de ... (el estomago, la vesícula, la matriz, el hígado y cualquier otro órgano en mi cuerpo afectado por la Masonería), y yo pido por una lluvia de compasión, y entendimiento para mi y mi familia. Yo renuncio al ritual pagano de “el Punto dentro del Circulo” con todas sus ataduras y culto al falo. Yo renuncio al símbolo “G” y su oculto simbolismo y esclavitud pagana. Yo renuncio al misticismo ocultista del piso de mosaico cuadrado negro y blanco con teselado y a la estrella ardiente de cinco puntas. Yo renuncio al Tercer Ojo que todo lo ve de la masonería o al Horus en la frente y su pagano y oculto simbolismo. Yo ahora cierro ese tercer ojo y toda habilidad oculta de ver dentro del reino espiritual, en el nombre del Señor Jesucristo, y coloco mi confianza en el Espíritu Santo enviado por Jesucristo y en la Santa Iglesia Católica Romana por todo lo que necesito saber sobre asuntos espirituales. Yo renuncio a todas las falsas comuniones tomadas, a todas las burlas del trabajo redentor de Jesucristo en la cruz del Calvario, toda incredulidad, confusión y depresión. Yo renuncio y abandono la mentira de la Masonería de que el hombre no es pecador, pero simplemente imperfecto, y puede redimirse a el mismo a través de buenas obras. Yo me alegro de que la Iglesia Católica enseña que yo no puedo hacer nada para merecerme mi salvación sin la Gracia de Dios la cual viene a través de la Cruz del Calvario. Yo renuncio a todo miedo a la locura, angustia, deseos de muerte, suicidio y muerte en el nombre de Jesucristo. La muerte fue conquistada por Jesucristo, y solo El tiene las llaves de la muerte y el infierno, y yo me allegro que ahora El tiene mi vida en sus manos. El vino a darme vida en forma abundante y eterna, y yo creo en Sus promesas. Yo renuncio a toda la ira, odios, pensamientos asesinos, venganza, represalias, apatía espiritual, religión falsa, toda incredulidad, especialmente incredulidad en la Iglesia Católica Romana, la cual es el único medio divinamente establecido de salvación. Yo renuncio a toda búsqueda espiritual dentro de las religiones falsas.

 

El rito de York

Yo renuncio y abandono a los juramentos tomados y a las maldiciones del grado del rito York de la Masonería. Yo renuncio a Mark Lodge, y la marca en forma de cuadrados y ángulos que marcan a la persona de por vida. Yo también renuncio a la joya o talismán oculto que pudo haberse hecho de la firma de esta marca y usado en las reuniones de lodge; el Grado de Maestro de Marca con su palabra secreta JOPPA, y sus penalidades de tener la oreja derecha golpeada y la maldición de sordera permanente, y la mano derecha cortado por ser un impostor. Yo también renuncio y abandono los juramentos hechos y las maldiciones involucradas en los otros grados del rito York, incluyendo Maestro del Pasado, con la penalidad de tener mi lengua partida desde la punta hasta la raíz; y del Grado Muy Excelente Maestro, con la penalidad de que abran mi pecho y remuevan mi corazón y órganos vitales para que se pudran en la colina de estiércol.

 

Grado Santo Arco Real

En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones que envuelven al grado santo Real Arco especialmente la promesa de extraer la cabeza del cuerpo y exponer los cerebros bajo el sol ardiente. Yo renuncio al falso nombre secreto de Dios, JAHBULON, y declare rechazo total a toda adoración a los falsos dioses paganos, Bul o Baal, y On or Osiris. Yo también renuncio a la contraseña, AMMI RUHAMAH y todo lo que significa. Yo también renuncio a la comunión falsa o Eucaristía tomada en este grado, y todas las burlas, escepticismo y incredulidad sobre el trabajo redentor de Jesucristo en la Cruz del Calvario y el escepticismo y la burla del Santo Sacrificio de la Misa como participación en el Sacrificio del Calvario. Yo corto todas estas maldiciones y sus efectos en mi y mi familia en el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, y yo rezo por ... (la sanación del cerebro, la mente etc.) Yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones involucradas en el Grado de Maestro Real del Rito de York; el Grado Maestro Elegido con sus penalidades de tener mis manos amputadas, y que mis ojos sean removidos de sus cuencas, y tener mi cuerpo descuartizado y arrojado entre la basura del Templo. Yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones que involucran al Grado Súper Excelente Maestro junto con las penalidades de que corten mis pulgares, que mis ojos pierdan la Mirada, y mi cuerpo atado con grillos y latón sea transportado captivo a una tierra extraña; y también de la Orden de los Caballeros de la Cruz Roja, junto con la pena de que derriben mi casa y que me cuelguen de las maderas expuestas. Yo Renuncio al Grado de Caballeros Templarios y las palabras secretas de KEB RAIOTH, y también al Grado de Caballeros de Malta y las palabras secretas MAHER-SHALAL-HASH-BAZ. Yo renuncio a los votos tomados en un cráneo humano, las espadas cruzadas y la maldición y deseo de muerte de Judas de que le cortaran la cabeza y la colocaran sobre la torre de una iglesia. Yo Renuncio a la comunión impía y especialmente a beber de un cráneo humano en muchos Ritos, especialmente como una burla de la Sagrada Eucaristía y la Sagrada Comunión.

Rito antiguo y aceptado o escocés (solo los grados 18, 30, 31, 32 y 33 se operan en los países de la Riqueza Commun británica).

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penalizaciones involucradas en las Logias de Estados Unidos y Gran Oriente, incluyendo el Maestría Secreta, su contraseña secreta de ADONAI y sus penalizaciones;

*** de la Maestría Perfecta, su contraseña secreta de MAH-HAH-BONE, y su pena de ser golpeado a la Tierra con un mazo;

*** del Grado del Secretario Íntimo, su contraseña secreta de JEHOVÁ utilizada blasfemamente, y sus penas por tener mi cuerpo disecado y por tener mis órganos vitales cortados en pedazos y arrojados a las bestias del campo; Tierra;

*** del Preboste y Grado de Juez, su contraseña secreta de HIRUM-TITO-CIVI-KÝ, y la pena de que me corten la nariz;

. *** del Grado Intendente del Edificios, de su contraseña secreta AKAR-JAI-JAH, y la pena de que me saquen los ojos, me corten el cuerpo en dos y expongan mis intestinos;

*** del Grado de los Caballeros Elegidos de los Nueve, su contraseña secreta NEKAM NAKAH, y su pena de que me corten la cabeza y me peguen en el poste más alto del Este;

*** del Grado Ilustre Electo de los Quince, con su contraseña secreta ELIGNAM, y sus penas por tener mi cuerpo abierto perpendicularmente y horizontalmente, las entrañas expuestas al aire durante ocho horas para que las moscas puedan atacarlas y para que me corten la cabeza y la coloquen en un pináculo alto;

*** del Grado Sublime Caballeros Electos de los Doce, su contraseña secreta STOLKIN-ADONAI, y su pena de que me corten la mano en dos;

*** del Grado del Gran Maestro Arquitecto, su contraseña secreta RAB-BANAIM y sus penalidades

*** del Grado del Caballero del Noveno Arco de Salomón, su contraseña secreta JEHOVÁ, y su pena de que mi cuerpo sea entregado a las bestias del bosque como presa;

*** del Grado Grande Elegido, Perfecto y Sublime Mason, su contraseña secreta y su pena de tener mi cuerpo abierto y mis intestinos dados a los buitres para comer;

 

Concilio de la princesa de Jerusalén

*** de los Caballeros del Oriente, su contraseña secreta RAPH-O-DOM, y sus penalizaciones;

*** del Grado de Príncipe de Jerusalém contraseña secreta TEBET-ADAR, y su pena de ser desnudado y que me perforen el corazón con una daga ritual, Capítulo de la Rosa Croix

*** del Grado Caballero del Oriente y Ocidente, su contraseña secreta ABADDON, y sus penalizaciones; pena de incurrir en la ira severa del Creador Todopoderoso del Cielo y la tierra;

 

18 grado

Yo Renuncio a los juramentos y las maldiciones y penas involucradas en el Decimoctavo Grado de la Masonería, el Más Sabio Soberano Caballero del Águila y el Pelicano y el Soberano Príncipe Rosacruz de Heredom. Renuncio y rechazo el espíritu de brujería de Pelicano, así como la influencia oculta de los Rosacruces y la Kabbala en este grado. Yo Renuncio a la afirmación de que la muerte de Jesucristo fue una “terrible calamidad,” y también la burla deliberada y la torsión de la doctrina Cristiana de la Expiación. Yo Renuncio a la blasfemia y al rechazo de la deidad de Jesucristo, y las palabras secretas IGNE NATURA RENOVATUR INTEGRA y su ardor. Yo Renuncio a la burla de la comunión tomada en este grado, incluyendo una galleta, sal y vino blanco, especialmente como una burla de la Sagrada Eucaristía y la Sagrada Comunión.

 

Consilio de Kadosh

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penalidades involucradas en el Gran Pontífice, su contraseña secreta EMMANUEL y sus sanciones;

*** del Grado Gran Maestro de Logias Simbólicas, sus contraseñas secretas JEKSON y STOLKIN, y las sanciones;

*** del Grado Noaquita o Caballero Prusiano, su contraseña secreta PELEG y sus sanciones;

***del Grado Caballero Real Acha (Principe del Libano), su contraseña secreta NOAH- BEZALEEL- SODONIAS, y sus sanciones;

*** del Grado Jefe del Tabernáculo, su contraseña secreta URIEL-JEHOVAH, y su penalidad de que estoy de acuerdo en que la Tierra se abra y me engulle hasta el cuello para que perezca;

*** del Príncipe del Tabernáculo, y su castigo es que me lapidaran y dejara que mi cuerpo se pudriera por encima del suelo;

*** del Grado Caballero de la Serpiente de Bronce, su contraseña secreta MOSES- JOHANNES, y su pena de que me coman el corazón las serpientes venenosas;

*** del Príncipe de la Misericordia, su contraseña secreta GOMEL, JEHOVAH-JACHIN, y su pena de condena y rencor por todo el universo;

*** del Grado Caballero Comandante del Templo, su contraseña secreta SOLOMON, y su pena de recibir la ira más severa del Dios Todopoderoso infligido sobre mí;

*** del Grado Caballero Comandante del Sol, o Príncipe Adepto, su contraseña secreta STIBIUM, y sus penalidades por tener mi lengua empujada con un hierro candente, mis ojos arrancados, mis sentidos de que me quiten el olfato y el oído, de que me corten las manos y, en esa condición, dejen que los animales voraces me devoren, o de que me los aligeren del cielo;

*** del Grado Gran Caballero Escocés de San Andres, su contraseña secreta NEKAMAH-FURLAC y sus sanciones;

*** del Grado Gran Potifice del Consejo de Kadosh, su contraseña secreta EMMANUEL y sus sanciones;

Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Grado de la Masonería, el Gran Caballero Kadosh y el Caballero del Águila Blanca y Negra. Renuncio a las contraseñas secretas, STIBIUM ALKABAR, PHARASH-KOH y todo lo que significan.

 

Príncipes Sublimes del Secreto Real.

Yo Renuncio a los juramentos y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Primer Grado de la Masonería, el Gran Comandante Inspector Inquisidor. Renuncio a todos los dioses y diosas de Egipto que son honrados en este grado, incluyendo a Anubis con la cabeza del carnero, el dios Osiris el Sol, Isis la hermana y esposa de Osiris y también la diosa de la luna. Renuncio al Alma de Cheres, el falso símbolo de la inmortalidad, la Cámara de los muertos y la falsa enseñanza de la reencarnación. Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Segundo Grado de la Masonería, el Príncipe Sublime del Secreto Real. Renuncio a las contraseñas secretas, PHAAL / PHARASH-KOL y todo lo que significan. Yo Renuncio a la falsa deidad trinitaria de Masonería, AUM, y sus partes; Brahma el creador, Vishnu el conservador y Shiva el destructor. Yo Renuncio a la deidad de AHURA-MAZDA, el pretendido espíritu o fuente de toda luz, y la adoración con fuego, que es una abominación a Dios, y también el beber de un cráneo humano en muchos Ritos.

 

Shriners (Aplica solo en Norteamérica)

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penas involucradas en la Antigua Orden Árabe de los Nobles del Santuario Místico. Yo Renuncio a la perforación de las bolas de ciclismo con una cuchilla de tres filos, el desgarro de los pies, la locura y la adoración del falso dios Alá como el dios de nuestros padres. Renuncio al engaño, al falso simulacro, al falso simulacro, al simulacro de beber la sangre de la víctima, al simulacro de perro que orina al iniciado y al ofrecimiento de orina como conmemoración.

 

Todos los demás grados

Yo Renuncio a todos los otros juramentos tomados, los rituales de cualquier otro grado y las maldiciones involucradas. Estos incluyen los Grados Aliados, la Cruz Roja de Constantino, la Orden del Monitor Secreto y la Real Orden Masónica de Escocia. Renuncio a todas las demás logias y sociedades secretas, incluidas la masonería del Principe Hall, las logias del Gran Oriente, el Mormonismo, la Orden del Amaranto, la Real Orden de los Bufones, la Orden de Oddfellows de la Unidad de Manchester, los Búfalos, los Druidas, los Forestales, las Logias Naranja y Negra, los Alces, y las Aguilas de Alojan, Ku Klux Klan, The Grange, Woodmen of the World (Leñadores del Mundo), Riders of the Red Robe, los Caballeros de Pitias, la Orden Mística de los Profetas Velados del Reino Encantado, las Órdenes Femininas de la Estrella del Oriente, de las Damas del Santuario Oriental, y del Santuario Blanco de Jerusalén, la orden de las niñas de las Hijas de la Estrella de Oriente, las Órdenes Internacionales de las Hijas de Job, y del Arco Iris, y la Orden de De Molay de los niños, y sus efectos en mí y toda mi familia.

Señor Jesús, porque deseas que esté totalmente libre de todas las ataduras ocultas, quemaré todos los objetos en mi posesión que me conectan con todas las logias y organizaciones ocultas, incluida la masonería, la brujería y el Mormonismo, y todos los artículos de regalo, delantales, libros de rituales, anillos y otras joyas. Renuncio a los efectos que estos u otros objetos de la Masonería, incluyendo la brújula y el cuadrado, han tenido sobre mi o mi familia, en el nombre de Jesús y la Santísima Virgen María.

Yo renuncio a todo espíritu maligno asociado con los Masones, brujería, otros pecados, y yo ordeno en nombre de Jesús y la intercesión de la Virgen María que Satanás y todo espíritu maligno sean atados y que ahora mismo se aparten, me dejen, no me toquen o sean dañinos a nadie y que se vayan al lugar designado por el Señor Jesús para que nunca vuelvan a mi o mi familia. Invoco en el nombre de Jesús que me aparte de esos espíritus de acuerdo con las promesas del Señor. Yo pido ser liberado de todo espíritu de enfermedad, maldición, aflicción, adicción o alergia asociada con pecados que ya he confesado y renunciado. Solo me rindo a Dios Espíritu Santo excluyendo espíritus que hayan sido parte de vida en pecado.

(Si es oportuno, todos los participantes deben ser invitados a en sinceridad hacer lo siguiente: )

(1) A simbólicamente remover la venda y dársela a Dios para su disposición;

(2) de la misma manera, a simbólicamente remover el velo de luto;

(3) a simbólicamente cortar y quitar la soga alrededor de mi cuello, recogerla junto con el cable de remolque (cabletow) bajando el cuerpo, y darsenlos todo al Señor para su disposición;

(4) renunciar al pacto de matrimonio de la falsa masonería quitando el anillo del cuarto dedo de la mano derecha del falso pacto y lo entrego al Señor para su disposición;

(5) a simbólicamente remover las cadenas y esclavitud de tu cuerpo a la masonería

(6) a simbólicamente a remover el ropaje y armadura, especialmente el delantal;

(7) Invitar a los participantes a arrepentirse y pedir perdón por haber caminado sobre toda tierra impura, incluyendo logias de Masonería y templos de los Mormones o cualquier organización de ocultismo/Masonico.

(8) A simbólicamente quitarse la bola y cadena de atadura de los tobillos.

(9) Proclamar que Satanás y sus demonios ya no tienen ningún derecho legal para engañar y manipular a la persona que está buscando ayuda.)

Espíritu Santo, te pido que me muestres cualquier otra cosa que necesito hacer o rezar para que mi familia y yo estemos totalmente libres de las consecuencias de la Masonería, brujería, Mormonismo y a todo paganismo y ocultismo.

Dios Padre, humildemente te pido que, por la Preciosa Sangre de Jesús, Tu Hijo y mi Salvador, me limpies de todos los pecados que he confesado y renunciado, que limpies mi espíritu, mi alma, mi mente, mis emociones y cada parte de mi cuerpo que haya sido afectada por tales pecados. También te pido que por la gracia de Jesucristo y la intercesión de la Santísima Virgen María que ahora cada célula de mi cuerpo se torne al orden divino, que sea sanada(o) y hecho como fue diseñado por mi amoroso Creador, incluyendo restaurar los desbalances químicos, enfermedades degenerativas, funciones neurológicas y controlar células cancerosas. Tomo la armadura de Dios de acuerdo con el Capítulo 6 de Efesios y me regocijo en la protección de Jesús que llena del Espíritu Santo. Yo entronizo a ti Señor Jesús en mi corazón, tú eres mi Señor y mi Salvador fuente de vida eterna. Gracias a ti Dios Padre por Tu misericordia, perdón y amor en el nombre de Jesucristo.

Amen.

 

 

 

Translated by St. Michael Center

 

Remedio contra el espíritu de las tinieblas y las fuerzas del odio y el miedo

Augusta Reina del Cielo, Soberana Señora de los Ángeles, Tú, que desde el principio has recibido de Dios el poder de la misión de aplastar la cabeza de Satanás, te imploramos humildemente, que envíes tus santas legiones para que bajo tu mando y por tu poder, puedan ahuyentar a los demonios, en todas partes, luchar contra ellos, subyugar su osadía y arrojarlos al abismo.

¿Quién como Dios? (¿Quis ut Deus?) 

¡Oh buena y tierna Madre, siempre serás nuestro amor y nuestra esperanza! ¡Oh Madre divina, envía a Tus santos ángeles para defenderme y alejar de mí al cruel enemigo! Santos Ángeles y Arcángeles defiéndannos, guárdennos.

Amén. 

Oración de indulgencia. San Pío X, 8 de julio de 1908.

 

Translated by the St. Michael Center

 

Separación de Lazos, Vínculos (Ataduras), y Apegos

Para romper los lazos, ataduras  y apegos de espíritus profundamente arraigados en el corazón (incluidos traumas, heridas y heridas profundas), mente o cualquier dolencia física.

Con la espada de San Miguel, la espada de Nuestra Señora y la espada de la Cruz de Nuestro Señor, yo corto y rompo todos y cada uno de los lazos, ataduras, y apegos impuros que tengo en mi corazón (mente) o N. tiene hacia mí. en su corazón (mente).

Haga un movimiento de inmersión con la cruz hacia el corazón, la parte superior de la cabeza o el área general de la dolencia física, y señala una cruz en el área de contacto, utilizando algunas o todas estas palabras u otras palabras adecuadas.

Con la espada de San Miguel: Quis ut Deus (Quién es como Dios?) (3x)

Con la espada de Nuestra Señora: Ecce ancilla Domini. Fiat mihi secundum verbum tuum (He aquí la sierva del Señor. Hágase en mí según tu palabra) (3x)

Magnificat anima mea Dominum (Mi alma engrandece al Señor) (3x)

Quodcumque dixerit vobis, facite! (Haz lo que te diga) (3x)

Con la espada de la Cruz de Nuestro Señor: Vade Satana (Vete Satanás). (3x)

Exi de homine (Sal de esta persona) (3x)

Crux sacra sit mihi lux, non draco sit mihi dux. (Que la Santa Cruz sea mi luz, el dragón nunca será mi guía) (3x)

 

 

Translated by the St. Michael Center

 

Oración de Liberación - Forma Corta

En el nombre del Señor Jesucristo, por el poder de Su Cruz, Su Sangre y Su resurrección, te ato a ti satanás, los espíritus, poderes y fuerzas de las tinieblas, el mundo inferior y las fuerzas del mal de la naturaleza. Tomo autoridad sobre todas las maldiciones, maleficios, actividad demoníaca y hechizos dirigidos contra mí, mis relaciones, ministério, espacio aéreo, finanzas y el trabajo de mis manos; y los quebranto con el poder y la autoridad de nuestro Señor Jesucristo. Ato todas las interacciones demoníacas, la interacción y las comunicaciones entre los espíritus enviados en mi contra, y las envió directamente a Jesucristo para que Él las maneje como Él quiera. Pido perdón y denuncio todos los votos internos negativos que he hecho con el enemigo, y le pido a Jesucristo que me libere de estos votos y de cualquier esclavitud que hayan tenido en mí. Le pido a Jesús, el Hijo del Dios viviente, que derrame Su Sangre derramada sobre cada aspecto de mi vida para mi protección. Oro por todas estas cosas en el precioso nombre de mi Señor y Salvador, Jesucristo.

 

Translated by the St. Michael Center

Rosario de la Liberación

 

Para rezar en un Rosario:

El credo de los Apóstoles

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra; Creo en Jesucristo, Su único Hijo Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos; subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso; desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.

R. Amén

 

Si estás rezando esto por ti mismo:

En lugar del Padre Nuestro (en las cuentas grandes):

Si Jesús me libera, seré realmente libre. (Juan 8:36).

En lugar del Ave María (en las cuentas pequeñas):

¡Jesús, ten piedad de mí! ¡Jesús, sáname! ¡Jesús, sálvame! ¡Jesús, libérame!

 

Si está rezando este rosario por alguien / algo más:

En lugar del Padre Nuestro (en las cuentas grandes):

Si Jesús hace a N. libre, N. será realmente libre. (Juan 8:36).

En lugar del Ave María (en las cuentas pequeñas):

¡Jesús, ten piedad de N.! ¡Jesús, sana a mi familia! ¡Jesús, salva a N.! ¡Jesús, libera a N.!

 

La Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,  vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve. A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva,  a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora Abogada Nuestra,  vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos,  y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María.  Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,  para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Amén

Oración a la Santísima Virgen María

María, hoy renuevo en tus manos la promesa de mi bautismo. Renuncio para siempre a Satanás, el enemigo de nuestro gozo. Renuncio a sus engaños, sus seducciones y todas sus obras.

Me entrego por completo a Jesús, signo vivo del amor de Dios por nosotros, para serle más fiel y vivir plenamente como hijo de Dios. Me encomiendo a ti, María Inmaculada. Te elijo como mi Madre y mi Señora. A ti, como hijo tuyo, te dejo y consagro mi vida, mi familia y la comunidad en la que vivo. Siempre me encomiendo a tus deseos, oh María; protégeme del pecado y defiéndeme del maligno.

En el último día, recíbeme en tus brazos y preséntame a Jesús como tu hijo. Entonces, cantando el canto eterno de alabanza a Dios, junto a ti ¡Oh Madre misericordiosa! comenzará mi paraíso y mi alma se regocijará de alegría.

Amén.

 

Padre Gabriel Amorth - El diablo me teme

 

Translated by the St. Michael Center

La coraza de San Patricio

 

Me levanto hoy
Por medio de poderosa fuerza, 
la invocación de la Trinidad,
Por medio de creer en sus Tres Personas,
Por medio de confesar la Unidad,
Del Creador de la Creación.

Me levanto hoy
Por medio de la fuerza del nacimiento de Cristo y su bautismo,
Por medio de la fuerza de Su crucifixión y su sepulcro,
Por medio de la fuerza de Su resurrección y asunción,
Por medio de la fuerza de Su descenso para juzgar el mal.

Me levanto hoy
Por medio de la fuerza del amor de Querubines,
En obediencia de Ángeles, En servicio de Arcángeles,
En la esperanza que la resurrección encuentra recompensa,
En oraciones de Patriarcas, En palabras de Profetas,
En prédicas de Apóstoles, En inocencia de Santas Vírgenes,
En obras de hombres de bien.

Me levanto hoy
Por medio del poder del cielo:
Luz del sol,
Esplendor del fuego,
Rapidez del rayo,
Ligereza del viento,
Profundidad de los mares,
Estabilidad de la tierra,
Firmeza de la roca.

Me levanto hoy
Por medio de la fuerza de Dios que me conduce:
Poder de Dios que me sostiene,
Sabiduría de Dios que me guía,
Mirada de Dios que me vigila,
Oído de Dios que me escucha,
Palabra de Dios que habla por mí,
Mano de Dios que me guarda,
Sendero de Dios tendido frente a mí,
Escudo de Dios que me protege,
Legiones de Dios para salvarme
De trampas del demonio,
De tentaciones de vicios,
De cualquiera que me desee mal,
Lejanos y cercanos,
Solos o en multitud.

Yo invoco éste día todos estos poderes entre mí y el malvado,
Contra despiadados poderes que se opongan a mi cuerpo y alma,
Contra conjuros de falsos profetas,
Contra las negras leyes de los paganos,
Contra las falsas leyes de los herejes,
Contra obras y fetiches de idolatría,
Contra encantamientos de brujas, forjas y hechiceros,
Contra cualquier conocimiento corruptor de cuerpo y alma.

Cristo escúdame hoy
Contra filtros y venenos, Contra quemaduras,
Contra sofocación, Contra heridas,
De tal forma que pueda recibir recompensa en abundancia.

Cristo conmigo, 
Cristo frente a mí, 
Cristo tras de mí,
Cristo en mí, Cristo a mi diestra,
Cristo a mi siniestra,
Cristo al descansar, 
Cristo al levantar,
Cristo en el corazón de cada hombre que piense en mí,
Cristo en la boca de todos los que hablen de mí,
Cristo en cada ojo que me mira, 
Cristo en cada oído que me escucha.

Me levanto hoy
Por medio de poderosa fuerza, la invocación de la Trinidad,
Por medio de creer en sus Tres Personas,
Por medio de confesar la Unidad,
Del Creador de la Creación.

 

https://www.aciprensa.com/recursos/la-coraza-de-san-patricio-4348 

 

Dios es Mi Padre

Mi Padre Celestial, ¡qué dulce es saber que Tú eres mi Padre y que Yo soy Tu hijo/a! Especialmente cuando los cielos de mi alma están nublados y mi cruz pesa más, siento la necesidad de repetirte; ¡Padre, creo en Tu amor por mí! 

Sí, creo que eres un Padre para mí en cada momento de mi vida, ¡y que yo soy Tu hijo/a! ¡Creo que me amas con un amor infinito! ¡Creo que me estás cuidando día y noche y que no se me cae un cabello de la cabeza sin tu permiso! Creo que, en Tu infinita Sabiduría, Tú sabes mejor que yo lo que es bueno para mí. Creo que, en Tu poder infinito, puedes sacar el bien incluso del mal.

Creo que, en tu bondad infinita, haces todo en beneficio de los que te aman: incluso bajo las manos de los que me golpean, beso tu mano que sana. ¡Creo, pero aumenta en mí la fe, la esperanza y el amor!

Enséñame a ver siempre Tu amor como mi guía en cada evento de mi vida. Enséñame a entregarme a Ti como un bebé en los brazos de su madre. Padre, Tú lo sabes todo, Tú lo ves todo y Tú me conoces mejor de lo que yo me conozco a mí mismo/a: Tú puedes hacer todo, ¡y Tú me amas!

Padre mío, Ta que es tu deseo que siempre nos volvamos a ti, vengo con confianza a pedirte, junto a Jesús y María ...

(aquí pide el favor que deseas).

Por esa intención, y uniéndome al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María, te ofrezco todas mis oraciones, mis sacrificios y mortificaciones, todas mis acciones y una mayor fidelidad a mis deberes. ¡Dame la luz, la gracia y el poder del Espíritu Santo! Fortaléceme en este Espíritu, para que nunca lo pierda, nunca lo entristezca y nunca permita que se debilite en mí.

¡Padre mío, te lo pido en el nombre de Jesús tu Hijo! ¡Y tú, Jesús, abre Tu Corazón y coloca en él el mío y, junto con el de María, ofrécelo a nuestro Divino Padre! ¡Obtén para mí la gracia que necesito!

Padre Divino; llama a todos los hombres a ti. ¡Que todo el mundo proclame tu bondad paternal  y tu divina misericordia!

Sé un Padre tierno para mí y protégeme dondequiera que esté, como la niña de Tus ojos. Hazme siempre un/a hijo/a digno/a; ¡Ten piedad de mí!

Padre Divino, dulce esperanza de nuestras almas, ¡que seas conocido, honrado y amado por todos los hombres!

Padre Divino, bondad infinita derramada sobre todos los pueblos, ¡que seas conocido, honrado y amado por todos los hombres!

 

Padre Divino, rocío benéfico de la humanidad, que seas conocido, honrado y amado por todos los hombres.

 

 

Translated by the St. Michael Center

Oraciones para Romper Maldiciones Masónicas - Forma Corta

 

Dios Padre, Creador del cielo y la tierra, vengo a Ti en el nombre de Tu hijo Jesucristo. Vengo como pecador buscando el perdón y la limpieza de todos los pecados cometidos contra Ti y a los otros hechos en Tu imagen. Yo honro a mi padre y madre terrenal, a todos mis antepasados de carne y sangre, a los de espíritu por adopción, y padrinos; pero yo absolutamente rechazo y renuncio todos los pecados de mis antepasados. Yo perdono a todos mis antepasados por los efectos que sus pecados han tenido en mí y en mis hijos. Yo confieso y renuncio todos mis propios pecados. Yo renuncio y reprendo a Satanás y todo poder espiritual proveniente de el que me está afectando a mi o a mi familia. Yo renuncio y abandono absolutamente todo involucramiento que yo, o cualquiera de mis antepasados, ha tenido en la masonería, en cualquier otra logia, y arte. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio y corto absolutamente la hechicería/brujería, el espíritu principal detrás de la masonería, y renuncio y corto absolutamente a Baphomet, a el espíritu del anticristo, y a los espíritus de muerte y de engaño. Yo renuncio la inseguridad, el amor a las posiciones de poder, el amor al dinero, la avaricia, la codicia, y el orgullo que llevó a mis antepasados a practicar la masonería. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio todos los miedos que los mantuvieron dentro de la masonería, especialmente el miedo a la muerte, el miedo a los hombres, y el miedo a confiar en otros.

 

Yo renuncio toda posición que yo o cualquiera de mis antepasados ha ocupado en una logia, incluyendo la posición de “Maestro”, “Maestro de Adoración” y cualquier otra posición. Yo renuncio el llamar a cualquier hombre “Maestro”, porque Jesucristo es mi único Maestro y Señor, y Él prohíbe que se le dė ese título a otros. Yo renuncio al atrapamiento de otros dentro de la masonería, y el observar la desvalidez de otros durante los rituales. Yo renuncio el efecto de la masonería transferido a mi por cualquier antepasado femenino que puede o no haberse sentido desconfiado o rechazado por su esposo cuando el entró y asistió a una logia, y rehusó informarle de sus actividades secretas. Yo también renuncio toda obligación, juramento, y maldiciones emitidas por los miembros de mi familia femeninos que han sido miembros de alguna de las Órdenes Masónicas de Mujeres, la Orden de la Estrella Oriental, o cualquier otra organización masónica y oculta.

 

Yo renuncio a todo espíritu maligno asociado con los Masones, brujería, otros pecados, y yo ordeno en nombre de Jesús y la intercesión de la Virgen María que Satanás y todo espíritu maligno sean atados y que ahora mismo se aparten, me dejen, no me toquen o sean dañinos a nadie y que se vayan al lugar designado por el Señor Jesús para que nunca vuelvan a mi o mi familia. Invoco en el nombre de Jesús que me aparte de esos espíritus de acuerdo con las promesas del Señor. Yo pido ser liberado de todo espíritu de enfermedad, maldición, aflicción, adicción o alergia asociada con pecados que ya he confesado y renunciado. Solo me rindo a Dios Espíritu Santo excluyendo espíritus que hayan sido parte de vida en pecado.

 

Espíritu Santo, te pido que me muestres cualquier otra cosa que necesito hacer o rezar para que mi familia y yo estemos totalmente libres de las consecuencias de la Masonería, brujería, Mormonismo y a todo paganismo y ocultismo.

Dios Padre, humildemente te pido que, por la Preciosa Sangre de Jesús, Tu Hijo y mi Salvador, me limpies de todos los pecados que he confesado y renunciado, que limpies mi espíritu, mi alma, mi mente, mis emociones y cada parte de mi cuerpo que haya sido afectada por tales pecados. También te pido que por la gracia de Jesucristo y la intercesión de la Santísima Virgen María que ahora cada célula de mi cuerpo se torne al orden divino, que sea sanada(o) y hecho como fue diseñado por mi amoroso Creador, incluyendo restaurar los desbalances químicos, enfermedades degenerativas, funciones neurológicas y controlar células cancerosas. Tomo la armadura de Dios de acuerdo con el Capítulo 6 de Efesios y me regocijo en la protección de Jesús que llena del Espíritu Santo. Yo entronizo a ti Señor Jesús en mi corazón, tú eres mi Señor y mi Salvador fuente de vida eterna. Gracias a ti Dios Padre por Tu misericordia, perdón y amor en el nombre de Jesucristo. Amen.

Oración Para Protección Contra Maldiciones, Daños y Accidentes

 

Señor Jesús, te suplico que protejas a mi familia de las enfermedades, de todos los daños y accidentes. Y si uno de nosotros ha estado sujeto a cualquier maldición, maleficio, o brujería, te suplico que nulifiques e invalides estos maleficios, maldiciones, o brujerías. Si algún espíritu maligno ha sido enviado en contra nuestra, pido a Cristo que estos espíritus malignos sean enviados a los pies de la Cruz para ser juzgados de acuerdo con su voluntad.  Después Señor ruego que envíes tus ángeles benditos para defendernos y protegernos de todos estos males.

 

Oración adaptada de Riperperger, Laity, pp.24

 

Translated by the St. Michael Center

 

Rompiendo Ataduras del Oculto

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a través de los méritos de la Santísima Virgen María, a través de la intersección del arcángel San Miguel, de los santos apóstoles Pedro y Pablo, te ruego a ti Padre Bendito, que rompas toda atadura oculta de magia negra (brujería, hechizos, etc) entre el espíritu maligno N.( nombre del demonio) y N. (Nombre de la persona). Te pido que ates todo el poder de este espíritu y le ordenes dejar a N. (Nombre de la persona) y que vaya a los pies de la Cruz. 

Ripperger, Laity, pp.25.

 

Translated by the St. Michael Center

Oración de Limpieza

 

Señor Jesús, gracias por compartir con nosotros tu maravilloso ministerio de sanación y liberación. Gracias por la sanación que hemos visto y experimentado hoy día. Pero reconocemos que la enfermedad y la maldad que hemos encontrado es mayor de lo que nuestra humanidad puede soportar. Así que limpianos de cualquier tristeza, negatividad o pena que hayamos podido encontrar durante el transcurso de este ministerio. 

Si nuestro ministerio nos ha tentado con ira, impaciencia o lujuria, limpianos de todas estas tentaciones y reemplazalas con amor, alegría y paz. Si algunos espíritus malignos se han anexado a nosotros y nos oprimen de alguna manera, ya sean espíritus de tierra, aire, fuego, agua, del inframundo o de la naturaleza, y todos los espíritus no del Espíritu Santo, oramos para que estos espíritus malignos nos dejen ahora y vayan directo a Jesucristo, para que El pueda lidiar con ellos según su voluntad.

Ven Espíritu Santo, renuevanos, llenanos nuevamente con tu Poder, amor y alegría. Fortalecenos donde nos hemos sentido débiles y vistenos con tu luz. Llenanos de vida. Y Señor Jesús, por favor envía tus ángeles benditos para guiarnos y a nuestras familias y para guardarnos y protegernos de toda enfermedad, daños y accidentes, guardanos y haz que tengamos un viaje seguro de vuelta a casa y concedenos una noche de descanso pacífica. Te alabamos ahora y por siempre Señor.

Padre celestial, en el nombre de Jesucristo nuestro Señor y Salvador, por el poder del espíritu Santo rogamos que el poder de limpieza de la Preciosa Sangre de tu Hijo, ahora descienda sobre nosotros. 

Purificanos, lavanos y limpiamos con la sangre de Jesús desde la punta de la cabeza bajando a las plantas de los pies. Deja que su sangre penetre a la médula de nuestros huesos para limpiarnos de cualquier enredo con cualquier espíritu maligno que hayamos tenido contacto durante el desarrollo de nuestra mediación. Úngenos con los dones del espíritu Santo y refresca nuestro cuerpo, nuestra alma y nuestro espíritu, y con el poder de la señal de la bendita Cruz expulsa lejos  de nosotros todos los espíritus demoníacos. 

En el nombre del padre, del hijo y del espíritu Santo, amén.

(oración adaptada de Cabading, pp. 212-213)

 

Translated by the St. Michael Center

Oración para romper con lo maligno

 

Jesucristo, nuestro Señor y Dios, te suplico que pares y dejes impotentes e inefectivos todos los espíritus que esten tratando de vengarse de nosotros, de nuestras familias, amigos, de nuestras comunidades, de todos los que rezan por nosotros, de los miembros de nuestras familias, y de cualquier otra persona asociada con nosotros. Te suplico que cortés y nos desconectes de todos los espíritus malos del aire, del agua,de la tierra, del fuego, del subterráneo, del abismo, y de cualquier fuerza satánica en la  naturaleza y de todos los emisarios  satánicos.  Te pido que con Tu sangre destruyas todos sus atributos, aspectos, características, interacciones, y juegos de engaño. Yo rompo absolutamente todas las formas, ataduras y conexiones en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo.

Amen.

Sesión de Oración de Liberación Dirigida por Un Diácono

 

Una sesión de oración de liberación dirigida por un Diácono

(Formato general)

Pautas:

1. Toda la sesión debe durar un promedio de 20 a 40 minutos.

2. Use clérigos (o alba) con estola púrpura.

3. Los diáconos son clérigos ordenados y pueden rezar In Persona Ecclesiae (en la persona de la Iglesia). No rezan In Persona Christi, como lo hacen los sacerdotes. Guían a la gente en oración.

4. Los diáconos no deben usar oraciones imprecatorias, es decir, dirigirse directamente a los demonios y ordenarles que se vayan. Deben usar oraciones de desaprobación e invocar a Dios (Jesús, BVM, etc.) y pedirle que los expulse. Pueden hacer de cualquier oración una oración de desaprobación simplemente ajustando la oración para que se dirija a Dios.

5. Los diáconos no deben rezar el Rito del Exorcismo ni las oraciones de León XIII. No deben dirigirse directamente a los demonios, como preguntarles sus nombres. Si el individuo se manifiesta al extremo de que se manifiesta una presencia y una voz demoníacas, entonces esa persona debe ser referida a un exorcista. Pídale a la persona que deje de manifestarse y vuelva a la conciencia. Termine la sesión con una oración suave como el Rosario o el Padre Nuestro.

6. Los diáconos no deben subestimar su ministerio y el poder de la oración de la Iglesia. La Iglesia tiene autoridad completa sobre los demonios, dada directamente por Jesús. Expulsar demonios es una de las principales tareas encomendadas a la Iglesia por Jesús mismo, como continuación de su ministerio.

 

I. Bienvenida / Saludo

 

II. Oración perimetral (Diácono)

Señor Jesucristo, en Tu amor y misericordia establece un perímetro de protección alrededor de N. y de mí y de todos nuestros seres queridos, aquellos que oran por nosotros y sus seres queridos. Que los Santos Ángeles lo protejan a él / ella / nosotros y todas nuestras posesiones, estableciendo un perímetro de protección alrededor de N., haciéndolo inmunes a cualquier tipo de influencia demoníaca. Pido que ninguna esclavitud demoníaca, puerta, entidad demoníaca, portal, proyección astral o espíritu incorpóreo pueda entrar en el espacio de 100 yardas en todas las direcciones de él / ella / nosotros. Pido que cualquier demonio que se encuentre en esta vecindad cualquiera que intente entrar aquí sea sordo, mudo y ciego; que Tú los despojarías de todas las armas, armaduras, poder, ilusiones y autoridad; que los atarías, reprenderías e inhabilitarías de o interactuar entre ellos de cualquier manera. Sácalos, enviándolos directamente al pie de Tu Cruz. Jesús, Hijo del Altísimo, te lo pido en Tu Glorioso y Santísimo Nombre.

Amén.

(Adaptado del P. Chadd Ripperger, Oraciones de liberación: para uso de los laicos, p. 39)

 

III. Lectura del Evangelio (Diácono)

Lectura de: Juan 1: 1-14

En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios,

y la Palabra era Dios.

Ella estaba en el principio con Dios.

Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe.

En ella estaba la vida y la vida era la luz de los hombres,

y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron.

Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan.

Este vino para un testimonio, para dar testimonio de la luz,

para que todos creyeran por él.

No era él la luz, sino quien debía dar testimonio de la luz.

La Palabra era la luz verdadera que ilumina

a todo hombre que viene a este mundo.

En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por ella,

y el mundo no la conoció.

Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.

Pero a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios,

a los que creen en su nombre;

ellos no nacieron de sangre, ni de deseo de hombre,

sino que nacieron de Dios.

Y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros,

y hemos contemplado su gloria, gloria que recibe del Padre

como Hijo único, lleno de gracia y de verdad."

 

IV. Levantar maldiciones y rechazar espíritus malignos (rezado por la persona afligida y presenciado por el Diácono)

A discreción del diácono, la persona afligida puede rechazar explícitamente cualquier tipo o nombre de demonio o maldiciones relacionadas o comportamientos pecaminosos o dar voz a cualquier perdón necesario. En cuyo caso, el individuo querrá usar las oraciones para levantar maldiciones, contra maldiciones generacionales, contra maldiciones de la masonería o lo que sea aplicable.

Consulte la sección al final de este documento titulada "Oraciones de liberación potencial para que la persona afligida las recite" para conocer algunas de estas oraciones, p. Ej. Oración para romper maldiciones de lo oculto, Oración contra la hechicería, Oración para eliminar los espíritus generacionales, Oraciones de liberación para personas o lugares, Oración para romper la maldición masónica, Romper los lazos de anteriores parejas sexuales ilícitas, Un acto de perdón. Hay otros tipos de oraciones similares en APP: "Exorcismo católico".

La persona afligida recitará estas oraciones. Después de cada oración, el diácono dirá una oración de testimonio, como:

En el nombre de Jesucristo, soy testigo de su rechazo de estos demonios / espíritus malignos, y le pido a Dios que los expulse. Que la Sangre de Jesús te lave y te limpie de estos y de todos los espíritus malignos y de todos los lazos y apegos malignos.

También se puede pedir a las personas afligidas que confiesen la fe y profesen que se comprometen con Dios y con Jesús, como por ejemplo, recitando el Credo de Nicea:

Creo en un solo Dios, Padre, Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, todo lo visible y lo invisible. Creo en un Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, Nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero engendrado no hecho, de la misma naturaleza del Padre,   por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres y por nuestra salvación descendió del cielo: por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre. Y por nuestra causa fue crucificado En tiempos de Poncio Pilato; padeció fue sepultado, y resucitó al tercer día según las Escrituras; y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor, dador de vida, que procede del Padre y del Hijo. Que con el Padre y el Hijo Recibe una misma adoración y gloria, Y que habló por los Profetas.​

Creo en la Iglesia, Que es una santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos la vida del mundo venidero.

Amén.

 

La persona afligida puede querer hacer una breve consagración a la Santísima Virgen María, como, por ejemplo:

Mi Reina y mi Madre, me entrego enteramente a ti; y para mostrarte mi devoción, me consagro a ti en este día y todos los días mis ojos, mis oídos, mi boca, mi corazón, mi ser sin reserva. Por tanto, buena Madre, como soy tuyo(a), guárdame, protégeme, como tu preciosa posesión.

Amén.

 

Oración para romper maldiciones de lo oculto (Diácono)

Le pedimos a Dios Todopoderoso, a través de la Preciosísima Sangre de Jesús, que rompa todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, desencadenantes, trances, votos, bendiciones o cualquier otra esclavitud demoníaca enviada contra N. o nosotros, o cualquiera de nuestros seres queridos o cualquiera de nuestras posesiones; Que Dios los ate a todos y los quebrante en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. (3 veces)

 

Finalmente, al final de todas estas oraciones de renuncia y fe, el Diácono la termina rezando:

Padre Celestial, N. renuncia al Maligno y sus demonios y a todas sus obras pecaminosas y promesas vacías. Él / Ella clama a ti buscando Tu Misericordia, Curación y Protección. Ruego a nuestra Santísima Madre y a todos los Santos del Cielo que intercedan conmigo como te suplico: escucha las humildes oraciones de N. y, de acuerdo con tu santísima voluntad, concede a N. la Curación y la Paz que solo Tú puedes traer. Te lo pido por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

 

V. Oraciones de liberación (Diácono)

** Se puede usar la oración de liberación opcional: "Exorcismo menor de San Juan Crisóstomo" adaptado para diáconos. Vea abajo **

 

Oración de liberación

Oremos.

Dios del cielo y de la tierra, Dios de los ángeles y arcángeles, Dios de los patriarcas y profetas, Dios de los apóstoles y mártires, Dios de los confesores y vírgenes, Dios que tiene el poder de dar vida después de la muerte y descanso tras el trabajo; porque no hay otro Dios sino Tú, ni puede haber otro Dios verdadero fuera de Ti, Creador de todas las cosas visibles e invisibles, Reino no tiene fin; suplicamos humildemente a Tu gloriosa Majestad que nos libere [y…. (Persona y / o lugares)] por Tu poder de toda influencia de los espíritus malditos, de todas sus trampas y engaños malignos, y para protegernos de todo daño; por Cristo Nuestro Señor. 

Todos: Amén.

Diácono: De las trampas del diablo.

Todos: Señor, líbranos.

Diácono: Que ayudes a tu Iglesia a servirte con seguridad y libertad.

Todos: Te rogamos que nos escuches.

Diácono: Que humilles a los enemigos de la santa Iglesia.

Todos: Te rogamos que nos escuches. 

Oración invocando la ayuda de San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel, líder ilustre del ejército celestial, defiéndenos en la batalla contra los principados y potestades, contra los gobernantes del mundo de las tinieblas y el espíritu de maldad en altos lugares de poder. Ven al rescate de la humanidad, a quien Dios hizo a su imagen y semejanza, y compró de la tiranía de Satanás a tan alto precio. La Santa Iglesia te venera como su patrón y guardián. El Señor te ha confiado la tarea de guiar a las almas de los redimidos a la bienaventuranza celestial. Roguemos al Señor de la paz que arroje a Satanás bajo nuestros pies, para evitar que siga manteniendo cautiva a la humanidad y haciendo daño a la Iglesia. Llevemos nuestras oraciones al trono de Dios, para que la misericordia del Señor venga rápidamente y se apodere de la bestia, la serpiente antigua, Satanás y sus demonios, arrojándolo con cadenas al abismo, para que ya no pueda seducir las naciones.

 

Oración de liberación

Señor ten piedad. Dios, Nuestro Señor, Rey de los tiempos, Todo fuerza y Todopoderoso, Tú que hiciste todo y que transformaste todo simplemente por Tu Voluntad Tú que en Babilonia transformó en rocío las llamas del horno “siete veces más caliente” y protegió y salvó a los tres santos niños. Eres el médico y el médico de nuestras almas. Tú eres la salvación de los que se vuelven a ti.\ Te suplicamos que dejes impotente, destierres y expulses todo poder, presencia y maquinación diabólica; toda mala influencia, maldad o mal de ojo y todas las malas acciones dirigidas Tu siervo ... [personas] ... y en este lugar.... [lugares]... donde hay envidia y malicia, danos abundancia de bondad, aguante, victoria y caridad. Oh Señor, Tú que nos amas, te suplicamos que extiendas Tus manos poderosas y Tus brazos más altos y poderosos y vengas en nuestra ayuda. Ayúdanos, que estamos hechos a tu imagen; envía al Ángel de la Paz sobre nosotros, para protegernos en cuerpo y alma. Que Dios mantenga a raya y venza todo poder maligno, todo veneno o malicia invocados contra nosotros por personas corruptas y envidiosas. Entonces, bajo la protección de Tu autoridad, cantemos con gratitud: “El Señor es mi salvación; ¿A quién he de temer? No temeré el mal porque Tú estás conmigo, mi Dios, mi fuerza, mi poderoso Señor, Señor de la Paz, Padre de todas las Edades.

 

Oración de liberación

Para ser dicha mostrando la Cruz y haciendo la Señal de la Cruz con ella: + Que Dios se levante y que sus enemigos sean esparcidos; y los que le odian, huyan ante su presencia. Así como se desvanece el humo, que se desvanezcan; y como la cera se derrite ante el fuego, así perezcan los demonios ante la presencia de los que aman a Dios y que se persignan con la Señal de la Cruz y dicen con alegría: ¡Salve, preciosa y vivificante Cruz del Señor! Tú ahuyentas a los demonios el poder de nuestro Señor Jesucristo que fue crucificado en Ti y que bajó al Infierno y pisoteó el poder del diablo, y nos entregó a Ti, Su venerable Cruz, por ahuyentar a todos los enemigos. Oh cruz preciosa y vivificante del Señor, ayúdanos, con todos los santos y ángeles a lo largo de los siglos.

R. Amén.

 

VI. Oraciones de clausura (Diácono) 

Oración contra las represalias Señor Jesucristo, en tu amor y misericordia, derrama Tu Preciosa Sangre sobre nosotros para que ningún demonio o espíritu incorpóreo pueda tomar represalias contra nosotros. María, rodéanos con tu manto, impidiendo que cualquier espíritu de represalia tenga autoridad sobre nosotros. San Miguel, rodéanos con tu escudo, para que ningún espíritu maligno se vengue de nosotros. Reina del Cielo y San Miguel, envíen legiones de ángeles bajo su mando para luchar contra cualquier espíritu que intente hacernos daño. Todos ustedes, santos del cielo, impidan que cualquier espíritu de represalia nos influya. Señor, Tú eres el Juez Justo, el vengador de los impíos, el Abogado de los Justos, te suplicamos en Tu misericordia, que todo lo que pedimos a María, a los ángeles y a los santos del cielo sea concedido también a todos nuestros seres queridos, a todas de nuestras posesiones, a los que oran por nosotros y sus seres queridos, para que por tu gloria podamos disfrutar de tu perfecta protección.

Amén.

 

(adaptado de Chadd, Laity, p. 37)

 

Oración purificadora

Señor Jesús, gracias por compartir con nosotros Tu maravilloso ministerio de sanidad y liberación. Gracias por la curación que hemos visto y experimentado hoy. Pero nos damos cuenta de que la enfermedad y el mal que encontramos son más de lo que nuestras humanidades pueden soportar. Entonces, límpianos de cualquier tristeza, negatividad o desesperación que podamos haber captado durante el curso de este ministerio.

Si nuestro ministerio nos ha tentado a la ira, la impaciencia o la lujuria, límpianos de esas tentaciones y reemplázalas con amor, gozo y paz. Si algún espíritu maligno se ha adherido a nosotros o nos ha oprimido de alguna manera, espíritus de la tierra, aire, fuego o agua, del inframundo o de la naturaleza, y todos los espíritus que no son del Espíritu Santo, oramos para que estos espíritus malignos partan ahora y vayan directamente a Jesucristo, para que él los trate como quiera. 

Ven, Espíritu Santo, renuévanos, llénanos de nuevo con tu poder, amor y alegría. Fortalécenos donde nos hemos sentido débiles y vístenos de Tu luz. Llénanos de vida. Y Señor Jesús, por favor envía a tus santos ángeles para que nos ministren a nosotros y a nuestras familias y para que nos guarden y protejan de todas las enfermedades, daños y accidentes, y que nos guarden en un viaje seguro a casa y nos concedan un descanso nocturno pacífico. Te alabamos ahora y siempre.

Padre Celestial, en el Nombre de Jesucristo nuestro Señor y Salvador, por el poder del Espíritu Santo, oramos para que el poder limpiador de la preciosa sangre de Tu Hijo venga sobre nosotros ahora mismo. Purifícanos y lávanos con la sangre de Jesús desde la coronilla hasta la planta de nuestros pies. Dejemos que esta sangre penetre en la médula de nuestros huesos para limpiarnos de cualquier enredo de los espíritus malignos con los que hemos entrado en contacto durante el curso de nuestra intercesión. Úngenos con los dones del Espíritu Santo y refresca nuestro cuerpo, alma y espíritu, y que la señal de tu santa cruz aleje de nosotros a todos los espíritus malignos. En el Nombre del Padre + y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.

(Rocíe todos los presentes con agua bendita).

 

 


VII. Conclusión / Bendición final

 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

ORACIONES DE LIBERACIÓN POTENCIALES PARA QUE LAS PERSONAS AFECTADAS LAS RECITEN (vea la sección IV)

Oración para romper maldiciones de lo oculto Ato en la Preciosísima Sangre de Jesús todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, desencadenantes, trances, votos, bendiciones demoníacas, vudú o cualquier otra esclavitud demoníaca enviada contra mí, o cualquiera de nuestros seres queridos o cualquiera de nuestras posesiones; los ato a todos y los quebranto en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. (Tres veces)

 

Oración contra la brujería (Del Ritual Griego-Ortodoxo)

Kyrie eleison. Dios, Señor nuestro, Rey de los siglos, todopoderoso y omnipotente, que hiciste todo y que todo lo transformas simplemente por Tu voluntad; Tú que en Babilonia convertiste en rocío el horno siete veces más caliente y protegiste y salvaste a tres santos niños; eres el médico y el médico de nuestras almas. Tú eres la salvación de los que se vuelven a ti suplicamos que dejes impotentes, destierres y expulses todo poder, presencia y maquinación diabólica; toda mala influencia, hechizo o mal de ojo y todas las malas acciones dirigidas contra Tus siervos. Donde haya envidia y malicia, danos abundancia de bondad, resistencia, victoria y castidad. Oh Señor, Tú que amas al hombre, te suplicamos que extiendas Tus poderosas manos y Tus poderosos brazos y envíes a los ángeles de la paz sobre nosotros, para protegernos, en cuerpo y alma. Que él mantenga a raya y venza todo poder maligno, todo veneno maligno o malicia invocados contra nosotros por personas corruptas y envidiosas. Entonces, bajo la protección de Tu autoridad, cantemos con gratitud: El Señor es mi salvación, ¿a quién he de temer? No temeré el mal porque tú estás conmigo, mi Dios, mi fuerza, mi poderoso Señor, Señor de paz, Padre de todos los tiempos. Sí, Señor Dios nuestro, ten compasión de tu imagen, y salva a tus siervos de toda amenaza proveniente del hechizo, y protégenos elevándonos sobre todo mal. Te lo pedimos por intercesión de nuestra Santísima y gloriosa Señora, María siempre Virgen, Madre de Dios, de los más espléndidos arcángeles y de todos tus santos.

Amén.

 

Oración para eliminar los espíritus generacionales 

Señor Jesucristo, Hijo Encarnado de Dios Padre, Tú que has elegido entrar en la historia de la humanidad al ser llevado en el vientre de tu Santísima Madre María, concédeme, te ruego, que los demonios que puedan haber sido introducidos en mi línea generacional por cualquiera de mis antepasados ​​puedan verse impedidos de pasar a las generaciones siguientes. Te pido que si el espíritu maligno entró en la línea generacional por el pecado de uno o más de mis antepasados, los perdones en castigo temporal debido a su pecado y nos liberares de la participación del demonio en nuestras vidas. Santísima Virgen, te pedimos que ofrezcas el Precioso Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de tu Hijo a Dios Padre en reparación por los pecados de aquellos antepasados ​​que pudieron haber introducido espíritus malignos en mi línea generacional, así como los pecados posteriores que puede haber resultado de los espíritus malignos que afectan a los de la línea generacional. Si algún espíritu maligno ha sido introducido en mi línea generacional como resultado de una maldición o maleficio hecho por alguien ajeno a mi familia, pido que me des la gracia de perdonarlos de todo corazón y te pido, Jesús, que rompas la maldición o maleficio, si todavía está en su lugar. Dios Padre, los perdono por cualquiera de los efectos de su pecado que puedan haber cometido contra mi línea familiar y por cualquier daño que pueda haber causado. Jesús, te pido que me perdones de cualquier pecado que pueda ser el resultado de los espíritus generacionales en mi familia y te pido que bloquees cualquier poder que los espíritus malignos puedan haber ganado en mi línea generacional como resultado de mi propio pecado. Sana cualquier daño en la vida de los miembros de mi familia como resultado del espíritu generacional. Ato y rechazo total y absolutamente, con toda la fuerza de mi voluntad,\ cualquier pecado o defecto espiritual mío, así como cualquier tentación, atractivo o poder que cualquier espíritu generacional pueda tener sobre mí como resultado de mi pecado o del pecado de cualquier otra persona. Hago esto en los Santos Nombres de Jesús y María y en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.
 

Oración para romper la maldición masónica (forma corta) 

Dios Padre, Creador del cielo y de la tierra,  vengo a ti en el nombre de Jesucristo tu Hijo. Vengo como un pecador que busca el perdón y la limpieza de todos los pecados cometidos contra ti y otros hechos a tu imagen. Honro a mi padre y a mi madre terrenales y a todos mis antepasados ​​de carne y hueso, y del espíritu por adopción y padrinos, pero me alejo por completo y renuncio a todos sus pecados. Perdono a todos mis antepasados ​​ por los efectos de sus pecados en mí y en mis hijos. Confieso y renuncio a todos mis propios pecados. Renuncio y reprendo a Satanás y todo poder espiritual que tiene que me afecta a mí y a mi familia. Renuncio y abandono toda participación en la masonería o en cualquier otra logia u oficio de mis antepasados ​​y yo. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, renuncio y corto la Brujería, el espíritu principal detrás de la masonería, y renuncio y corto a Baphomet, el Espíritu del Anticristo y los espíritus de la Muerte y el Engaño. Renuncio a la inseguridad, al amor por la posición y el poder, al amor por el dinero, la avaricia o la codicia y el orgullo que habría llevado a mis antepasados ​​a la masonería. Renuncio a todos los miedos que los mantenían en la Masonería, especialmente los miedos a la muerte, los miedos a los hombres y los miedos a la confianza, en el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María.

Renuncio a todos los puestos ocupados en la logia por cualquiera de mis antepasados ​​o por mí mismo, incluido "Maestro", "Maestro venerable" o cualquier otro. Renuncio al llamamiento de "Maestro" de cualquier hombre, porque Jesucristo es mi único Señor y maestro, y Él prohíbe a cualquier otra persona que tenga ese título. Renuncio a atrapar a otros en la masonería y a observar la impotencia de los demás durante los rituales. Renuncio a los efectos de la masonería transmitidos a mí a través de cualquier antepasado femenino que puede o no haber sentido desconfianza y rechazo por su esposo cuando entró y asistió a cualquier logia y se negó a contarle sus actividades secretas. También renuncio a todas las obligaciones, juramentos y maldiciones promulgados por cada miembro femenino de mi familia a través de cualquier membresía directa de todas las Órdenes de Mujeres de la Francmasonería, la Orden de la Estrella del Este o cualquier otra organización masónica u ocultista.

Renuncio a todo espíritu maligno asociado con la masonería y la brujería y a todos los demás pecados, y ordeno en el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María que Satanás y todo espíritu maligno sean atados y me dejen ahora, sin tocar o hacer daño a nadie, e ir al lugar designado para ti por el Señor Jesús, para nunca volver a mí ni a mi familia. Invoco el nombre del Señor Jesús para ser liberado de estos espíritus, de acuerdo con las muchas promesas de Nuestro Señor. Pido ser liberado de todo espíritu de enfermedad, dolencia, maldición, aflicción, adicción, enfermedad o alergia asociados con estos pecados que he confesado y renunciado.\ Me entrego a Dios, al Espíritu Santo y a ningún otro espíritu todos los lugares de mi vida donde han estado estos pecados. 

Espíritu Santo, te pido que me muestres cualquier otra cosa que necesite hacer u orar para que yo y mi familia estemos totalmente libres de las consecuencias de los pecados de la masonería, la brujería, el mormonismo y todo lo relacionado con el paganismo y el ocultismo.

Dios Padre, pido humildemente la sangre de Jesucristo, tu Hijo y mi Salvador, para limpiarme de todos estos pecados que he confesado y a los que he renunciado, para limpiar mi espíritu, mi alma, mi mente, mis emociones y toda parte de mi cuerpo que ha sido afectada por estos pecados. También pido que por la gracia de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, que cada una de las células de mi cuerpo entre ahora en el orden divino, y que sea sanada y vuelta a su plenitud como fue diseñada por mi amado Creador, incluyendo restaurar todos los desequilibrios químicos y funciones neurológicas, controlando así todas las células cancerosas y revertir todas las enfermedades degenerativas. Tomo para mí toda la armadura de Dios de acuerdo con el capítulo seis de Efesios, y me regocijo en su protección mientras Jesús me rodea y me llena con su Espíritu Santo. Te entronizo, Señor Jesús, en mi corazón, porque Tú eres mi Señor y mi Salvador, la fuente de la vida eterna. Gracias, Dios Padre, por Tu misericordia, Tu perdón y Tu amor, en el nombre de Jesucristo.

Amén.

 

Romper los lazos de las parejas sexuales ilícitas anteriores

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, rompo cualquier vínculo entre mi ser y todas las ex parejas sexuales (incluidos N., N., N., etc.). Rompo todos los vínculos, incluidos los vínculos mentales, emocionales, espirituales y físicos con todas las ex parejas sexuales y con cualquier persona con la que hayan tenido relaciones. Retiro lo que di y devuelvo lo que tomé. Ahora le pido a Dios que me lave en la sangre del Cordero y me limpie de cualquier mancha de pecado o apego de cualquier tipo a estas personas. También le pido a nuestro Señor que libere a esos antiguos socios de cualquier mal causado por estas relaciones. Que San Miguel y los Santos Ángeles rompan cualquier vínculo del pecado y protejan a esta persona de todo mal y daño. Rezo para que la Santísima Madre extienda su manto de protección sobre todos nosotros ahora y siempre.

 

Un acto de perdón

(Nota: El perdón no significa que lo que la persona hizo para dañar a alguien estuvo bien. Tampoco significa que la persona herida deba tener "sentimientos cálidos" hacia la otra persona. Más bien, es un acto de la voluntad para dejar ir el daño y querer el bien del otro. Esto es importante. Los demonios se alimentan de la falta de perdón. Además, la falta de perdón puede vincular disfuncionalmente a la persona con el abusador y el perjudicado puede seguir siendo una víctima perpetua, bajo el control del abusador. El perdón permite la persona para dejar ir a la persona que causó el daño, estar abierta a la sanación de Dios y ser liberada.)

 

Persona afligida: En el nombre de Jesucristo, perdono voluntariamente a cualquiera que me haya lastimado o dañado (incluidos N., N., N., etc.). Lo/la/los/las perdono desde el fondo de mi corazón y le pido a Dios que lo/la/los/las bendiga.

 

Diácono: Soy testigo de tu perdón. Le pido a Dios que sane cualquier falta de perdón y heridas y traumas internos. Que Dios te sane a ti y a todos los que te han hecho daño. Que puedas ser liberado de cualquier apego disfuncional, ser sanado en tu corazón y liberado en el nombre de Jesús. En el nombre de Jesús, que seas sanado. En el nombre de Jesús, que estés en paz. 

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

 

** Oración de liberación opcional **

 

Exorcismo menor de San Juan Crisóstomo (adaptado para uso de diáconos)

Oh Dios eterno, que redimiste a la raza de los hombres de la cautividad del diablo, libera a tu siervo(a) N. de toda obra de espíritus inmundos. Ordena a los espíritus malignos e impuros y a los demonios que se aparten del alma y el cuerpo de N. tu siervo(a) y no se queden ni se escondan en él (ella). Que sean + desterrados de esta la creación de Tus manos en Tu propio santo nombre y el de Tu Hijo unigénito y de Tu Espíritu creador de vida, para que, después de ser limpiado(a) de toda influencia demoníaca, él (ella) viva en santidad, piadosa, justa y rectamente y pueda ser considerado(a) digno(a) de recibir Santos Misterios de tu Hijo unigénito y nuestro Dios con quien eres + bendecido y glorificado junto con el todo santo y bueno y espíritu creador de vida ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

Amén 

Oh Tú, que has reprendido a todos los espíritus inmundos y por el poder de Tu Palabra has desterrado a la legión, ven ahora, por medio de Tu Hijo unigénito, a esta criatura + que has formado a Tu propia imagen y líbralo del adversario que lo mantiene en servidumbre, para que, recibiendo Tu misericordia y purificándose, él (ella) pueda unirse a las filas de Tu santo rebaño y ser preservado como templo vivo del Espíritu Santo y pueda recibir los Divinos y santos Misterios a través de la gracia, la compasión y la bondad amorosa de Tu Hijo unigénito, con quien eres bendecido junto con Tu Espíritu todo santo, bueno y creador de vida, ahora y siempre y por los siglos de los siglos.

Amén.

Te suplicamos, Señor, Dios Todopoderoso, Altísimo, Rey pacífico y sin tentaciones. Te suplicamos, a ti que has creado el cielo y la tierra, porque de ti ha salido el Alfa y la Omega, el principio y el fin, que habías ordenado que las bestias cuadrúpedas e irracionales estuvieran sometidas al hombre, porque tú las has sometido. Señor, extiende Tu mano poderosa y Tu brazo sublime y santo y en Tu cuidado vigilante mira hacia abajo a esta Tu criatura y envía sobre él (ella) un ángel pacífico, un ángel poderoso, guardián del alma y del cuerpo, que + reprenda y aleje de él (ella) a todo demonio malo e inmundo, porque solo Tú eres el Señor, Altísimo, Todopoderoso y + bendito por los siglos de los siglos.

Amén.

Te hacemos esta gran, divina, santa y asombrosa invocación y te suplicamos, oh Señor, la expulsión del diablo, y que lo reprimas para su total aniquilación, ¡ese apóstata! Señor, Tú que eres santo, sin comienzo, de temer, invisible en esencia, infinito en poder e incomprensible en tu divinidad, el Rey de gloria y Señor Todopoderoso, + ¡Señor, reprende al diablo! Tú que compusiste bien todas las cosas por tu Palabra desde la nada hasta la existencia; Tú que caminas sobre las alas del aire. + ¡Señor, reprende al diablo! Tú que invocas las aguas del mar y las derramas sobre la faz de toda la tierra. Señor de los ejércitos es tu nombre. + ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú que eres ministrado y alabado por innumerables órdenes celestiales y adorado y glorificado con temor por multitudes de huestes angelicales y arcangélicas. + ¡Oh Señor, reprende a Satanás! Tú, que eres honrado por los poderes circundantes, los temibles Querubines y serafines de seis alas y muchos ojos que cubren sus rostros con dos alas a causa de Tu divinidad inescrutable e invisible y con dos alas cubren sus pies, para no ser cauterizados por Tu indecible Gloria y majestad incomprensible, y con dos alas vuelan y llenan los cielos con sus gritos ¡El cielo y la tierra están llenos de Tu gloria!

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú que descendiste del seno del Padre y, través de la santa inexpresable, inmaculada adorable Encarnación de la Virgen, apareciste inefablemente en el mundo para salvarlo y arrojar al diablo del cielo en tu poder autoritario y mostrar al diablo como un paria a cada hombre.

+ ¡Oh Señor, reprende a Satanás! Tú que dijiste al mar: Cállate, cálmate y al instante se calmó a Tu orden. ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú que hiciste barro con tu saliva inmaculada y remodelaste el miembro falto del hombre desde el nacimiento y le diste la vista. ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú, que por tu palabra resucitaste a la hija del príncipe de la sinagoga, arrebataste al hijo de la viuda de la boca de la muerte y lo diste sano y salvo a su propia madre.

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú, Señor, que resucitaste a Lázaro a los cuatro días de entre los muertos, ileso, como si no hubiera muerto, y sin mancha para el asombro de muchos.

+ ¡Oh Señor, reprende a Satanás! Tú que destruiste la maldición con el golpe en tu rostro y con la lanza en tu costado inmaculado alzaste la espada llameante que custodiaba el Paraíso.

+ Oh Señor, reprende al diablo, tú que secaste todas las lágrimas de todos los rostros cuando escupieron sobre tu preciosa imagen expresada.

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú que pusiste Tu Cruz como apoyo, la salvación del mundo, a la caída del Diablo y la caída de todos los ángeles debajo de él.

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú, que hablabas desde tu Cruz y la cortina del templo se rasgó en dos, y las rocas se partieron y los sepulcros se abrieron los que estaban muertos desde los siglos fueron resucitados.

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú que con la muerte mataste la muerte y al resucitar concediste la vida a todos los hombres.

+ ¡Oh Señor, reprende a Satanás! Tú eres el que descendiste al Hades abriste sus sepulcros y liberaste a los prisioneros en él, llamándolos a Ti; delante de ti, los porteros del Hades se estremecieron al verte y, escondiéndose, se desvanecieron en la angustia del Hades.

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Eres tú, Cristo nuestro Dios, que resucitaste de entre los muertos y concediste tu resurrección a todos los hombres.

+ ¡Oh Señor, reprende a Satanás! Tú que en gloria subiste al cielo a tu Padre, sentado a la derecha de la majestad en el trono de la gloria.

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú, que volverás con gloria sobre las nubes del cielo con tus santos ángeles para juzgar a vivos y muertos.

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Tú, que le preparaste fuego inextinguible, gusano que no duerme, y las tinieblas de afuera para el castigo eterno.

+ ¡Oh Señor, reprende al diablo! Porque ante Ti todas las cosas se estremecen y tiemblan ante el rostro de Tu poder y la ira de Tu advertencia sobre él es incontenible.

+ ¡Oh Señor, reprende a Satanás, por Tu temible nombre! ¡Hazlo estremecer, temblar, tener miedo, partir, ser completamente destruido, ser desterrado! El que cayó del cielo y junto con él todos los espíritus malignos: todo espíritu maligno de lujuria, el espíritu de maldad, un espíritu de día y de noche, un espíritu de mediodía y de noche, un espíritu de medianoche, un espíritu imaginativo, un espíritu de encuentro, ya sea de la tierra seca o del agua, o uno en un bosque, o entre los juncos, o en las trincheras, o en un camino o en un cruce, en lagos o arroyos, en las casas, o uno que se rocía en los baños y cámaras, o uno que altera la mente del hombre. 

Haz que se vaya + rápidamente de esta criatura tuya, ¡Oh Cristo Creador, nuestro Dios! Y sácalo de este(a) siervo(a) de Dios N., de su mente, de su alma, de su corazón, de sus riñones, de sus sentidos, de todos sus miembros, para que él (ella) se vuelva íntegro, sano y libre, conociéndote, oh Dios, su propio Maestro y Creador de todas las cosas, tú que reúnes a los que se han descarriado y que das ellos el sello de la salvación través del renacimiento y restauración del divino Bautismo, para que él (ella) sea considerado(a) digno(a) de Tus inmaculados, y asombrosos Misterios y esté unido a Tu verdadero redil, habitando en un lugar de pasto y nutrido de la aguas de reposo, guiadas pastoralmente y con seguridad por la vara de la cruz + para el perdón de los pecados y la vida eterna. 

Porque a + Ti pertenece toda la gloria, el honor, la adoración y la majestad junto con Tu Padre sin principio + y el Espíritu todo santo, bueno y vivificante ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

Amén.
 

 

Translated by the St. Michael Center

 

ANTES DECIR ESTAS ORACIONES

Pautas para las oraciones de liberación para los laicos

 

1) Las oraciones incluidas en esta sección son para uso de los laicos.

 

2) Las oraciones en esta sección están redactadas típicamente para usarse para orar por uno mismo. Todos los individuos tienen autoridad sobre sí mismos y sus cuerpos y, por lo tanto, son libres de usar tantas oraciones imprecatorias (ordenando directamente a los demonios que se vayan) como oraciones deprecativas (oraciones dirigidas a Dios para que expulse a los demonios).

 

 3) En el caso de rezar estas oraciones por otras personas que no están bajo su autoridad directa, recomendamos a los fieles que ajusten las oraciones para que estén dirigidas a Dios, convirtiéndolas así en oraciones deprecativas. Para su propia protección pastoral, recomendamos que los fieles no utilicen oraciones imprecatorias, es decir, ordenando directamente a los demonios que se vayan, para otros sobre quienes no tienen autoridad.

 

4) De acuerdo con la ley natural, los laicos tienen autoridad sobre sí mismos, sus cónyuges e hijos. En estos casos, tienen la autoridad para utilizar oraciones imprecatorias.

Consagración de los bienes exteriores a la Santísima Virgen María

 

Yo N. pecador infiel, renuevo y ratifico hoy en tus manos los votos de mi Bautismo; Renuncio para siempre a Satanás, a sus pompas y obras; y me entrego enteramente a Jesucristo, la Sabiduría Encarnada, para llevar mi cruz en pos de Él todos los días de mi vida, y ser más fiel a Él de lo que jamás lo he sido. En presencia de toda la corte celestial, te escojo, oh María, este día para mi Madre y Señora. Sabiendo que he recibido derechos sobre todos mis bienes exteriores por la promulgación de la Ley Natural por el Autor Divino, te entrego y consagro, como tu esclavo, todos mis bienes exteriores, pasados, presentes y futuros; Entrego en tus manos, mi Madre Celestial, todos los derechos sobre mis bienes exteriores, incluyendo mi salud, finanzas, relaciones, posesiones, propiedades, mi trabajo y mi éxito terrenal y no me reservo ningún derecho de disponer de los bienes que me llegan. pero te dejo todo el derecho de disponer de todo lo que me pertenece, sin excepción, según tu beneplácito, para mayor gloria de Dios en el tiempo y en la eternidad. Como ahora entrego interiormente lo que me pertenece exteriormente en tus manos, te encomiendo la protección de esos bienes exteriores contra el maligno, para que, sabiendo que ahora te pertenecen, no pueda tocarlos. Recibe, oh Virgen buena y piadosa, esta ofrenda de lo poco que es, en honor y en unión con esa sujeción que la Sabiduría eterna se dignó tener a tu maternidad; en homenaje al poder que ambos tienen sobre este pobre pecador, y en acción de gracias por los privilegios con que les ha favorecido la Santísima Trinidad. Confiado en el cuidado providencial de Dios Padre y en tu cuidado maternal, tengo plena confianza en que me cuidarás en cuanto a las necesidades de esta vida y no me dejarás desamparado. Dios Padre aumenta mi confianza en la Madre de Tu Hijo; Nuestra Señora del Hermoso Amor, dame perfecta confianza en la providencia de Tu Hijo.

 

R. Amén.

 

Plegaria del Paraguas por la tecnología

Señor Jesucristo, Rey Soberano entronizado en el Cielo, en tu amor y misericordia establece un perímetro de protección con Tu Preciosa Sangre alrededor de nuestros dispositivos de comunicación y toda la tecnología utilizada durante esta sesión, las cámaras o cámaras web, micrófonos, parlantes, pantallas, todos y cada uno de los programas, conexiones Wi-Fi en el aire, tanto mi enrutador como el enrutador de N. y cualquier persona que ayude, los cables ópticos involucrados en la transmisión de datos y las ondas de luz que se utilizan para transferir datos. Límpialos con tu preciosa sangre y expulsa de ellos cualquier influencia satánica. Establece alrededor de ellos un santuario de tu misericordia donde Satanás y cualquier otro espíritu maligno o agencia humana no puedan interferir. Le pido al Padre que bloquee, ate, reprenda y vuelva impotente cualquier asalto del maligno de parte de ellos de cualquier manera. Padre, mientras estos instrumentos se utilicen en este ministerio de la Divina misericordia, te pedimos que les permitas disfrutar de la protección de la Santísima Madre, San Miguel Arcángel y todos los Santos Ángeles. Te lo pedimos en Tu Santísimo Nombre, el Nombre ante el cual toda rodilla se doblará, en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra, que Jesucristo es el Señor.

R. Amén.

 

Por un fraile dominico

Pequeño Salterio del Santísimo Rostro de Jesús

 

Lo siguiente es de un sacerdote amigo del St. Michael Center. Él escribió: “Nuestro Señor habló a mi corazón, diciendo:

Sí, les digo, el Pequeño Salterio agrada a Mi Corazón y bendeciré a los que buscan Mi Rostro rezando el Pequeño Salterio en Mi presencia. Su valor proviene de la inspirada Palabra de Dios que lo compone. Cada uno de los versos tiene resonancia en el cielo, y en Mi Iglesia en la tierra, y en el Purgatorio, donde las almas se consumen por el anhelo de ver Mi Rostro.

Recen el Pequeño Salterio por ti mismo, pero récenlo también por los sacerdotes que les han pedido que intercedan por ellos. Récenlo por grupos de sacerdotes y récenlo por [los sacerdotes de] naciones enteras. Récenlo por los obispos y sacerdotes encargados del cuidado de las almas. Récenlo por los sacerdotes que languidecen en la oscuridad y el frío de vidas de las que Yo estoy ausente porque ellos, en su debilidad, ceguera e ignorancia, Me han cerrado la puerta de su corazón. Recen por los moribundos: qué hermoso es morir deseando contemplar Mi Rostro en la luz. Y recen por las almas del Purgatorio para que sean tan purificadas como para contemplar Mi Rostro en gloria.

Usen el Pequeño Salterio para interceder por las almas esclavizadas por el mal, y úsenlo para la curación de los enfermos en la mente y el cuerpo, porque el resplandor de Mi Rostro Eucarístico penetra en las almas y los cuerpos expuestos a su luz, trayendo curación y reparación de lo que ha sido. sido dañado, desfigurado o manchado por el mal y por los efectos del pecado.

Al hacer esto, descubrirán que el Pequeño Salterio es una oración de adoración y reparación, y es por eso que se lo he dado y les pido que lo hagan saber... Les doy esta oración para Mi propia gloria, así indignado y desdeñado por las almas vueltas frías en el pecado, pero también se lo doy para su propio consuelo después de tanto amargo sufrimiento, y para el consuelo de un gran número de almas con las que comparto Mi Pasión, las que compensan lo que Falta en Mis sufrimientos, en su propia carne, por Mi Cuerpo, la Iglesia”.

 

 

 

Verso de apertura, tres veces:

+ Oye, Señor Jesús, las oraciones de tu siervo. *

Haz que tu rostro brille sobre tu santuario. (Dan 9:17)

 

En las cuentas del Padre Nuestro:

Mi alma tiene sed de Dios, el Dios viviente; *

¿Cuándo vendré y me presentaré ante el Rostro de Dios? (Sal 41: 3)

 

En las cuentas del Ave María:

Tu rostro, Señor Jesús, buscaré, *

no apartes tu rostro de mí. (Sal 26: 8-9)

 

Para concluir cada década:

He aquí, oh Dios nuestro protector: *

y mira el rostro de tu Cristo. (Salmos 83:10)

 

Al final de cinco décadas, tres veces:

Levántese Dios y sean esparcidos sus enemigos: *

y los que lo aborrecen, huyan de delante de su rostro (Sal 67: 2).

 

En conclusión:

+ La luz de Tu Rostro, Señor Jesús, brille sobre nosotros; *

Tú has puesto alegría en mi corazón. (Sal 4: 7)

 

El Pequeño Salterio de la Santa Faz consta de tres partes de 50 invocaciones divididas en décadas. Al igual que con el Rosario de la Santísima Virgen, las tres partes del Salterio de la Santa Faz no necesitan decirse todas a la vez.

Oración diaria por los sacerdotes

 

Oh Dios Eterno y Todopoderoso, mira el rostro de Tu Cristo, y por el amor de Aquel que es el Sumo Sacerdote Eterno, ten piedad de Tus sacerdotes. Recuerda, oh Dios compasivo, que no son más que seres humanos débiles y frágiles. Despierta en ellos la gracia de su vocación que está en ellos por imposición de las manos del obispo. Mantenlos cerca de Ti, no sea que el Enemigo prevalezca contra ellos, para que nunca hagan nada en lo más mínimo indigno de su sublime vocación.

Oh Jesús, te ruego por tus sacerdotes fieles y fervientes; por tus sacerdotes infieles y tibios; por Tus sacerdotes que trabajan en casa o en el extranjero en campos misioneros distantes; por tus sacerdotes tentados; por tus sacerdotes solitarios y desolados; por tus jóvenes sacerdotes; por tus sacerdotes ancianos; por tus sacerdotes enfermos, por tus sacerdotes moribundos; por las almas de Tus sacerdotes en el Purgatorio.

Pero sobre todo te recomiendo a los sacerdotes más queridos por mí; el sacerdote que me bautizó; los sacerdotes que me absolvieron de mis pecados; los sacerdotes a cuyas Misas asistí y que me dieron Tu Cuerpo y Sangre en la Sagrada Comunión; los sacerdotes que me enseñaron e instruyeron, o me ayudaron y animaron; a todos los sacerdotes con quienes estoy en deuda de alguna otra manera, particularmente N. Oh Jesús, mantenlos a todos cerca de Tu Corazón, y bendícelos abundantemente en el tiempo y en la eternidad. Amén.

IMPRIMATUR

+ Robert C. Morlino, obispo de Madison, 6 de septiembre de 2018

Liberación y bendición de un dormitorio

 

Se puede usar en cualquier lugar donde la persona se quede a pasar la noche.

P. Nuestra ayuda está en el + nombre del Señor. Quien hizo el cielo y la tierra.

V. Señor, ten piedad. (3 veces)

Señor Jesucristo, nuestro Salvador y Dios nuestro, por aspersión de agua bendita, expulsa de este aposento todo espíritu inmundo que pueda perturbar la paz de tus siervos. Cualesquiera que sean los pecados que se hayan cometido en este lugar, misericordiosamente concede perdón y límpialos a fondo con tu preciosísima sangre. Envía a tus santos ángeles para que velen por tus siervos para que permanezcan tranquilos y perseveren en tu voluntad. En el nombre del + Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. (3 veces)

(Rocíe la habitación con agua bendita para limpiarla. El aceite bendito se puede usar para hacer la señal de la cruz en la habitación, por ejemplo, paredes, puertas, armarios, ventanas, camas, sillas, mesas, etc.)

Señor Jesucristo, Dios nuestro, + bendice y sella con tu sangre preciosa este dormitorio de tu siervo (sierva) N. Que yo sea protegido (sierva) por tu gracia de todos los ataques del adversario. Que por tu protección pueda descansar en tranquilidad y prepararme devotamente para servirte mañana y todos los días. Para que siempre fiel a ti, tu siervo (sierva) sea contado(a) entre los bienaventurados en el reino, donde vives y reinas con el + Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

Amén.

(Rocíe la habitación con agua bendita para bendecir).

Padre Nuestro...

Salve Regina...

Ángel de Dios...

También se puede realizar un acto de Consagración a la Santísima Virgen María.