top of page

All these prayers are available on our APP

app-store-badge-trans.png
google-play-badge-trans.png

For Use By Exorcists 

Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Benedict medal.jpg
Sealing Prayer of Protection

Oración selladora de protección

El sacerdote sella a todos con Aceite Bendito: El sacerdote se bendice a sí mismo y a los demás con el Aceite Bendito exorcizado diciendo:

 

N., te sello en la Preciosísima Sangre contra todas y cada una de las incursiones del maligno, en particular contra cualquier espíritu apegado, aferrado a la familia, cualquier espíritu conocido, familiar, o que busque tomar represalias; y te sello contra cualquier espíritu enviado o convocado contra cualquiera que intente romper todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, desencadenantes, trances, votos, bendiciones demoníacas, ataduras demoníacas, influencias espirituales, ataduras del alma, investiduras, empoderamientos, dedicaciones, consagraciones, contratos o promesas, en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.

 

(Ripperger, Exorcismos menores p. 13)

Breaking Occult Ties

Sesión completa de exorcismo mayor

Complete Session of Major Exorcism

Oración selladora de protección

El sacerdote sella a todos con Aceite Bendito: El sacerdote se bendice a sí mismo y a los demás con el Aceite Bendito exorcizado diciendo:

N., te sello en la Preciosísima Sangre contra todas y cada una de las incursiones del maligno, en particular contra cualquier espíritu apegado, aferrado a la familia, cualquier espíritu conocido, familiar, o que busque tomar represalias; y te sello contra cualquier espíritu enviado o convocado contra cualquiera que intente romper todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, desencadenantes, trances, votos, bendiciones demoníacas, ataduras demoníacas, influencias espirituales, ataduras del alma, investiduras, empoderamientos, dedicaciones, consagraciones, contratos o promesas, en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. Amén.

 

Umbrellino Oracion

The Priest prays the following:

Señor Jesucristo, Rey soberano entronizado en el cielo, con tu amor y misericordia, establece con Tu Preciosísima Sangre un perímetro de protección alrededor mío y de (nombre), nuestras familias, seres queridos, aquellos que apreciamos, y nuestras posesiones, bloqueando el empoderamiento de satanás, cualquier maldición o cualquier otra entronización demoniaca y abominaciones que estén ante Tus ojos.

Te suplico que construyas un santuario de Tu misericordia alrededor mío y de (nombre) para que satanás y cualquier otro espíritu maligno o agencia humana no puedan empoderar o ayudar de ninguna manera a los demonios que están presentes aquí, hazlos sordos, mudos y ciegos, e incapaces de comunicarse o recibir ningún empoderamiento de cualquier otro espíritu maligno, aislándolos el uno del otro para que Tu los despojes de todas las armas, armaduras, poder, ilusiones y autoridad; para que Tu los ates, reprimendas e incapacites la comunicación o cualquier tipo de actividad entre ellos. 

Le pedimos a nuestra Santísima Virgen María, entronizada como Reina del cielo y la tierra, Madre de la Iglesia, Madre Dolorosa, Virgen mas Poderosa, y a San Miguel Arcángel, que envíen bajo su comando las legiones de ángeles para bloquear, atar, y retener cualquier demonio, ya sea satanás o cualquiera de sus otros espíritus malignos a que ayuden o se comuniquen con los demonios presentes en y alrededor de (nombre), destruyendo cualquier forma de que se fortalezcan y prolongar su estadía o fortalecer sus habilidades de atacar o esconderse. Te pedimos esto en tu Nombre mas Sagrado, el Nombre frente al cual todos se arrodillan, en el paraíso, en la tierra y bajo la tierra. Amen.       


Rompiendo maldiciones del Ocultismo

Ato en la Preciosísima Sangre de Jesús todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, desencadenantes, trances, votos, bendiciones demoníacas, vudú o cualquier otra esclavitud demoníaca enviada contra N. o contra mí, o cualquier otra esclavitud demoníaca. de nuestros seres queridos o de cualquiera de nuestras posesiones; Los ato a todos y los quebranto en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. (Tres veces)


Otra forma

Cualquier espíritu maligno asociado con todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, desencadenantes, trances, votos, bendiciones demoníacas, vudú o cualquier otra esclavitud demoníaca enviada contra N. o contra mí, o contra cualquiera de nuestros seres queridos. o cualquiera de nuestras posesiones, tú y todos tus espíritus compañeros en el Nombre de Jesús, por Su Preciosa Sangre y la autoridad de mi sacerdocio [con la autoridad que me ha otorgado Jesucristo y Su Iglesia], los ato por separado e individualmente y rompo todos los sellos: estás atado y los sellos están rotos en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. (Tres veces)

 

Para ser rezado por la persona afligida: 

Jesucristo yo confieso que Tu eres el Señor de mi vida y solo Tú tienes la más alta posición de poder y autoridad bajo el trono de nuestro Padre Celestial. Yo proclamo que Tu, Señor, eres mi Padre Celestial y que Tu trono tiene todo el poder, toda autoridad y que reina sobre todos los poderes y principados.

Padre, yo reconozco y estoy en acuerdo con todos Tus caminos y estoy en total acuerdo con la posición que Tu le has dado a tu Hijo único, Jesucristo, sobre mi vida. Yo me siento a los pies de Jesucristo conforme a la verdad de Sus enseñanzas y me abandono y uno al manto de Su autoridad y poder.

Yo renuncio al pecado, a Satanás, a sus obras y a todos sus subordinados de engañosas seducciones, que atacan al creyente y al no creyente.

Por ignorancia yo había caminado una senda de pecadores y había hablado el lenguaje que los pecadores hablan antes de que yo llegara a aceptar a Jesucristo en mi vida. Yo había condescendido con un comportamiento pecaminoso porque no comprendía totalmente, o no apreciaba el amor que Tu tenías por mí y yo me arrepiento.

En el nombre de Jesucristo, Padre, yo proclamo que este día sea un día de lavar el pecado de mi vida y un día de desatar las destructivas ataduras del alma de personas quienes sé que tienen puertas abiertas al pecado y que me afectan por eso. Yo oro para que la sangre de Jesucristo me lave y para que el Espíritu Santo desarraigue y elimine de mi todo lazo que Satanás ha atado a mí de estas personas para causar un trabajo de opresión por mi asociación, convenio anterior, o lo que pareció ser mi acuerdo con el pecado de otra persona.

 


Las palabras dentro de los paréntesis cuadrados son para ser oradas solamente por aquellas personas que tuvieron relaciones sexuales antes del matrimonio, o quienes han entrado en una relación ilícita e inmoral. 

[Padre, me arrepiento por haber tenido relaciones sexuales ilícitas e inmorales y yo pido Tu perdón Padre por cada vez que yo no hize caso en escucharte, porque se que este tipo de comportamiento no refleja Tu naturaleza. Por la Sangre de Jesucristo, yo pido que se rompa de mi toda conexión negativa y espiritualmente peligrosa que mi alma haya hecho con cada una de estas parejas sexuales. Que sus pecados sean de ellas y que mis pecados sean míos y cubiertos por la sangre de Jesucristo.

Padre, si alguna de estas parejas anteriores tiene comportamiento pecaminoso en su vida, o están viviendo en desobediencia a Tus caminos, yo quiero aclarar que no estoy en acuerdo con ninguno de sus caminos pecaminosos, o su desobediencia. En el nombre de Jesucristo, yo pido que los Ángeles Guerreros de Dios tomen sus espadas y completamente eliminen todas y todo tipo de atadura y lazo del alma que hayan sido conectados a mi de cada una de esas parejas sexuales en que yo no tomo ninguna consecuencia por sus pecados, ni cualquier consecuencia de mi previa relación con ellas.]

En el nombre de + Jesús, y por el poder de Su sangre, yo ahora renuncio, rompo y elimino todas las malignas ataduras de alma formadas entre NN. y yo, por del pecado de ____(nombra el pecado que causó la atadura de alma mala, tal como adulterio o fornicación.)  (3x)

Yo ahora ordeno a cualquier espíritu maligno que se haya aprovechado de esta maligna atadura de alma que se marche de mi ahora en el nombre de + Jesús.

 

Oración de Atadura

En el nombre de Jesucristo, nuestros Señor y Dios, y por el poder y la autoridad de mi sacerdocio, yo invoco a la autoridad plena de  toda la iglesia y las llaves de San Pedro y dejo a todos los espíritus impotentes , paralizados, e incapaces de vengarse de cualquiera de nosotros, nuestras familias amigos, comunidades, los que rezan por nosotros y sus familias o cualquier otra persona que este relacionada con nosotros. Yo ato, rompo y  separo todos los espíritus malignos, todos los poderes malignos presentes en el aire, el agua, en la tierra, en el fuego, debajo de la tierra, inframundo, cualquier fuerza satánica presente en la naturaleza y todos y cada uno de  los emisarios  de la sede satánica. Yo ato a la Sangre de Jesús todos sus atributos, aspectos y características, todas sus relaciones, comunicaciones y juegos de engaño. Yo rompo todos y cualquier unión, ataduras y afinidad en el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo.


Oración contra las represalias del poder del mal

Nos cubrimos con la Sangre de Jesucristo a través de la señal de Su Cruz vivificante +. Empapamos a nuestras familias, nuestras relaciones, nuestra casa, nuestra oficina, nuestra comida, nuestros recursos financieros, nuestros amigos y simpatizantes con la Sangre poderosa de nuestro Señor Jesucristo.

Cubrimos todo el aire, toda la tierra y todo el mar con la Sangre de Jesucristo. Satanás, está escrito en Apocalipsis 12: “Y lo vencieron por la sangre del Cordero y con su palabra y con su testimonio”. Usamos la Sangre de Jesús para cubrirnos ahora.

En el + Nombre de Jesús, rompemos todo poder de las tinieblas que nos ha enredado. Destruimos toda la red de Satanás contra nosotros. Nos libramos de todos los poderes de las tinieblas contra nosotros.

En + el nombre de Jesús, destruimos y anulamos todas las maldiciones, pactos y la iniciación de Satanás y sus agentes contra nosotros. Destruimos cualquier hechizo, encantamiento, maldición, pacto, iniciación y manipulación de cualquier espíritu negativo.

En el poderoso nombre de Jesucristo +, Padre, venimos contra todos los demonios que Satanás ha asignado para atacarnos espiritual o físicamente. Está escrito en el libro de Isaías: "Ningún arma que se forme contra mí prosperará, y toda lengua que se levante contra mí en juicio, la condenaré".

En el nombre de Jesucristo + Cristo, venimos contra todos los poderes de las tinieblas en el sueño. Atamos y echamos fuera a los demonios que nos atacan a través de los sueños.

Firmados, sellados y protegidos por Dios y escondidos en Cristo, sabemos que nada puede separarnos del amor, el gozo y la paz de Dios.

Padre Nuestro …                                                                          

+ en el Nombre del Padre y del Hijo y del espíritu Santo

R. Amén

 

 

Extraordinary Rite of Exorcism (Weller vol. II, pp. 175-223)

Rite of Exorcism

1. The priest delegated by the Ordinary to perform this office should first go to confession or at least elicit an act of contrition, and, if convenient, offer the holy Sacrifice of the Mass, and implore God's help in other fervent prayers. He vests in surplice and purple stole. Having before him the person possessed (who should be bound if there is any danger), he traces the sign of the cross over him, over himself, and the bystanders, and then sprinkles all of them with holy water. After this he kneels and says the Litany of the Saints, exclusive of the prayers which follow it. All present are to make the responses. At the end of the litany he adds the following:

 

Litany of the Saints

P: Lord, have mercy.

All: Lord, have mercy.

P: Christ, have mercy.

All: Christ, have mercy.

P: Lord, have mercy.

All: Lord, have mercy.

P: Christ, hear us.

All: Christ, graciously hear us. 

P: God, the Father in heaven.

All: Have mercy on us.

P: God, the Son, Redeemer of the world.

All: Have mercy on us.

P: God, the Holy Spirit.

All: Have mercy on us.

P: Holy Trinity, one God.

All: Have mercy on us.

 

Holy Mary, R. Pray for us.

Holy Mother of God, R. Pray for us.

Holy Virgin of virgins, R. Pray for us.

St. Michael, R. Pray for us.

St. Gabriel, R. Pray for us.

St. Raphael, R. Pray for us.

All holy angels and archangels, R. Pray for us.

All holy orders of blessed spirits, R. Pray for us.

St. John the Baptist, R. Pray for us.

St. Joseph, R. Pray for us.

All holy patriarchs and prophets, R. Pray for us.

St. Peter, R. Pray for us.

St. Paul, R. Pray for us.

St. Andrew, R. Pray for us.

St. James, R. Pray for us.

St. John, R. Pray for us.

St. Thomas, R. Pray for us.

St. James, R. Pray for us.

St. Philip, R. Pray for us.

St. Bartholomew, R. Pray for us.

St. Matthew, R. Pray for us.

St. Simon, R. Pray for us.

St. Thaddeus, R. Pray for us.

St. Matthias, R. Pray for us.

St. Barnabas, R. Pray for us.

St. Luke, R. Pray for us.

St. Mark, R. Pray for us.

All holy apostles and evangelists, R. Pray for us.

All holy disciples of the Lord, R. Pray for us.

All holy Innocents, R. Pray for us.

St. Stephen, R. Pray for us.

St. Lawrence, R. Pray for us.

St. Vincent, R. Pray for us.

SS. Fabian and Sebastian, R. Pray for us.

SS. John and Paul, R. Pray for us.

SS. Cosmas and Damian, R. Pray for us.

SS. Gervase and Protase, R. Pray for us.

All holy martyrs, R. Pray for us.

St. Sylvester, R. Pray for us.

St. Gregory, R. Pray for us.

St. Ambrose, R. Pray for us.

St. Augustine, R. Pray for us.

St. Jerome, R. Pray for us.

St. Martin, R. Pray for us.

St. Nicholas, R. Pray for us.

All holy bishops and confessors, R. Pray for us.

All holy doctors, R. Pray for us.

St. Anthony, R. Pray for us.

St. Benedict, R. Pray for us.

St. Bernard, R. Pray for us.

St. Dominic, R. Pray for us.

St. Francis, R. Pray for us.

All holy priests and levites, R. Pray for us.

All holy monks and hermits, R. Pray for us.

St. Mary Magdalen, R. Pray for us.

St. Agatha, R. Pray for us.

St. Lucy, R. Pray for us.

St. Agnes, R. Pray for us.

St. Cecilia, R. Pray for us.

St. Catherine, R. Pray for us.

St. Anastasia, R. Pray for us.

All holy virgins and widows, R. Pray for us.

 

P: All holy saints of God,

All: Intercede for us.

P: Be merciful,

All: Spare us, O Lord.

P: Be merciful,

All: Graciously hear us, O Lord.

 

From all evil, R. deliver us, O Lord.

From all sin, R. deliver us, O Lord.

From your wrath, R. deliver us, O Lord.

From sudden and unprovided death, R. deliver us, O Lord.

From the snares of the devil, R. deliver us, O Lord.

From anger, hatred, and all ill will, R. deliver us, O Lord.

From all lewdness, R. deliver us, O Lord.

From lightning and tempest, R. deliver us, O Lord.

From the scourge of earthquakes, R. deliver us, O Lord.

From plague, famine, and war, R. deliver us, O Lord.

From everlasting death, R. deliver us, O Lord.

By the mystery of your holy incarnation, R. deliver us, O Lord.

By your coming, R. deliver us, O Lord.

By your birth, R. deliver us, O Lord.

By your baptism and holy fasting, R. deliver us, O Lord.

By your cross and passion, R. deliver us, O Lord.

By your death and burial, R. deliver us, O Lord.

By your holy resurrection, R. deliver us, O Lord.

By your wondrous ascension, R. deliver us, O Lord.

By the coming of the Holy, R. deliver us, O Lord.

Spirit, the Advocate, R. deliver us, O Lord.

On the day of judgment, R. deliver us, O Lord.

 

We sinners, R. We beg you to hear us.

That you spare us, R. We beg you to hear us.

That you pardon us, R. We beg you to hear us.

That you bring us to true penance, R. We beg you to hear us.

That you govern and preserve your holy Church, R. We beg you to hear us.

That you preserve our Holy Father, and all ranks in the Church in holy religion, R. We beg you to hear us.

That you humble the enemies of holy Church, R. We beg you to hear us.

That you give peace and true concord to all Christian rulers, R. We beg you to hear us.

That you give peace and unity to the whole Christian world, R. We beg you to hear us.

That you restore to the unity of the Church all who have strayed from

 the truth, and lead all unbelievers to the light of the Gospel, R. We beg you to hear us.

That you confirm and preserve us in your holy service, R. We beg you to hear us.

That you lift up our minds to heavenly desires, R. We beg you to hear us.

That you grant everlasting blessings to all our benefactors, R. We beg you to hear us.

That you deliver our souls and the souls of our brethren, relatives, and

 benefactors from everlasting damnation, R. We beg you to hear us.

That you give and preserve the fruits of the earth, R. We beg you to hear us.

That you grant eternal rest to all the faithful departed, R. We beg you to hear us.

P: Christ hear us. 

All: Christ, graciously hear us. 

 

Antiphon: Do not keep in mind, O Lord, our offenses or those of our parents, nor take vengeance on our sins. 

 

Our Father… (the rest inaudibly until:)

 

P: And lead us not into temptation. 

All: But deliver us from evil.

 

Psalm 53

Save me, O God, By your name, and further my cause by your power. O God, hear my prayer; give ear to the words of my mouth. For proud men have risen against me, and men of violence have sought my life: they have not set God before their eyes. But see - God is my helper; the Lord supports my life. Let the evil recoil upon my foes, and cut them off in thy faithfulness. Gladly will I sacrifice unto you. I will praise your name, O Lord, for it is good. In every need He has delivered me, and my eye has seen the confusion of my foe. 

Glory be to the Father…

 

After the psalm the priest continues:

 

P: Save your servant.

All: Who trusts in you, my God.

P: Let him (her) find in you, Lord, a fortified tower.

All: In the face of the enemy.

P: Let the enemy have no power over him (her).

All: And the son of iniquity be powerless to harm him (her). 

P: Lord, send him (her) aid from your holy place.

All: And watch over him (her) from Sion.

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by you. 

P: The Lord be with you.

All: And with your spirit.

 

Let us pray.

God, whose nature is ever merciful and forgiving, accept our prayer that this servant of yours, bound by the fetters of sin, may be pardoned by your loving kindness.

 

Holy Lord, almighty Father, everlasting God and Father of our Lord Jesus Christ, who once and for all consigned that fallen and apostate tyrant to the flames of hell, who sent your only- begotten Son into the world to crush that roaring lion; hasten to our call for help and snatch from ruination and from the clutches of the noonday devil this human being made in your image and likeness. Strike terror, Lord, into the beast now laying waste your vineyard. Fill your servants with courage to fight manfully against that reprobate dragon, lest he despise those who put their trust in you, and say with Pharaoh of old: "I know not God, nor will I set Israel free." Let your mighty hand cast him out of your servant, N., + so he may no longer hold captive this person whom it pleased you to make in your image, and to redeem through your Son; who lives and reigns with you, in the unity of the Holy Spirit, God, forever and ever.

All: Amen.

 

2. Then he commands the demon as follows:

I command you, unclean spirit, whoever you are, along with all your minions now attacking this servant of God, by the mysteries of the incarnation, passion, resurrection, and ascension of our Lord Jesus Christ, by the descent of the Holy Spirit, by the coming of our Lord for judgment, that you tell me by some sign your name, and the day and hour of your departure. I command you, moreover, to obey me to the letter, I who am a minister of God despite my unworthiness; nor shall you be emboldened to harm in any way this creature of God, or the bystanders, or any of their possessions.

 

3. Next he reads over the possessed person these selections from the Gospel, or at least one of them.

 

A Reading from the holy Gospel according to St. John (John 1:1-14)

As he says these opening words he signs himself and the possessed on the brow, lips, and breast.

    In the beginning was the Word, and the Word was with God, and the Word was God. The same was in the beginning with God. All things were made by Him, and without Him, was made nothing that was made. In Him was life, and the life was the light of men: and the light shineth in darkness, and the darkness did not comprehend it. In Him was life, and the life was the light of men: and the light shines in the darkness, and the darkness did not comprehend it. There was a man sent from God, whose name was John. This man came for a witness, to bear witness to the light, that all men might believe through him. He was not the light, but was to give testimony to the light. That was the true light, which enlightens every man that comes into this world. He was in the world, and the world was made by Him and the world knew Him not. He came unto His own, and His own did not receive Him. But as many as received Him, He gave them power to be made the sons of God, to them that believe in His name. Who was born, not of blood, nor of the will of the flesh nor of the will of man, but of God. (genuflect).  And the Word was made flesh, and dwelt among us, and we saw His glory, the glory as it were of the Only-Begotten of the Father, full of grace and truth. 

 

 

A Reading from the holy Gospel according to St. Mark. (Mark 16:15-18)

At that time Jesus said to His disciples: "Go into the whole world and preach the Gospel to all creation. He that believes and is baptized will be saved; he that does not believe will be condemned. And in the way of proofs of their claims, the following will accompany those who believe: in my name they will drive out demons; they will speak in new tongues; they will take up serpents in their hands, and if they drink anything deadly, it will not hurt them; they will lay their hands on the sick, and these will recover."

 

A Reading from the holy Gospel according to St. Luke. (Luke 10:17-20)

At that time the seventy-two returned in high spirits. "Master," they said, "even the demons are subject to us because we use your name!" "Yes," He said to them, "I was watching Satan fall like lightning that flashes from heaven. But mind: it is I that have given you the power to tread upon serpents and scorpions, and break the dominion of the enemy everywhere; nothing at all can injure you. Just the same, do not rejoice in the fact that the spirits are subject to you, but rejoice in the fact that your names are engraved in heaven."

 

A Reading from the holy Gospel according to St. Luke. (Luke 11:14-22)

At that time Jesus was driving out a demon, and this particular demon was dumb. The demon was driven out, the dumb man spoke, and the crowds were enraptured. But some among the people remarked: "He is a tool of Beelzebul, and that is how he drives out demons!" Another group, intending to test Him, demanded of Him a proof of His claims, to be shown in the sky. He knew their inmost thoughts. "Any kingdom torn by civil strife," He said to them, "is laid in ruins; and house tumbles upon house. So, too, if Satan is in revolt against himself, how can his kingdom last, since you say that I drive out demons as a tool of Beelzebul. And furthermore: if I drive out demons as a tool of Beelzebul, whose tools are your pupils when they do the driving out? Therefore, judged by them, you must stand condemned. But, if, on the contrary, I drive out demons by the finger of God, then, evidently the kingdom of God has by this time made its way to you. As long as a mighty lord in full armor guards his premises, he is in peaceful possession of his property; but should one mightier than he attack and overcome him, he will strip him of his armor, on which he had relied, and distribute the spoils taken from him."

 

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by you.

P: The Lord be with you.

All: May He also be with you.

 

Let us pray.

Almighty Lord, Word of God the Father, Jesus Christ, God and Lord of all creation; who gave to your holy apostles the power to tramp underfoot serpents and scorpions; who along with the other mandates to work miracles was pleased to grant them the authority to say: "Depart, you devils!" and by whose might Satan was made to fall from heaven like lightning; I humbly call on your holy name in fear and trembling, asking that you grant me, your unworthy servant, pardon for all my sins, steadfast faith, and the power--supported by your mighty arm--to confront with confidence and resolution this cruel demon. I ask this through you, Jesus Christ, our Lord and God, who are coming to judge both and the dead and the world by fire.

R. Amen 

 

4. Next he makes the sign of the cross over himself and the one possessed, places the end of the stole on the latter’s neck, and, putting his right hand on the latter’s head, he says the following in accents filled with confidence and faith: 

 

P: See the cross of the Lord; begone, you hostile powers!

All: The stem of David, the lion of Judah's tribe has conquered.

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by you. 

P: The Lord be with you.

All: May He also be with you.

 

Let us pray.

God and Father of our Lord Jesus Christ, I appeal to your holy name, humbly begging your kindness, that you graciously grant me help against this and every unclean spirit now tormenting this creature of yours; through Christ our Lord.

All: Amen.

 

Exorcism

 

I cast you out, unclean spirit, along with every satanic power of the enemy, every spectre from hell, and all your fell companions; in the name of our Lord Jesus + Christ, begone and stay far from this creature of God. + For it is He who commands you, He who flung you headlong from the heights of heaven into the depths of hell. It is He who commands you, He who once stilled the sea and the wind and the storm. Hearken, therefore, and tremble in fear, Satan, you enemy of the faith, you foe of the human race, you begetter of death, you robber of life, you corrupter of justice, you root of all evil and vice, seducer of men, betrayer of the nations, instigator of envy, font of avarice, fomentor of discord, author of pain and sorrow. Why, then, do you stand and resist, knowing as you must that Christ the Lord brings your plans to nothing? Fear Him, who in Isaac was offered in sacrifice, in Joseph sold into bondage, slain as the paschal lamb, crucified as man, yet triumphed over the powers of hell. (The three signs of the cross which follow are traced on the brow of the possessed person). Begone, then, in the name of the Father, + and of the Son, + and of the Holy + Spirit. Give place to the Holy Spirit by this sign of the holy + cross of our Lord Jesus Christ, who lives and reigns with the Father and the Holy Spirit, God, forever and ever.

All: Amen.

 

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by you. 

P: The Lord be with you.

All: And with your spirit.

 

Let us pray.

God, Creator and defender of the human race, who made man in your own image, look down in pity on this your servant, N., now in the toils of the unclean spirit, now caught up in the fearsome threats of man's ancient enemy, sworn foe of our race, who befuddles and stupefies the human mind, throws it into terror, overwhelms it with fear and panic. Repel, O Lord, the devil's power, break asunder his snares and traps, put the unholy tempter to flight. By the sign + (on the brow) of your name, let your servant be protected in mind and body. (The three crosses which follow are traced on the breast of the possessed person). Keep watch over the inmost recesses of his (her) + heart; rule over his (her) + emotions; strengthen his (her) + will. Let vanish from his (her) soul the temptings of the mighty adversary. Graciously grant, O Lord, as we call on your holy name, that the evil spirit, who hitherto terrorized over us, may himself retreat in terror + and defeat, so that this servant of yours may sincerely and steadfastly render you the service which is your due; through Christ our Lord.

All: Amen.

 

Exorcism

I adjure you, ancient serpent, by the judge of the living and the dead, by your Creator, by the Creator of the whole universe, by Him who has the power to consign you to hell, to depart forthwith in fear, along with your savage minions, from this servant of God, N., who seeks refuge in the fold of the Church. I adjure you again, + (on the brow) not by my weakness but by the might of the Holy Spirit, to depart from this servant of God, N., whom almighty God has made in His image. Yield, therefore, yield not to my own person but to the minister of Christ. For it is the power of Christ that compels you, who brought you low by His cross. Tremble before that mighty arm that broke asunder the dark prison walls and led souls forth to light. May the trembling that afflicts this human frame, + (on the breast) the fear that afflicts this image + (on the brow) of God, descend on you. Make no resistance nor delay in departing from this man, for it has pleased Christ to dwell in man. Do not think of despising my command because you know me to be a great sinner. It is God + Himself who commands you; the majestic Christ + who commands you. God the Father + commands you; God the Son + commands you; God the Holy + Spirit commands you. The mystery of the cross commands + you. The faith of the holy apostles Peter and Paul and of all the saints commands + you. The blood of the martyrs commands + you. The continence of the confessors commands + you. The devout prayers of all holy men and women command + you. The saving mysteries of our Christian faith command + you.

 

Depart, then, transgressor. Depart, seducer, full of lies and cunning, foe of virtue, persecutor of the innocent. Give place, abominable creature, give way, you monster, give way to Christ, in whom you found none of your works. For He has already stripped you of your powers and laid waste your kingdom, bound you prisoner and plundered your weapons. He has cast you forth into the outer darkness, where everlasting ruin awaits you and your abettors. To what purpose do you insolently resist? To what purpose do you brazenly refuse? For you are guilty before almighty God, whose laws you have transgressed. You are guilty before His Son, our Lord Jesus Christ, whom you presumed to tempt, whom you dared to nail to the cross. You are guilty before the whole human race, to whom you profferred by your enticements the poisoned cup of death.

 

Therefore, I adjure you, profligate dragon, in the name of the spotless + Lamb, who has trodden down the asp and the basilisk, and overcome the lion and the dragon, to depart from this man (woman) + (on the brow), to depart from the Church of God + (signing the bystanders). Tremble and flee, as we call on the name of the Lord, before whom the denizens of hell cower, to whom the heavenly Virtues and Powers and Dominations are subject, whom the Cherubim and Seraphim praise with unending cries as they sing: Holy, holy, holy, Lord God of Sabaoth. The Word made flesh + commands you; the Virgin's Son + commands you; Jesus of Nazareth commands you, who once, when you despised His disciples, forced you to flee in shameful defeat from a man; and when He had cast you out you did not even dare, except by His leave, to enter into a herd of swine. And now as I adjure you in His + name, begone from this man (woman) who is His creature. It is futile to resist His + will. It is hard for you to kick against the + goad. The longer you delay, the heavier your punishment shall be; for it is not men you are contemning, but rather Him who rules the living and the dead, who is coming to judge both the living and the dead and the world by fire.

All: Amen.

 

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by 

P: The Lord be with you.

All: And with your spirit. 

 

Let us pray.

God of heaven and earth, God of the angels and archangels, God of

the prophets and apostles, God of the martyrs and virgins, God who have power to bestow life after death and rest after toil; for there is no other God than you, nor can there be another true God beside you, the Creator of heaven and earth, who are truly a King, whose kingdom is without end; I humbly entreat your glorious majesty to deliver this servant of yours from the unclean spirits; through Christ our Lord.

All: Amen.


 

Exorcism

Therefore, I adjure you every unclean spirit, every spectre from hell, every satanic power, in the name of Jesus Christ of Nazareth, who was led into the desert after His baptism by John to vanquish you in your citadel, to cease your assaults against the creature whom He has formed from the slime of the earth for His own honor and glory; to quake before wretched man, seeing in him the image of almighty God, rather than his state of human frailty. Yield then to God, + who by His servant, Moses, cast you and your malice, in the person of Pharaoh and his army, into the depths of the sea. Yield to God, who, by the singing of holy canticles on the part of David, His faithful servant, banished you from the heart of King Saul. Yield to God, + who condemned you in the person of Judas Iscariot, the traitor. For He now flails you with His divine scourges, + He in whose sight you and your legions once cried out: "What have we to do with you, Jesus, Son of the Most High God? Have you come to torture us before the time?" Now He is driving you back into the everlasting fire, He who at the end of time will say to the wicked: "Depart from me, you accursed, into the everlasting fire which has been prepared for the devil and his angels." For you, O evil one, and for your followers there will be worms that never die. An unquenchable fire stands ready for you and for your minions, you prince of accursed murderers, father of lechery, instigator of sacrileges, model of vileness, promoter of heresies, inventor of every obscenity.

 

Depart, then, + impious one, depart, + accursed one, depart with all your deceits, for God has willed that man should be His temple. Why do you still linger here? Give honor to God the Father + almighty, before whom every knee must bow. Give place to the Lord Jesus + Christ, who shed His most precious blood for man. Give place to the Holy + Spirit, who by His blessed apostle Peter openly struck you down in the person of Simon Magus; who cursed your lies in Annas and Saphira; who smote you in King Herod because he had not given honor to God; who by His apostle Paul afflicted you with the night of blindness in the magician Elyma, and by the mouth of the same apostle bade you to go out of Pythonissa, the soothsayer. Begone, + now! Begone, + seducer! Your place is in solitude; your abode is in the nest of serpents; get down and crawl with them. This matter brooks no delay; for see, the Lord, the ruler comes quickly, kindling fire before Him, and it will run on ahead of Him and encompass His enemies in flames. You might delude man, but God you cannot mock. It is He who casts you out, from whose sight nothing is hidden. It is He who repels you, to whose might all things are subject. It is He who expels you, He who has prepared everlasting hellfire for you and your angels, from whose mouth shall come a sharp sword, who is coming to judge both the living and the dead and the world by fire.

All: Amen.

 

5. All the above may be repeated as long as necessary, until the one possessed has been fully freed.

 

6. It will also help to say devoutly and often over the afflicted person the Our Father, Hail Mary, and the Creed, as well as any of the prayers given below.

 

7. The Canticle of our Lady, with the doxology; the Canticle of Zachary, with the doxology.

 

 Athanasian Creed

 P: Whoever wills to be saved * must before all else hold fast to the Catholic faith. 

All: Unless one keeps this faith whole and untarnished, * without doubt he will perish forever. 

P: Now this is the Catholic faith: * that we worship one God in Trinity, and Trinity in unity; 

All: Neither confusing the Persons one with the other, * nor making a distinction in their nature. 

P: For the Father is a distinct Person; and so is the Son, * and so is the Holy Spirit.

All: Yet the Father, Son, and Holy Spirit possess one Godhead, * co-equal glory, co-eternal majesty. 

P: As the Father is, so is the Son, * so also is the Holy Spirit. 

All: The Father is uncreated, the Son is uncreated, * the Holy Spirit is uncreated.

P: The Father is infinite, the Son is infinite, * the Holy Spirit is infinite. 

All: The Father is eternal, the Son is eternal, * the Holy Spirit is eternal.

P: Yet they are not three eternals, * but one eternal God. 

All: Even as they are not three uncreated, or three infinites, * but one uncreated and one infinite God. 

P: So likewise the Father is almighty, the Son is almighty, * the Holy Spirit is almighty. 

All: Yet they are not three almighties, * but they are the one Almighty. 

P: Thus the Father is God, the Son is God, * the Holy Spirit is God. 

All: Yet they are not three gods, * but one God. 

P: Thus the Father is Lord, the Son is Lord, * the Holy Spirit is Lord. 

All: Yet there are not three lords, * but one Lord. 

P: For just as Christian truth compels us to profess that each Person is individually God and Lord, * so does the Catholic religion forbid us to hold that there are three gods or lords. 

All: The Father was not made by any power; * He was neither created nor begotten. 

P: The Son is from the Father alone, * neither created nor made, but begotten.

All: The Holy Spirit is from the Father and the Son, * neither made nor created nor begotten, but He proceeds. 

P: So there is one Father, not three; one Son, not three; * one Holy Spirit, not three. 

All: And in this Trinity one Person is not earlier or later, nor is one greater or less; * but all three Persons are co-eternal and co-equal. 

P: In every way, then, as already affirmed, * unity in Trinity and Trinity in unity is to be worshipped. 

All: Whoever, then, wills to be saved * must assent to this doctrine of the Blessed Trinity. 

P: But it is necessary for everlasting salvation * that one also firmly believe in the incarnation of our Lord Jesus Christ. 

All: True faith, then, requires us to believe and profess * that our Lord Jesus Christ, the Son of God, is both God and man. 

P: He is God, begotten of the substance of the Father from eternity; * He is man, born in time of the substance of His Mother. 

All: He is perfect God, and perfect man * subsisting in a rational soul and a human body. 

P: He is equal to the Father in His divine nature, * but less than the Father in His human nature as such. 

All: And though He is God and man, * yet He is the one Christ, not two; 

P: One, however, not by any change of divinity into flesh, * but by the act of God assuming a human nature. 

All: He is one only, not by a mixture of substance, * but by the oneness of His Person. 

P: For, somewhat as the rational soul and the body compose one man, * so Christ is one Person who is both God and man; 

All: Who suffered for our salvation, who descended into hell, * who rose again the third day from the dead; 

P: Who ascended into heaven, and sits at the right hand of God the Father almighty, * from there He shall come to judge both the living and the dead. 

All: At His coming all men shall rise again in their bodies, * and shall give an account of their works. 

P: And those who have done good shall enter into everlasting life, * but those who have done evil into everlasting fire. 

All: All this is Catholic faith, * and unless one believes it truly and firmly one cannot be saved. 

P: Glory be to the Father... 

All: As it was in the beginning... 

 

{Here follow a large number of psalms which may be used at the exorcist's discretion but are not a necessary part of the rite. Some of them occur in other parts of the Ritual and are so indicated; the others may be taken from the Psalter. Psalm 90; psalm 67; psalm 69; psalm 53; psalm 117; psalm 34; psalm 30; psalm 21, psalm 3; psalm 10; psalm 12.}

 

Prayer Following Deliverance

P: Almighty God, we beg you to keep the evil spirit from further molesting this servant of yours, and to keep him far away, never to return. At your command, O Lord, may the goodness and peace of our Lord Jesus Christ, our Redeemer,

take possession of this man (woman). May we no longer fear any evil

since the Lord is with us; who lives and reigns with you, in the unity of the Holy Spirit, God, forever and ever.

All: Amen.

 

Cleansing Prayer (Cabading, pp. 212-213):

Señor Jesús, gracias por compartir con nosotros tu maravilloso ministerio de sanidad y liberación. Gracias por la sanación que hemos visto y experimentado hoy. Pero nos damos cuenta de que la enfermedad y el mal que encontramos son más de lo que nuestras humanidades pueden soportar. Así que límpianos de cualquier tristeza, negatividad o desesperación que podamos haber captado durante el curso de este ministerio.

Si nuestro ministerio nos ha tentado a la ira, la impaciencia o la lujuria, límpianos de esas tentaciones y reemplázalas con amor, gozo y paz. Si algún espíritu maligno se ha adherido a nosotros o nos ha oprimido de alguna manera, yo les ordeno a ustedes, espíritus de la tierra, aire, fuego o agua, del inframundo o de la naturaleza, y a todos los espíritus que no son del Espíritu Santo que se vayan ahora y vayan directamente a Jesucristo, para que Él los trate como quiera.

Ven, Espíritu Santo, renuévanos, llénanos de nuevo con tu poder, amor y alegría. Fortalécenos donde nos hemos sentido débiles y vístenos de Tu luz. Llénanos de vida. Y Señor Jesús, por favor envía a tus santos ángeles para que nos ministren a nosotros y a nuestras familias y para que nos guarden y protejan de todas las enfermedades, daños y accidentes, y que nos guarden en un viaje seguro a casa y nos concedan un descanso nocturno pacífico. Te alabamos ahora y siempre, Padre Celestial, en el Nombre de Jesucristo nuestro Señor y Salvador, por el poder del Espíritu Santo, oramos que el poder limpiador de la preciosa sangre de Tu Hijo venga sobre nosotros ahora mismo.

Purifícanos y lávanos con la sangre de Jesús desde la coronilla hasta la planta de nuestros pies. Dejemos que esta sangre penetre en la médula de nuestros huesos para limpiarnos de cualquier enredo de los espíritus malignos con los que hemos entrado en contacto durante el curso de nuestra intercesión. Úngenos con los dones del Espíritu Santo y refresca nuestro cuerpo, alma y espíritu, y que la señal de tu santa cruz aleje de nosotros a todos los espíritus malignos.

En el Nombre del Padre + y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Extraordinary Form Rite of Exorcism - Latin

EF Exorcism Latin

Ritus Exorcizandi Obsessos A Daemonio

 

Sacerdos ab Ordinario delegatus, rite confessus, aut saltem cordo peccata sua detestans, peracto, si commode fieri possit, Sanctissmio Missae sacrificio, divinoque auxilio piis precibus implorato, superpelliceo et stola violacea indutus, et coram se habens obsessum ligatum, si sit periculum, eum, se, et astantes communiat signo crucis, et aspergat aqua benedicta, et genibus flexis, aliis respondentibus, dicat Litanias ordinarias usque ad Preces exclusive. Postea dicat: 

 

Ant. Ne reminiscáris, Dómine, delícta nostra vel paréntum nostrórum: neque vindíctam sumas de peccátis nostris. 

Pater noster (secreto usque ad)

Et ne nos inducas in tentatiónem. 

Sed líbera nos a malo. 

 

Psalmus 53

Deus, in nómine tuo salvum me fac: *et in virtúte tua júdica me. 

Deus, exáudi oratiónem meam: *áuribus pércipe verba oris mei. 

Quóniam aliéni insurrexérunt advérsum me, et fortes quaesiérunt ánimam meam, *et non proposuérunt Deum ante conspéctum suum.

Ecce enim Deus ádjuvat me: * et Dóminus suscéptor est ánimae meae. 

Avérte mala inimícis meis: *et in veritáte tua dispérde illos. 

Voluntárie sacrificábo tibi, *et confitébor nómini tuo, Dómine: quóniam bonum est: Quóniam ex omni tribulatióne eripuísti me: *et super inimícos meos despéxit óculus meus. 

Glória Patri…

Sicut erat. 

V. Salvum (-am) fac servum tuum (ancíllam tuam). 

R. Deus meus, sperántem in te. 

V. Esto ei, Dómine, turris fortitúdinís. 

R. A fácie inimíci. 

V.Nihil profíciat inimícus in eo (ea). 

R. Et fílius iniquitátis non appónat nocére ei. 

V. Mitte ei, Dómine, auxílium de sancto. 

R. Et de Sion tuére eum (eam).

V. Dómine, exáudi oratiónem meam. 

R. Et clamor meus ad te véniat. 

V. Dóminus vobíscum. 

R. Et cum spíritu tuo. 

 

Orémus. 

Deus, cui próprium est miseréri semper et párcere: súscipe deprecatiónem nostram; ut hunc fámulum tuum, quem (hanc fámulam tuam, quam) delictórum caténa constríngit, miserátio tuae pietátis cleménter absólvat. 

 

Dómine sancte, Pater omnípotens, aetérne Deus, Pater Dómini nostri Jesu Christi, qui illum réfugam tyránnum et apóstatam gehénnae ígnibus deputásti, quique Unigénitum tuum in hunc mundum misísti, ut illum rugiéntem contéreret: velóciter atténde, accélera, ut erípias hóminem ad imáginem et similitúdinem tuam creátum, a ruína, et daemónio meridiáno. Da, Dómine, terrórem tuum super béstiam, quae extérminat víneam tuam. Da fidúciam servis tuis contra nequíssimum dracónem pugnáre fortíssime, ne contémnat sperántes in te, et ne dicat, sicut in Pharaóne, qui jam dixit: Deum non novi, nec Israel dimitto. Urgeat illum déxtera tua potens discédere a fámulo tuo N. (a fámula tua N.+ ne diútius praesúmat captívum tenére, quem tu ad imáginem tuam fácere dignátus es, et in Fílio tuo redemísti: Qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti Deus, per ómnia saécula saeculórum. 

R. Amen.

 

2. Deinde praecipiat daemoni hunc in modum:

 

Praecípio tibi, quicúmque es, spíritus immúnde, et ómnibus sóciis tuis, hunc Dei fámulum (hanc Dei fámulam) obsidéntibus: ut per mystéria incarnatiónis, passiónis, resurrectiónis, et ascensiónis Dómini nostri Jesu Christi, per missiónem Spíritus Sancti, et per advéntum ejúsdem Dómini nostri judícium, dicas mihi nomen tuum, diem, et horam éxitus tui, cum áliquo signo: et ut mihi Dei minístro licet indígno, prorsus in ómnibus obédias: neque hanc creatúram Dei, vel circumstántes aut eórum bona ullo modo offéndas. 

 

3. Deinde legantur super obsessum haec Evangelia, vel saltem unum.

 

Léctio sancti Evangélii secúndum Joánnem. (Joan: 1:1-14)

In princípio erat Verbum, et Verbum erat apud Deum, et Deus erat Verbum. Hoc erat in princípio apud Deum. Omnia per ipsum facta sunt: et sine ipso factum est nihil, quod factum est: in ipso vita erat, et vita erat lux hóminum: et lux in ténebris lucet, et ténebrae eam non comprehendérunt. Fuit homo missus a Deo, cui nomen erat Joánnes. Hic venit in testimónium, ut testimónium perhibéret de lumine, ut omnes créderent per illum. Non erat ille lux, sed ut testimónium perhibéret de lúmine. Erat lux vera, quae illúminat omnem hóminem veniéntem in hunc mundum. In mundo erat, et mundus per ipsum factus est, et mundus eum non cognóvit. In própria venit, et sui eum non recepérunt. Quotquot autem recepérunt eum, dedit eis potestátem fílios Dei fíeri, his, qui credunt in nómine ejus: qui non ex sangúinibus, neque ex voluntáte carnis, neque ex voluntáte viri, sed ex Deo nati sunt (hic genuflectitur). Et Verbum caro factum est, et habitávit in nobis: et vídimus glóriam ejus, glóriam quasi Unigéniti a patre, plenum grátiae et veritátis.  

R. Deo grátias. 

 

Léctio sancti Evangélii secúndum Marcum (Marc. 16, 15-18)

In illo témpore: Dixit Jesus discípulis suis: Eúntes in mundum univérsum, praedicáte Evangélium omni creatúrae. Qui credíderit, et baptizátus fúerit, salvus erit: qui vero non credíderit, condemnábitur. Signa autem eos, qui credíderint, haec sequéntur: In nómine meo daemónia ejícient: linguis loquéntur novis: serpéntes tollent: et si mortíferum quid bíberint, non eis nocébit: super aegros manus impónent, et bene habébunt. 

 

Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam (Luc. 10: 17-20)

In illo témpore: Revérsi sunt septuagínta duo cum gáudio, dicéntes ad Jesum: Dómine, étiam daemónia subjiciúntur nobis in nómine tuo. Et ait illis: Vidébam sátanam sicut fulgur de caelo cadéntem. Ecce dedi vobis potestátem calcándi supra serpéntes, et scorpiónes, et super omnem virtútem inimíci: et nihil vobis nocébit. Verúmtamen in hoc nolíte gaudére, quia spiritus vobis subjiciúntur: gaudéte autem, quod nómina vestra scripta sunt in caelis. 

 

Léctio sancti Evangélii secúndum Lucam (Luc. 11:14-22)

In illo témpore: Erat Jesus ejíciens daemónium, et illud erat mutum. Et cum ejecísset daemónium, locútus est mutus, et admirátae sunt turbae. Quidam autem ex eis dixérunt: In Beélzebub príncipe daemoniórum éjicit daemónia. Et álii tentántes signum de caelo quaerébant ab eo. Ipse autem ut vidit cogitatiónes eórum dixit eis: Omne regnum in seípsum divísum desolábitur, et domus supra domum cadet. Si autem et sátanas in seípsum divísus est, quómodo stabit regnum ejus? qui dícitis, in Beélzebub me ejícere daemónia. Si autem ego in Beélzebub ejício daemónia, fílii vestri in quo ejíciunt? Ideo ipsi júdices vestri erunt. Porro si in dígito Dei ejício daemónia: profécto pervénit in vos regnum Dei. Cum fortis armátus custódit átrium suum in pace sunt ea, quae póssidet. Si autem fórtior eo supervéniens vicerit eum, univérsa arma ejus áuferet, in quibus confidébat, et spólia ejus distribuet. 

 

V. Dómine, exáudi oratiónem meam. 

R. Et clamor meus ad te véniat. 

V. Dóminus vobíscum. 

R. Et cum spíritu tuo. 

 

Orémus. 

Omnípotens Dómine, Verbum Dei Patris, Christe Jesu, Deus et Dóminus univérsae creatúrae; qui sanctis Apóstolis tuis dedísti potestátem calcándi super serpéntes et scorpiónes: qui inter cétera mirabílium tuórum praecépta dignátus es dícere: Daémónes effugáte: cujus virtúte motus tamquam fulgur de caelo sátanas cécidit: tuum sanctum nomen cum timóre et tremóre supplíciter déprecor, ut indigníssimo mihi servo tuo, data vénia ómnium delictórum meórum, constántem fidem, et potestátem donáre dignéris, ut hunc crudélem daémonem, bráchii tui sancti munítus poténtia, fidénter et secúrus aggrédiar: per te Jesu Christe, Dómine Deus noster, qui ventúrus es judicáre vivos et mórtuos, et saéculum per ignem. R. Amen. 

 

4. Deinde muniat se et obsessum signo crucis, imponat extemam partem stolae collo eius, et, dextera manu sua capiti eius imposita, constantur et magna cum fide dicat ea quae sequuntur:

V. Ecce Crucem Dómini, fúgite, partes advérsae. 

R. Vicit leo de tribu Juda, radix David. 

V. Dómine, exáudi oratiónem meam. 

R. Et clamor meus ad te véniat. 

V. Dóminus vobíscum. 

R. Et cum spíritu tuo. 

 

Orémus. 

Deus, et Pater Dómini nostri Jesu Christi, ínvoco nomen sanctum tuum, et cleméntiam tuam supplex expósco: ut advérsus hunc, et omnem immúndum spíritum, qui vexat hoc plasma tuum, mihi auxílium praestáre dignéris. Per eúmdem Dóminum. R. Amen. 

 

Exorcismus

EXORCÍZO te, immundíssime spíritus, omnis incúrsio adversárii, omne phantásma, omnis légio, in nómine Dómini nostri Jesu † Christi eradicáre, et effugáre ab hoc plásmate Dei +. Ipse tibi ímperat, qui te de supérnis caelórum in inferióra terrae demérgi præcépit. Ipse tibi ímperat, qui mari, ventis et tempestátibus imperávit. Audi ergo, et time, sátana, inimíce fídei, hostis géneris humáni, mortis addúctor, vitae raptor, justítiae declinátor, malórum radix, fomes vitiórum, sedúctor hóminum, próditur géntium, incitátor invídiae, orígo avarítiae, causa discórdiae, excitátor dolórum: quid stas, et resístis, cum scias, Christum Dóminum vias tuas pérdere? Illum métue, qui in Isaac immolátus est, in Joseph venúmdatus, in agno occísus, in hómine crucifíxus, deínde inférni triumphátor fuit. (Sequentes crucis fiat in fronte obsessi). Recéde ergo in nómine Patris +, et Fílii + et Spíritus + Sancti: da locum Spirítui Sancto, per hoc signum sanctae + Crucis Jesu Christi Dómini nostri: Qui cum Patre et eódem Spíritu Sancto vivit et regnat Deus, per ómnia saécula saeculórum.

R. Amen.

 

V. Dómine, exáudi oratiónem meam.

R. Et clamor meus ad te véniat.

V. Dóminus vobíscum.

R. Et cum spírito tuo.

 

Orémus. 

DEUS, cónditor et defénsor géneris humáni, qui hóminem, ad imáginem tuam formásti: réspice super hunc fámulum tuum N., qui (hanc fámulam tuam N., quae) dolis immúndi spíritus appétitur, quem vetus adversárius, antíquus hostis terrae, formídinis horróre circúmvolat, et sensum mentis humánae stupóre defígit, terróre contúrbat, et metu trépidi timóris exágitat. Repélle, Dómine, virtútem diáboli, fallacésque ejus insídias ámove: procul ímpius tentátor aufúgiat: sit nóminis tui signo + (in fronte) fámulus tuus munítus (fámula tua muníta) et in ánimo tutus (-a) et córpore. (Tres cruces sequentes fiant in pectore dæmoniaci). Tu péctoris + hujus intérna custódias. Tu víscera + regas. Tu + cor confírmes. In ánima adversatrícis potestátis tentaménta evanéscant. Da, Dómine, ad hanc invocatiónem sanctíssimi nóminis tui grátiam, ut, qui hucúsque terrébat, térritus aufúgiat, et victus abscédat, tibíque possit hic fámulus tuus (hæc fámula tua) et corde firmátus (-a) et mente sincérus (a), débitum præbére famulátum. Per Dóminum. R. Amen.

 

Exorcismus

ADJÚRO TE, serpens antíque, per júdicem vivórum et mortuórum, per factórem tuum, per factórem mundi, per eum, qui habet potestátem mitténdi te in gehénnam, ut ab hoc fámulo Dei N., qui (ab hac fámula Dei N., quæ) ad Ecclésae sinum recúrrit, cum metu, et exército furóris tui festínus discédas. Adjúro te íterum + (in fronte), non mea infirmitáte, sed virtúte Spíritus Sancti, ut éxeas ab hoc fámulo Dei N., quem (ab hac fámula Dei N., quam) omnípotens Deus ad imáginem suam fecit. Cede ígitur, cede non mihi, sed minístro Christi. Illíus enim te urget potéstas, qui te Cruci suae subjugávit. Illíus bráchium contremísce, qui, devíctis gemítibus inférni, ánimas ad lucem perdúxit. Sit tibi terror corpus hóminis + (in pectore), sit tibi formído imágo Dei + (in fronte). Non resístas nec moréris discédere ab hómine isto, quóniam complácuit Christo in hómine habitáre. Et ne contemnéndum putes, dum me peccatórem nimis esse cognóscis. Imperat tibi Deus +. Imperat tibi majéstas Christi +. Imperat tibi Deus Pater +, ímperat tibi Deus Fílius +, ímperat tibi Deus Spíritus Sanctus +. Imperat tibi sacraméntum crucis +. Imperat tibi fides sanctórum Apostolórum Petri et Pauli, et ceterórum Sanctórum +. Imperat tibi Mártyrum sanguis †. Imperat tibi continéntia Confessórum †. Imperat tibi pia Sanctórum et Sanctárum ómnium intercéssio +. Imperat tibi christiánae fídei mysteriórum virtus +. Exi ergo, transgréssor. Exi, sedúctor, plene omni dolo et fallácia, virtútis inimíce, innocéntium persecútor. Da locum, diríssime, da locum, impiíssime, da locum Christo, in quo nihil invenísti de opéribus tuis: qui te spoliávit, qui regnum tuum destrúxit, qui te victum ligávit, et vasa tua dirípuit: qui te projécit in ténebras exterióres, ubi tibi cum minístris tuis erit praeparatus intéritus. Sed quid truculénte reníteris? Quid temerárie detréctas? Reus es omnipoténti Deo, cujus statúta transgréssus es. Reus es Fílio ejus Jesu Christo Dómino nostro, quem tentáre ausus es, et crucifígere paesumpsísti. Reus es humáno géneri, cui tuis persuasiónibus mortis venénum propinásti.

 

Adjuro ergo te, draco nequíssime, in nómine Agni + immaculáti, qui ambulávit super áspidem et basilíscum, qui conculcávit leónem et dracónem, ut discédas ab hoc hómine + (fiat signum crucis in fronte), discédas ab Ecclésia Dei + (fiat signum crucis super circumstantes): contremísce, et éffuge, invocáto nómine Dómini illíus, quem ínferi tremunt: cui Virtútes caelórum, et Potestátes, et Dominatiónes subjéctae sunt: quem Chérubim et Séraphim indeféssis vócibus laudant, dícentes: Sanctus, sanctus, sanctus Dóminus Deus Sábaoth. Imperat tibi Verbum + caro factum. Imperat tibi natus + ex Vírgine. Imperat tibi Jesus + Nazarénus, qui te, cum discípulos ejus contémneres, elísum atque prostrátum exíre praecépit ab hómine: quo praesénte, cum te ab hómine separásset, nec porcórum gregem íngredi praesumébas. Recéde ergo nunc adjurátus in nómine ejus + ab hómine, quem ipse plasmávit. Durum est tibi velle resístere +. Durum est tibi contra stímulum calcitráre +. Quia quanto tárdius exis, tanto magis tibi supplícium crescit, quia non hómines contémnis, sed illum, qui dominátur vivórum et mortuórum: Qui ventúrus est judicáre vivos et mórtuos, et saéculum per ignem.

R. Amen.

 

V. Dómine, exaudi oratiónem meam.

R. Et clamor meus ad te véniat.

V. Dóminus vobíscum.

R. Et cum spíritu tuo.

 

Orémus. 

Deus cæli, Deus terræ, Deus Angelórum, Deus Archangelórum, Deus Prophetárum, Deus Apostolórum, Deus Mártyrum, Deus Vírginum, Deus, qui potestátem habes donáre vitam post mortem, réquiem post labórem: quia non est álius Deus praeter te, nec esse póterit verus, nisi tu, Creátor cæli et terrae, qui verus Rex es, et cujus regni non erit finis; humíliter majestáti glóriae tuae súpplico, ut hunc fámulum tuum (hanc fámulam tuam) de immúndis spíritibus liberáre dignéris. Per Christum Dóminum nostrum.

R. Amen.

 

Exorcismus

ADJÚRO ergo te, omnis immundíssime spíritus, omne phantásma, omnis incúrsio sátanae, in nómine Jesu Christi + Nazaréni, qui post lavácrum Joánnis in desértum ductus est, et te in tuis sédibus vicit: ut, quem ille de limo terrae ad honórem gloriae suae formávit, tu désinas impugnáre: et in hómine miserábili non humánam fragilitátem, sed imáginem omnipoténtis Dei contremíscas. Cede ergo Deo +, qui te , et malítiam tuam in Pharaóne, et in exércitu ejus per Moysen servum suum in abýssum demérsit. Cede Deo +, qui te per fidelíssimum servum suum David de rege Saule spirituálibus cánticis pulsum fugávit. Cede Deo +, qui te in Juda Iscarióte proditóre damnávit. Ille enim te divínis + verbéribus tangit, in cujus conspéctu cum tuis legiónibus tremens et clamans dixísti: Quid nobis es tibi, Jesu, Fili Dei altíssimi? Venísti huc ante tempus torquére nos? Ille te perpétuis flammis urget, qui in fine témporum dictúrus est impiis: Discédite a me, maledícti, in ignem aetérnum, qui parátus est diábolo et ángelis ejus. Tibi enim, ímpie, et ángelis tuis vermes erunt, qui numquam moriéntur. Tibi, et ángelis tuis inextinguíbile praeparátur incéndium: quia tu es prínceps maledícte homicídii, tu auctor incéstus, tu sacrilegórum caput, tu actiónum pessimárum magíster, tu haereticórum doctor, tu totius obscoenitátis invéntor. Exi ergo +, ímpie, exi +, sceleráte, exi cum omni fallácia tua: quia hóminem templum suum esse vóluit Deus. Sed quid diútius moráris hic? Da honórem Deo Patri + omnipoténti, cui omne genu fléctitur. Da locum Dómino Jesu + Christo, qui pro hómine sánguinem suum sacratíssimum fudit. Da locum Spíritui + Sancto, qui per beátum Apóstolum suum Petrum te maniféste stravit in Simóne mago; qui falláciam tuam in Ananía et Saphíra condemnávit; qui te in Heróde rege honórem Deo non dante percússit; qui te in mago Elyma per Apóstolum suum Paulum caecitátis calígine pérdidit, et per eúndem de Pythoníssa verbo ímperans exíre praecépit. Discéde ergo nunc +, discéde +, sedúctor. Tibi erémus sedes est. Tibi habitátio serpens est: humiliáre, et prostérnere. Jam non est differéndi tempus. Ecce enim dominátor Dóminus próximat cito, et ignis ardébit ante ipsum, et praecédet, et inflammábit in circúitu inimícos ejus. Si enim hómines fefélleris. Deum non póteris irridére. Ille te éjicit, cujus óculis nihil occúltum est. Ille te expéllit, cujus virtúti univérsa subjécta sunt. Ille te exclúdit, qui tibi, et ángelis tuis praeparávit aetérnam gehénnam; de cujus ore exíbit gládius acútus: qui ventúrus est judicáre vivos et mórtuos et saéculum per ignem. R. Amen.

 

5. Praedicta omnia, quatenus opus sit, repeti possunt, donec obsessus sit omnino liberatus.

 

6. Juvabit praetera plurimum super obsessum saepe repetere Pater Noster, Avé María, et Credo, atque haec, quae infra notantur, devote dicere.

 

7. Canticum Magnificat, ut supra; in fine Glória Patri. Canticum Benedictus, ut supra; in fine Glória Patri.

 

Oratio post Liberationem 
Orámus te, Deus omnípotens, ut spíritus iniquitátis ámplius non hábeat potestátem in hoc fámulo tuo N. (hac fámula tua N.) sed ut fúgiat, et non revertátur: ingrediátur in eum (eam), Dómine, te jubénte, bónitas et pax Dómini nostri Jesu Christi, per quem redémpti sumus, et ab omni malo non timeámus, quia Dóminus nobíscum est: Qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti Deus, per ómnia saécula saeculórum. R. Amen.

 

 

Rev. Philip T. Weller, The Roman Ritual: Christian Burial, Exorcisms, Reserved Blessings, etc., Vol. II, 2013 (originally 1952), pp. 175-194 

EF Exorcism English

Extraordinary Form Rite of Exorcism - English

Rite of Exorcism

1. The priest delegated by the Ordinary to perform this office should first go to confession or at least elicit an act of contrition, and, if convenient, offer the holy Sacrifice of the Mass, and implore God's help in other fervent prayers. He vests in surplice and purple stole. Having before him the person possessed (who should be bound if there is any danger), he traces the sign of the cross over him, over himself, and the bystanders, and then sprinkles all of them with holy water. After this he kneels and says the Litany of the Saints, exclusive of the prayers which follow it. All present are to make the responses. At the end of the litany he adds the following:

 

Litany of the Saints

P: Lord, have mercy.

All: Lord, have mercy.

P: Christ, have mercy.

All: Christ, have mercy.

P: Lord, have mercy.

All: Lord, have mercy.

P: Christ, hear us.

All: Christ, graciously hear us. 

P: God, the Father in heaven.

All: Have mercy on us.

P: God, the Son, Redeemer of the world.

All: Have mercy on us.

P: God, the Holy Spirit.

All: Have mercy on us.

P: Holy Trinity, one God.

All: Have mercy on us.

 

Holy Mary, R. Pray for us.

Holy Mother of God, R. Pray for us.

Holy Virgin of virgins, R. Pray for us.

St. Michael, R. Pray for us.

St. Gabriel, R. Pray for us.

St. Raphael, R. Pray for us.

All holy angels and archangels, R. Pray for us.

All holy orders of blessed spirits, R. Pray for us.

St. John the Baptist, R. Pray for us.

St. Joseph, R. Pray for us.

All holy patriarchs and prophets, R. Pray for us.

St. Peter, R. Pray for us.

St. Paul, R. Pray for us.

St. Andrew, R. Pray for us.

St. James, R. Pray for us.

St. John, R. Pray for us.

St. Thomas, R. Pray for us.

St. James, R. Pray for us.

St. Philip, R. Pray for us.

St. Bartholomew, R. Pray for us.

St. Matthew, R. Pray for us.

St. Simon, R. Pray for us.

St. Thaddeus, R. Pray for us.

St. Matthias, R. Pray for us.

St. Barnabas, R. Pray for us.

St. Luke, R. Pray for us.

St. Mark, R. Pray for us.

All holy apostles and evangelists, R. Pray for us.

All holy disciples of the Lord, R. Pray for us.

All holy Innocents, R. Pray for us.

St. Stephen, R. Pray for us.

St. Lawrence, R. Pray for us.

St. Vincent, R. Pray for us.

SS. Fabian and Sebastian, R. Pray for us.

SS. John and Paul, R. Pray for us.

SS. Cosmas and Damian, R. Pray for us.

SS. Gervase and Protase, R. Pray for us.

All holy martyrs, R. Pray for us.

St. Sylvester, R. Pray for us.

St. Gregory, R. Pray for us.

St. Ambrose, R. Pray for us.

St. Augustine, R. Pray for us.

St. Jerome, R. Pray for us.

St. Martin, R. Pray for us.

St. Nicholas, R. Pray for us.

All holy bishops and confessors, R. Pray for us.

All holy doctors, R. Pray for us.

St. Anthony, R. Pray for us.

St. Benedict, R. Pray for us.

St. Bernard, R. Pray for us.

St. Dominic, R. Pray for us.

St. Francis, R. Pray for us.

All holy priests and levites, R. Pray for us.

All holy monks and hermits, R. Pray for us.

St. Mary Magdalen, R. Pray for us.

St. Agatha, R. Pray for us.

St. Lucy, R. Pray for us.

St. Agnes, R. Pray for us.

St. Cecilia, R. Pray for us.

St. Catherine, R. Pray for us.

St. Anastasia, R. Pray for us.

All holy virgins and widows, R. Pray for us.

 

P: All holy saints of God,

All: Intercede for us.

P: Be merciful,

All: Spare us, O Lord.

P: Be merciful,

All: Graciously hear us, O Lord.

 

From all evil, R. deliver us, O Lord.

From all sin, R. deliver us, O Lord.

From your wrath, R. deliver us, O Lord.

From sudden and unprovided death, R. deliver us, O Lord.

From the snares of the devil, R. deliver us, O Lord.

From anger, hatred, and all ill will, R. deliver us, O Lord.

From all lewdness, R. deliver us, O Lord.

From lightning and tempest, R. deliver us, O Lord.

From the scourge of earthquakes, R. deliver us, O Lord.

From plague, famine, and war, R. deliver us, O Lord.

From everlasting death, R. deliver us, O Lord.

By the mystery of your holy incarnation, R. deliver us, O Lord.

By your coming, R. deliver us, O Lord.

By your birth, R. deliver us, O Lord.

By your baptism and holy fasting, R. deliver us, O Lord.

By your cross and passion, R. deliver us, O Lord.

By your death and burial, R. deliver us, O Lord.

By your holy resurrection, R. deliver us, O Lord.

By your wondrous ascension, R. deliver us, O Lord.

By the coming of the Holy, R. deliver us, O Lord.

Spirit, the Advocate, R. deliver us, O Lord.

On the day of judgment, R. deliver us, O Lord.

 

We sinners, R. We beg you to hear us.

That you spare us, R. We beg you to hear us.

That you pardon us, R. We beg you to hear us.

That you bring us to true penance, R. We beg you to hear us.

That you govern and preserve your holy Church, R. We beg you to hear us.

That you preserve our Holy Father, and all ranks in the Church in holy religion, R. We beg you to hear us.

That you humble the enemies of holy Church, R. We beg you to hear us.

That you give peace and true concord to all Christian rulers, R. We beg you to hear us.

That you give peace and unity to the whole Christian world, R. We beg you to hear us.

That you restore to the unity of the Church all who have strayed from

 the truth, and lead all unbelievers to the light of the Gospel, R. We beg you to hear us.

That you confirm and preserve us in your holy service, R. We beg you to hear us.

That you lift up our minds to heavenly desires, R. We beg you to hear us.

That you grant everlasting blessings to all our benefactors, R. We beg you to hear us.

That you deliver our souls and the souls of our brethren, relatives, and

 benefactors from everlasting damnation, R. We beg you to hear us.

That you give and preserve the fruits of the earth, R. We beg you to hear us.

That you grant eternal rest to all the faithful departed, R. We beg you to hear us.

P: Christ hear us. 

All: Christ, graciously hear us. 

 

Antiphon: Do not keep in mind, O Lord, our offenses or those of our parents, nor take vengeance on our sins. 

 

Our Father… (the rest inaudibly until:)

 

P: And lead us not into temptation. 

All: But deliver us from evil.

 

Psalm 53

Save me, O God, By your name, and further my cause by your power. O God, hear my prayer; give ear to the words of my mouth. For proud men have risen against me, and men of violence have sought my life: they have not set God before their eyes. But see - God is my helper; the Lord supports my life. Let the evil recoil upon my foes, and cut them off in thy faithfulness. Gladly will I sacrifice unto you. I will praise your name, O Lord, for it is good. In every need He has delivered me, and my eye has seen the confusion of my foe. 

Glory be to the Father…

 

After the psalm the priest continues:

 

P: Save your servant.

All: Who trusts in you, my God.

P: Let him (her) find in you, Lord, a fortified tower.

All: In the face of the enemy.

P: Let the enemy have no power over him (her).

All: And the son of iniquity be powerless to harm him (her). 

P: Lord, send him (her) aid from your holy place.

All: And watch over him (her) from Sion.

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by you. 

P: The Lord be with you.

All: And with your spirit.

 

Let us pray.

God, whose nature is ever merciful and forgiving, accept our prayer that this servant of yours, bound by the fetters of sin, may be pardoned by your loving kindness.

 

Holy Lord, almighty Father, everlasting God and Father of our Lord Jesus Christ, who once and for all consigned that fallen and apostate tyrant to the flames of hell, who sent your only- begotten Son into the world to crush that roaring lion; hasten to our call for help and snatch from ruination and from the clutches of the noonday devil this human being made in your image and likeness. Strike terror, Lord, into the beast now laying waste your vineyard. Fill your servants with courage to fight manfully against that reprobate dragon, lest he despise those who put their trust in you, and say with Pharaoh of old: "I know not God, nor will I set Israel free." Let your mighty hand cast him out of your servant, N., + so he may no longer hold captive this person whom it pleased you to make in your image, and to redeem through your Son; who lives and reigns with you, in the unity of the Holy Spirit, God, forever and ever.

All: Amen.

 

2. Then he commands the demon as follows:

I command you, unclean spirit, whoever you are, along with all your minions now attacking this servant of God, by the mysteries of the incarnation, passion, resurrection, and ascension of our Lord Jesus Christ, by the descent of the Holy Spirit, by the coming of our Lord for judgment, that you tell me by some sign your name, and the day and hour of your departure. I command you, moreover, to obey me to the letter, I who am a minister of God despite my unworthiness; nor shall you be emboldened to harm in any way this creature of God, or the bystanders, or any of their possessions.

 

3. Next he reads over the possessed person these selections from the Gospel, or at least one of them.

 

A Reading from the holy Gospel according to St. John (John 1:1-14)

As he says these opening words he signs himself and the possessed on the brow, lips, and breast.

    In the beginning was the Word, and the Word was with God, and the Word was God. The same was in the beginning with God. All things were made by Him, and without Him, was made nothing that was made. In Him was life, and the life was the light of men: and the light shineth in darkness, and the darkness did not comprehend it. In Him was life, and the life was the light of men: and the light shines in the darkness, and the darkness did not comprehend it. There was a man sent from God, whose name was John. This man came for a witness, to bear witness to the light, that all men might believe through him. He was not the light, but was to give testimony to the light. That was the true light, which enlightens every man that comes into this world. He was in the world, and the world was made by Him and the world knew Him not. He came unto His own, and His own did not receive Him. But as many as received Him, He gave them power to be made the sons of God, to them that believe in His name. Who was born, not of blood, nor of the will of the flesh nor of the will of man, but of God. (genuflect).  And the Word was made flesh, and dwelt among us, and we saw His glory, the glory as it were of the Only-Begotten of the Father, full of grace and truth. 

 

 

A Reading from the holy Gospel according to St. Mark. (Mark 16:15-18)

At that time Jesus said to His disciples: "Go into the whole world and preach the Gospel to all creation. He that believes and is baptized will be saved; he that does not believe will be condemned. And in the way of proofs of their claims, the following will accompany those who believe: in my name they will drive out demons; they will speak in new tongues; they will take up serpents in their hands, and if they drink anything deadly, it will not hurt them; they will lay their hands on the sick, and these will recover."

 

A Reading from the holy Gospel according to St. Luke. (Luke 10:17-20)

At that time the seventy-two returned in high spirits. "Master," they said, "even the demons are subject to us because we use your name!" "Yes," He said to them, "I was watching Satan fall like lightning that flashes from heaven. But mind: it is I that have given you the power to tread upon serpents and scorpions, and break the dominion of the enemy everywhere; nothing at all can injure you. Just the same, do not rejoice in the fact that the spirits are subject to you, but rejoice in the fact that your names are engraved in heaven."

 

A Reading from the holy Gospel according to St. Luke. (Luke 11:14-22)

At that time Jesus was driving out a demon, and this particular demon was dumb. The demon was driven out, the dumb man spoke, and the crowds were enraptured. But some among the people remarked: "He is a tool of Beelzebul, and that is how he drives out demons!" Another group, intending to test Him, demanded of Him a proof of His claims, to be shown in the sky. He knew their inmost thoughts. "Any kingdom torn by civil strife," He said to them, "is laid in ruins; and house tumbles upon house. So, too, if Satan is in revolt against himself, how can his kingdom last, since you say that I drive out demons as a tool of Beelzebul. And furthermore: if I drive out demons as a tool of Beelzebul, whose tools are your pupils when they do the driving out? Therefore, judged by them, you must stand condemned. But, if, on the contrary, I drive out demons by the finger of God, then, evidently the kingdom of God has by this time made its way to you. As long as a mighty lord in full armor guards his premises, he is in peaceful possession of his property; but should one mightier than he attack and overcome him, he will strip him of his armor, on which he had relied, and distribute the spoils taken from him."

 

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by you.

P: The Lord be with you.

All: May He also be with you.

 

Let us pray.

Almighty Lord, Word of God the Father, Jesus Christ, God and Lord of all creation; who gave to your holy apostles the power to tramp underfoot serpents and scorpions; who along with the other mandates to work miracles was pleased to grant them the authority to say: "Depart, you devils!" and by whose might Satan was made to fall from heaven like lightning; I humbly call on your holy name in fear and trembling, asking that you grant me, your unworthy servant, pardon for all my sins, steadfast faith, and the power--supported by your mighty arm--to confront with confidence and resolution this cruel demon. I ask this through you, Jesus Christ, our Lord and God, who are coming to judge both and the dead and the world by fire.

R. Amen 

 

4. Next he makes the sign of the cross over himself and the one possessed, places the end of the stole on the latter’s neck, and, putting his right hand on the latter’s head, he says the following in accents filled with confidence and faith: 

 

P: See the cross of the Lord; begone, you hostile powers!

All: The stem of David, the lion of Judah's tribe has conquered.

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by you. 

P: The Lord be with you.

All: May He also be with you.

 

Let us pray.

God and Father of our Lord Jesus Christ, I appeal to your holy name, humbly begging your kindness, that you graciously grant me help against this and every unclean spirit now tormenting this creature of yours; through Christ our Lord.

All: Amen.

 

Exorcism

 

I cast you out, unclean spirit, along with every satanic power of the enemy, every spectre from hell, and all your fell companions; in the name of our Lord Jesus + Christ, begone and stay far from this creature of God. + For it is He who commands you, He who flung you headlong from the heights of heaven into the depths of hell. It is He who commands you, He who once stilled the sea and the wind and the storm. Hearken, therefore, and tremble in fear, Satan, you enemy of the faith, you foe of the human race, you begetter of death, you robber of life, you corrupter of justice, you root of all evil and vice, seducer of men, betrayer of the nations, instigator of envy, font of avarice, fomentor of discord, author of pain and sorrow. Why, then, do you stand and resist, knowing as you must that Christ the Lord brings your plans to nothing? Fear Him, who in Isaac was offered in sacrifice, in Joseph sold into bondage, slain as the paschal lamb, crucified as man, yet triumphed over the powers of hell. (The three signs of the cross which follow are traced on the brow of the possessed person). Begone, then, in the name of the Father, + and of the Son, + and of the Holy + Spirit. Give place to the Holy Spirit by this sign of the holy + cross of our Lord Jesus Christ, who lives and reigns with the Father and the Holy Spirit, God, forever and ever.

All: Amen.

 

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by you. 

P: The Lord be with you.

All: And with your spirit.

 

Let us pray.

God, Creator and defender of the human race, who made man in your own image, look down in pity on this your servant, N., now in the toils of the unclean spirit, now caught up in the fearsome threats of man's ancient enemy, sworn foe of our race, who befuddles and stupefies the human mind, throws it into terror, overwhelms it with fear and panic. Repel, O Lord, the devil's power, break asunder his snares and traps, put the unholy tempter to flight. By the sign + (on the brow) of your name, let your servant be protected in mind and body. (The three crosses which follow are traced on the breast of the possessed person). Keep watch over the inmost recesses of his (her) + heart; rule over his (her) + emotions; strengthen his (her) + will. Let vanish from his (her) soul the temptings of the mighty adversary. Graciously grant, O Lord, as we call on your holy name, that the evil spirit, who hitherto terrorized over us, may himself retreat in terror + and defeat, so that this servant of yours may sincerely and steadfastly render you the service which is your due; through Christ our Lord.

All: Amen.

 

Exorcism

I adjure you, ancient serpent, by the judge of the living and the dead, by your Creator, by the Creator of the whole universe, by Him who has the power to consign you to hell, to depart forthwith in fear, along with your savage minions, from this servant of God, N., who seeks refuge in the fold of the Church. I adjure you again, + (on the brow) not by my weakness but by the might of the Holy Spirit, to depart from this servant of God, N., whom almighty God has made in His image. Yield, therefore, yield not to my own person but to the minister of Christ. For it is the power of Christ that compels you, who brought you low by His cross. Tremble before that mighty arm that broke asunder the dark prison walls and led souls forth to light. May the trembling that afflicts this human frame, + (on the breast) the fear that afflicts this image + (on the brow) of God, descend on you. Make no resistance nor delay in departing from this man, for it has pleased Christ to dwell in man. Do not think of despising my command because you know me to be a great sinner. It is God + Himself who commands you; the majestic Christ + who commands you. God the Father + commands you; God the Son + commands you; God the Holy + Spirit commands you. The mystery of the cross commands + you. The faith of the holy apostles Peter and Paul and of all the saints commands + you. The blood of the martyrs commands + you. The continence of the confessors commands + you. The devout prayers of all holy men and women command + you. The saving mysteries of our Christian faith command + you.

 

Depart, then, transgressor. Depart, seducer, full of lies and cunning, foe of virtue, persecutor of the innocent. Give place, abominable creature, give way, you monster, give way to Christ, in whom you found none of your works. For He has already stripped you of your powers and laid waste your kingdom, bound you prisoner and plundered your weapons. He has cast you forth into the outer darkness, where everlasting ruin awaits you and your abettors. To what purpose do you insolently resist? To what purpose do you brazenly refuse? For you are guilty before almighty God, whose laws you have transgressed. You are guilty before His Son, our Lord Jesus Christ, whom you presumed to tempt, whom you dared to nail to the cross. You are guilty before the whole human race, to whom you profferred by your enticements the poisoned cup of death.

 

Therefore, I adjure you, profligate dragon, in the name of the spotless + Lamb, who has trodden down the asp and the basilisk, and overcome the lion and the dragon, to depart from this man (woman) + (on the brow), to depart from the Church of God + (signing the bystanders). Tremble and flee, as we call on the name of the Lord, before whom the denizens of hell cower, to whom the heavenly Virtues and Powers and Dominations are subject, whom the Cherubim and Seraphim praise with unending cries as they sing: Holy, holy, holy, Lord God of Sabaoth. The Word made flesh + commands you; the Virgin's Son + commands you; Jesus of Nazareth commands you, who once, when you despised His disciples, forced you to flee in shameful defeat from a man; and when He had cast you out you did not even dare, except by His leave, to enter into a herd of swine. And now as I adjure you in His + name, begone from this man (woman) who is His creature. It is futile to resist His + will. It is hard for you to kick against the + goad. The longer you delay, the heavier your punishment shall be; for it is not men you are contemning, but rather Him who rules the living and the dead, who is coming to judge both the living and the dead and the world by fire.

All: Amen.

 

P: Lord, heed my prayer.

All: And let my cry be heard by 

P: The Lord be with you.

All: And with your spirit. 

 

Let us pray.

God of heaven and earth, God of the angels and archangels, God of

the prophets and apostles, God of the martyrs and virgins, God who have power to bestow life after death and rest after toil; for there is no other God than you, nor can there be another true God beside you, the Creator of heaven and earth, who are truly a King, whose kingdom is without end; I humbly entreat your glorious majesty to deliver this servant of yours from the unclean spirits; through Christ our Lord.

All: Amen.


 

Exorcism

Therefore, I adjure you every unclean spirit, every spectre from hell, every satanic power, in the name of Jesus Christ of Nazareth, who was led into the desert after His baptism by John to vanquish you in your citadel, to cease your assaults against the creature whom He has formed from the slime of the earth for His own honor and glory; to quake before wretched man, seeing in him the image of almighty God, rather than his state of human frailty. Yield then to God, + who by His servant, Moses, cast you and your malice, in the person of Pharaoh and his army, into the depths of the sea. Yield to God, who, by the singing of holy canticles on the part of David, His faithful servant, banished you from the heart of King Saul. Yield to God, + who condemned you in the person of Judas Iscariot, the traitor. For He now flails you with His divine scourges, + He in whose sight you and your legions once cried out: "What have we to do with you, Jesus, Son of the Most High God? Have you come to torture us before the time?" Now He is driving you back into the everlasting fire, He who at the end of time will say to the wicked: "Depart from me, you accursed, into the everlasting fire which has been prepared for the devil and his angels." For you, O evil one, and for your followers there will be worms that never die. An unquenchable fire stands ready for you and for your minions, you prince of accursed murderers, father of lechery, instigator of sacrileges, model of vileness, promoter of heresies, inventor of every obscenity.

 

Depart, then, + impious one, depart, + accursed one, depart with all your deceits, for God has willed that man should be His temple. Why do you still linger here? Give honor to God the Father + almighty, before whom every knee must bow. Give place to the Lord Jesus + Christ, who shed His most precious blood for man. Give place to the Holy + Spirit, who by His blessed apostle Peter openly struck you down in the person of Simon Magus; who cursed your lies in Annas and Saphira; who smote you in King Herod because he had not given honor to God; who by His apostle Paul afflicted you with the night of blindness in the magician Elyma, and by the mouth of the same apostle bade you to go out of Pythonissa, the soothsayer. Begone, + now! Begone, + seducer! Your place is in solitude; your abode is in the nest of serpents; get down and crawl with them. This matter brooks no delay; for see, the Lord, the ruler comes quickly, kindling fire before Him, and it will run on ahead of Him and encompass His enemies in flames. You might delude man, but God you cannot mock. It is He who casts you out, from whose sight nothing is hidden. It is He who repels you, to whose might all things are subject. It is He who expels you, He who has prepared everlasting hellfire for you and your angels, from whose mouth shall come a sharp sword, who is coming to judge both the living and the dead and the world by fire.

All: Amen.

 

5. All the above may be repeated as long as necessary, until the one possessed has been fully freed.

 

6. It will also help to say devoutly and often over the afflicted person the Our Father, Hail Mary, and the Creed, as well as any of the prayers given below.

 

7. The Canticle of our Lady, with the doxology; the Canticle of Zachary, with the doxology.

 

 Athanasian Creed

 P: Whoever wills to be saved * must before all else hold fast to the Catholic faith. 

All: Unless one keeps this faith whole and untarnished, * without doubt he will perish forever. 

P: Now this is the Catholic faith: * that we worship one God in Trinity, and Trinity in unity; 

All: Neither confusing the Persons one with the other, * nor making a distinction in their nature. 

P: For the Father is a distinct Person; and so is the Son, * and so is the Holy Spirit.

All: Yet the Father, Son, and Holy Spirit possess one Godhead, * co-equal glory, co-eternal majesty. 

P: As the Father is, so is the Son, * so also is the Holy Spirit. 

All: The Father is uncreated, the Son is uncreated, * the Holy Spirit is uncreated.

P: The Father is infinite, the Son is infinite, * the Holy Spirit is infinite. 

All: The Father is eternal, the Son is eternal, * the Holy Spirit is eternal.

P: Yet they are not three eternals, * but one eternal God. 

All: Even as they are not three uncreated, or three infinites, * but one uncreated and one infinite God. 

P: So likewise the Father is almighty, the Son is almighty, * the Holy Spirit is almighty. 

All: Yet they are not three almighties, * but they are the one Almighty. 

P: Thus the Father is God, the Son is God, * the Holy Spirit is God. 

All: Yet they are not three gods, * but one God. 

P: Thus the Father is Lord, the Son is Lord, * the Holy Spirit is Lord. 

All: Yet there are not three lords, * but one Lord. 

P: For just as Christian truth compels us to profess that each Person is individually God and Lord, * so does the Catholic religion forbid us to hold that there are three gods or lords. 

All: The Father was not made by any power; * He was neither created nor begotten. 

P: The Son is from the Father alone, * neither created nor made, but begotten.

All: The Holy Spirit is from the Father and the Son, * neither made nor created nor begotten, but He proceeds. 

P: So there is one Father, not three; one Son, not three; * one Holy Spirit, not three. 

All: And in this Trinity one Person is not earlier or later, nor is one greater or less; * but all three Persons are co-eternal and co-equal. 

P: In every way, then, as already affirmed, * unity in Trinity and Trinity in unity is to be worshipped. 

All: Whoever, then, wills to be saved * must assent to this doctrine of the Blessed Trinity. 

P: But it is necessary for everlasting salvation * that one also firmly believe in the incarnation of our Lord Jesus Christ. 

All: True faith, then, requires us to believe and profess * that our Lord Jesus Christ, the Son of God, is both God and man. 

P: He is God, begotten of the substance of the Father from eternity; * He is man, born in time of the substance of His Mother. 

All: He is perfect God, and perfect man * subsisting in a rational soul and a human body. 

P: He is equal to the Father in His divine nature, * but less than the Father in His human nature as such. 

All: And though He is God and man, * yet He is the one Christ, not two; 

P: One, however, not by any change of divinity into flesh, * but by the act of God assuming a human nature. 

All: He is one only, not by a mixture of substance, * but by the oneness of His Person. 

P: For, somewhat as the rational soul and the body compose one man, * so Christ is one Person who is both God and man; 

All: Who suffered for our salvation, who descended into hell, * who rose again the third day from the dead; 

P: Who ascended into heaven, and sits at the right hand of God the Father almighty, * from there He shall come to judge both the living and the dead. 

All: At His coming all men shall rise again in their bodies, * and shall give an account of their works. 

P: And those who have done good shall enter into everlasting life, * but those who have done evil into everlasting fire. 

All: All this is Catholic faith, * and unless one believes it truly and firmly one cannot be saved. 

P: Glory be to the Father... 

All: As it was in the beginning... 

 

{Here follow a large number of psalms which may be used at the exorcist's discretion but are not a necessary part of the rite. Some of them occur in other parts of the Ritual and are so indicated; the others may be taken from the Psalter. Psalm 90; psalm 67; psalm 69; psalm 53; psalm 117; psalm 34; psalm 30; psalm 21, psalm 3; psalm 10; psalm 12.}

 

Prayer Following Deliverance

P: Almighty God, we beg you to keep the evil spirit from further molesting this servant of yours, and to keep him far away, never to return. At your command, O Lord, may the goodness and peace of our Lord Jesus Christ, our Redeemer,

take possession of this man (woman). May we no longer fear any evil

since the Lord is with us; who lives and reigns with you, in the unity of the Holy Spirit, God, forever and ever.

All: Amen.

Umbrellino Oracion

Umbrellino Prayer

Señor Jesucristo, Rey soberano entronizado en el cielo, con tu amor y misericordia, establece con Tu Preciosísima Sangre un perímetro de protección alrededor mío y de (nombre), nuestras familias, seres queridos, aquellos que apreciamos, y nuestras posesiones, bloqueando el empoderamiento de satanás, cualquier maldición o cualquier otra entronización demoniaca y abominaciones que estén ante Tus ojos.

Te suplico que construyas un santuario de Tu misericordia alrededor mío y de (Nombre) para que satanás y cualquier otro espíritu maligno o agencia humana no puedan empoderar o ayudar de ninguna manera a los demonios que están presentes aquí, hazlos sordos, mudos y ciegos, e incapaces de comunicarse o recibir ningún empoderamiento de cualquier otro espíritu maligno, aislándolos el uno del otro para que Tu los despojes de todas las armas, armaduras, poder, ilusiones y autoridad; para que Tu los ates, reprimendas e incapacites la comunicación o cualquier tipo de actividad entre ellos. 

Le pedimos a nuestra Santísima Virgen María, entronizada como Reina del cielo y la tierra, Madre de la Iglesia, Madre Dolorosa, Virgen mas Poderosa, y a San Miguel Arcángel, que envíen bajo su comando las legiones de ángeles para bloquear, atar, y retener cualquier demonio, ya sea satanás o cualquiera de sus otros espíritus malignos a que ayuden o se comuniquen con los demonios presentes en y alrededor de (nombre), destruyendo cualquier forma de que se fortalezcan y prolongar su estadía o fortalecer sus habilidades de atacar o esconderse. Te pedimos esto en tu Nombre mas Sagrado, el Nombre frente al cual todos se arrodillan, en el paraíso, en la tierra y bajo la tierra. Amen.

Binding Prayer

Oración de Atadura

En el nombre de Jesucristo, nuestros Señor y Dios, y por el poder y la autoridad de mi sacerdocio, yo invoco a la autoridad plena de  toda la iglesia y las llaves de San Pedro y dejo a todos los espíritus impotentes , paralizados, e incapaces de vengarse de cualquiera de nosotros, nuestras familias amigos, comunidades, los que rezan por nosotros y sus familias o cualquier otra persona que este relacionada con nosotros. Yo ato, rompo y  separo todos los espíritus malignos, todos los poderes malignos presentes en el aire, el agua, en la tierra, en el fuego, debajo de la tierra, inframundo, cualquier fuerza satánica presente en la naturaleza y todos y cada uno de  los emisarios  de la sede satánica. Yo ato a la Sangre de Jesús todos sus atributos, aspectos y características, todas sus relaciones, comunicaciones y juegos de engaño. Yo rompo todos y cualquier unión, ataduras y afinidad en el nombre del Padre y del hijo y del Espíritu Santo.

Oración de liberación del espíritu de adivinación o del “Tercer Ojo Oculto”

Si es posible, hacer la oración en un lugar sagrado a donde halla un crucifijo, o una imagen de nuestro Señor o la Santísima Virgen María o enfrente del Santísimo.

 

El sacerdote usa una estola violeta (morada). 

P. Nuestra ayuda esta en el nombre de nuestro Señor.

R. Quien creo el cielo y la tierra.

P. El Señor este con ustedes.

R. Y con tu espíritu.

 

Renunciamiento

En el caso de un niño o alguna persona que aun no pueda hablar y por lo tanto no puede hacer su propias renuncias y suplicas, los padres o representante actuarán en su nombre.  

P. Renuncia a Satanás, padre del pecado y príncipe de la oscuridad? (3 veces)

R. Si, yo renuncio. 

P. Y a todos sus trabajos?

R. Si, yo renuncio.

P. Y a todas sus promesas?  

R. Si, yo renuncio. 

P. Renuncia al espíritu de adivinación y a cualquier poder que le halla dado? (3 veces)

R. Si, yo renuncio. 

P. Renuncia a todas las seducciones del maligno y se niega hacer dominado por el pecado?

R. Si, yo renuncio. 

 

Con estas palabras o palabras similares, el sacerdote invita a la persona afectada a que haga un acto de constricción publico. 

P. Ahora, con verdadero arrepentimiento y tristeza, confiese sus pecados ante Dios.  

Esta oración puede utilizarse si la persona afectada esta profundamente envuelta en las practicas ocultas.

La persona afectada con verdadero arrepentimiento y tristeza dice lo siguiente:

 

Padre Celestial, en el nombre de Tu único Hijo, Jesucristo, yo renuncio a Satán y a todos sus trabajos, brujerías, el uso de la adivinación, el uso del tercer ojo oculto y el mal de ojo, la practica de la hechicería, el uso de médiums y espiritualistas, tableros de Ouija, astrología, horóscopos, numerología, todo tipo de adivinación, leer las palmas de las manos, leer las hojas de te, levitación, y todo lo asociado con lo oculto y Satán, con conocimiento de lo que yo hacia o sin tener conciencia de lo que yo estaba haciendo, yo renuncio a todo esto en el nombre de nuestro Señor Jesucristo quien se hizo hombre y con el poder de Su Cruz, Su Sangre y resurrección, yo rompo el poder que tiene Satán y sus demonios sobre mi.    

Yo confieso todos estos pecados delante de Ti y pido que me limpies y perdones. Yo confieso con mis labios y mi Corazón que Jesucristo es el único hijo de Dios, y te pido Señor Jesús que entres en mi Corazón y que hagas de mi la persona que Tu deseabas que yo sea. Te pido que mandes al Espíritu Santo y renueves en mi Sus dones santificadores, al igual que sellaste y empoderaste a los apóstoles con el Espíritu Santo luego de Tu resurrección en el día de Pentecostés.

Te agradezco Padre todopoderoso, acorde a la riqueza de toda Tu Gloria, por fortificar mi espíritu con el poder del Espíritu Santo para que Cristo pueda vivir en mi Corazón. Te pido Padre, que por medio de la fe, afianzada en el amor, yo pueda comprender junto a todos los Santos la profundidad del amor de Cristo la cual supera todo conocimiento. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen.

o

 

(Yo confieso a Ti, mi Señor, Dios y creador, al único que Glorificamos en la Santísima Trinidad, al Padre, Hijo, y Espíritu Santo, todos los pecados que he cometido todos los días de mi vida, a cada hora, en el presente y en el pasado, de día y de noche, en pensamientos, palabras y obras: por ser glotón/a, por las borracheras, comer a escondidas, hablar sin sentido, desanimo, pereza, contradicción, negligencia, agresividad, amor propio, acumulación de objetos, robar, mentir, por ser deshonesto, curioso, celoso, envidioso, enojado, resentido y no poder perdonar, por sentir odio y/o espíritu de venganza, por jugar con poderes ocultos; y por todos los pecados que he cometido por medio de mis sentidos: la visión, el escuchar, el oler, el gusto, tocar y todos los otros pecados corporales y espirituales por los cuales te ofendí a Ti, mi Dios y Creador y por las injusticias que le cause a mi prójimo.  Con gran tristeza por los pecados que he cometido y determinado a cambiar, soy culpable ante TI mi Dios. Con humildad y lagrimas en los ojos, solo te pido Señor y Dios mío que me ayudes. Por medio de Tu Santísima Misericordia, de Tu Amor y Bondad,  perdona mis pecados y absuelve me de todo los pecados que confesé en Tu Presencia.

R. Amen.

 

O Dios, + absuelve, remite y perdona mis pecados hechos con voluntad o involuntarios, en palabras y obras, pecados conocidos y desconocidos, de día o de noche, en mis pensamientos y en mi mente; perdóname por medio de Tu Amor y Bondad hacia la humanidad.

 

Mientras se golpea el pecho tres veces, la persona afectada dice lo siguiente:

Oh Dios, ten misericordia de este pecador (Repetir 3 veces) 

 

Arrepentimiento:

Ten misericordia de mi, Señor, Ten misericordia de mi. Sin ninguna defensa, yo, un pecador, te ofrezco esta oración a Ti, Maestro: Ten misericordia de mi.

Gloria al + Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

 

Señor, ten misericordia de mi, que he puesto mi confianza en Ti. Te pido, no Te enojes y recuerdes mis transgresiones pero desde la profundidad de Tu misericordia mírame y sálvame de mis enemigos visibles e invisibles; Tu eres mi Dios y yo soy tu sierva, yo soy el trabajo de Tus manos y continuamente llamo Tu nombre.

Ahora y siempre por los siglos de los siglos.

Oh Santísima Madre de Dios, abre a mi  tu puerta de misericordia, que he puesto mi confianza en TI, asi no seré llevada/o a la confusión pero por medio de Ti seré liberada/o de la adversidad; por que Tu eres la salvación de los cristianos.

Señor ten misericordia! (Repetir 3 veces)

 

Absolución general

El sacerdote coloca su mano en la cabeza de la persona afectada y dice:

P. Que + Dios todopoderoso se apiade de ti, te perdone tus pecados, y te otorgue vida eterna

R. Amen. 

Oración al Ángel Guardián:

La persona afectada leerá esta oración:

Oh Ángel de Cristo, mi guardián santo y protector de mi alma y cuerpo, hoy perdona todos mis pecados. Libérame de todas las artimañas del enemigo, y ayúdame a no pecar y asi evitar el enojo de Dios. Reza por esta sierva (siervo) pecadora (pecador) e indigna (indigno), para que me presentes digna de la bondad y misericordia de la Santísima Trinidad y la Madre de mi Señor Jesucristo y todos los Santos. Amen.

 

Oración a los Santos Patronos

La persona afectada leerá esta oracion:

Reza por mi, Oh Inmaculada Santísima Virgen María, Madre de Dios, San José, Nicolás, Domingo, Miguel, Gabriel, Rafael, San nombre (nombre de los Santos patronos de la persona afectada), con fervor vengo a ustedes para que me ayuden e intercedan por mi alma. 

Profesión de Fe

Con estas palabras o palabras similares el sacerdote le pide a la persona afectada que diga la profesión de fe.

P. Ahora con una fe firme y confianza en Dios profesa tu fe en El. 

La persona afectada rezara la siguiente profesión de Fe:

Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres, y por nuestra salvación bajo del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarno de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucito al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y Esta sentado a la derecha del Padre; y de Nuevo vendrá con Gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y Gloria, y que hablo por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, Santa, Católica y Apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.

R. Amen.

P. Esta es nuestra fe. Esta es la fe de la Iglesia. La cual profesamos con orgullo en Jesucristo nuestro Señor, esta es la fe que nos salvara y sanara.

R. Amen. (repetir 3 veces) 

 

Exorcismo del espíritu de adivinación y del tercer ojo oculto

La persona afectada con firmeza y fe dirá lo siguiente:  

Yo renuncio a todos los espíritus de adivinación y al poder de todos los demonios que han entrado en mi y me han dado este poder y yo les ordeno que me abandonen ahora en nombre de Jesucristo. (repetir 3 veces)

 

La persona afectada reza en silencio mientras el sacerdote reza por el/ella:

Que todos los espíritus de la oscuridad y adivinación me abandonen ahora en nombre de Jesucristo.  

(Con una fe profunda, la persona afectada repite la oración en silencio)

 

Para el Sacerdote:

El sacerdote procede a romper todas las ataduras que la persona afectada tiene con el espíritu de adivinación y poderes ocultos. Colocando su mano derecha sobre la cabeza de la persona afectada y el borde de la estola sobre el cuello de la persona dice las siguientes palabras:

En el nombre de + Jesús, yo rompo cualquier atadura, conexiones y esclavitud entre N. y el espíritu de adivinación y todas las fuentes de espiritus malignos. (repetir 3 veces) 

 

Mientras tanto el sacerdote le pide a la persona afectada que lo mire a los ojos. No permita que la persona afectada cierre sus ojos. Con autoridad y fe, mientras el sacerdote coloca su mano derecha sobre la cabeza de la persona afectada y el borde de la estola sobre el cuello de la persona, ordena  a los espíritus diciendo lo siguiente:

En el nombre de Jesús, ordeno a todos los espíritus de la oscuridad y adivinación que abandonen a N. y nunca mas regresen. (Repetir 3 veces) 

 

Esa orden se puede repetir todas las veces que sean necesarias hasta que la persona sea liberada. 

 

Luego, tiene que hacer que la persona afectada este de acuerdo en cerrar o sellar la apertura (puerta) del “tercer ojo” al reino spiritual. Para cerrar o sellar el “tercer ojo”, unge generosamente con aceite exorcizado o aceite de los enfermos, o aceite de los catecumenados  la frente de la persona afectada y ordena en el nombre de Jesús que el “tercer ojo” se cierre permanentemente y que nunca sea abierto nuevamente.   

 

Ordeno en el nombre de Jesús (ungir la frente de la persona), que el tercer ojo dado por el espíritu de adivinación se cierre y nunca se vuelva abrir. (repetir 3 veces) 

 

Estas ordenes se pueden repetir todas las veces que sean necesarias hasta que la persona sea liberada. 

Conviene que la persona afectada haga su consagración a Dios o a la Inmaculada Virgen María.

P. Con firme confianza y amor a Dios, haz tu consagración a la Inmaculada Virgen María, nuestra Madre, para que por medio de su intercesión pueda ser liberada (liberado) del poder del maligno.

 

Arrodillada, la persona afectada hace su consagración adelante de una cruz, o de un icono, o imagen de nuestro Señor o nuestra Madre o adelante del Santísimo Sacramento:

Oh, Inmaculada y amada Virgen María, Madre de Dios y Madre mía, que estuviste presente en la crusificación y muerte de tu hijo Jesús en el cerro del Calvario, Ten misericordia de mi, tu hijo (tu hija), Ten misericordia de mi pobre cuerpo que ha sido acosado y oprimido por el demonio. Por los méritos de tus dolores, concédeme alivio y consuelo. Cierra ahora mis habilidades psíquicas, las cuales obtuve por el poder del los demonios. Renuncio a estas habilidades psíquicas y las entrego totalmente a Ti. Me consagro completamente a Ti, me entrego completamente a  Ti, me ofrezco completamente a TI. (Repetir con fervor 3 veces) Escucha mis suplicas queridísima Madre y Reina. Por el amor que tienes por Tu Hijo, Jesús, que me ha confiado a Tus cuidados maternales. Amen.      

O

Oración a María desata nudos

Oh, Virgen María, madre fiel que nunca rechazas tu auxilio a tus hijos, Madre cuyas manos nunca dejan de ayudar, por la bondad amorosa que existe en Tu Inmaculado Corazón, vuelve hacia nosotros esos tu ojos misericordiosos y mira los nudos que entorpecen mi vida. Tu sabes todos los Dolores y las penas que me han causado estas ataduras. Cierra ahora mis habilidades psíquicas, el nudo que he creado con el demonio. Renuncio y te entrego estas habilidades psíquicas. Desata, querida Madre, los nudos hechos por el demonio en mi vida. (repetir con devoción 3 veces) María, Madre a la cual Dios le confió la desataduras de los nudos en las vidas de sus hijos, dejo en Tus manos los nudos de mi vida. Yo me consagro completamente a TI, me dedico completamente a TI, me ofrezco completamente a TI. (Repetir con devoción 3 veces) Nadie, ni el demonio puede quitártelos de tus preciosas manos. En Tus manos no hay nudos que no pueden ser desatados. Poderosa Madre, por tu gracia y tu poder de intercesión ante tu Hijo y mi liberador, Jesús, hoy pon en tus manos estos nudos. Te ruego que los desates para siempre por la gloria de Dios. Tu eres mi esperanza. O mi Señora, tu eres la única consolación que Dios me da, la fortaleza en mi debilidad, el enriquecimiento en mi destitución y con cristo, la liberación de mis cadenas. Escucha mi plegaria, guárdame, guíame, protégeme, Oh refugio seguro!    

María desata nudos, ruega por mi.

 

Unción con el Santo Crisma

El sacerdote usando si es posible el Santo Crisma unge la frente de la persona afectada con estas palabras:

Que la inmaculada Virgen María, reciba tu consagración y que por medio de su intercesión que sea del agrado del Altísimo concederte liberación y sanación.

En el nombre del Padre + y del Hijo y del Espíritu Santo (repetir 3 veces)

 

A continuación se puede seguir con la unción de los sentidos usando el Santo Crisma.

Oración a nuestro Señor Jesús para que la persona afectada sea liberada del demonio:

La persona afectada reza la siguiente oración:

Oh, Señor Jesucristo, Hijo de Dios, por Tu honorable Madre, Tus Santos Ángeles, Tu Profeta y Precursor y Bautizado, y por todos los Apóstoles inspirados por Dios, por los  mártires radiantes y victoriosos, por los profetas y por las oraciones de todos los Santos, libérame de la presencia domínate del demonio. Mi Señor y Creador que no deseas la muerte del pecador sino su arrepentimiento y vida, otórgame la gracia de la conversión  a mi que soy miserable he indigno, arráncame de los dientes de la serpiente, que quiere devorarme y llevarme al infierno en vida. Mi Señor, mi Consuelo, que te hiciste hombre para salvarme de mi miseria, libérame de mi miseria y otorga Consuelo a mi alma. Planta en mi Corazón deseos de cumplir Tus mandamientos, abandonar mis malas acciones y recibir Tus alegrías. Sálvame, Señor, que mi esperanza esta en Ti. Amen.   

 

Oración a la Santísima Cruz

El sacerdote dirá la siguiente oración mostrando un crucifijo y hacienda la señal de la Cruz:

+ Que Dios se levante y se dispersen sus enemigos; y dejen que aquellos que lo odian, huyan de su presencia. Como el humo se desvanece, dejen que ellos se desvanezcan; y como la cera se derrite al lado del fuego, dejen que los demonios mueran en la presencia de todos los que aman a Dios y se persignan con la señal de la Cruz diciendo con felicidad: Dios te salve, Santa Cruz del Señor, preciosa fuente de vida; tu ahuyentas a los demonios por el poder de nuestro Señor Jesucristo que fue crucificado sobre Ti; descendió al infierno y pisoteo el poder del diablo y nos entrego Su venerable Cruz, para ahuyentar a todos los enemigos. Oh, Cruz del Señor, preciosa fuente de vida, ayúdame, junto a nuestra Santa Señora, la Virgen Madre de Dios y todos los Santos a lo largo de los siglos. Amen.      

 

La persona afectada besa la Cruz diciendo lo siguiente:

Defiéndeme, Señor, por el poder de Tu Santa Cruz fuente de vida y protégeme de todo mal.

En Tus manos, Señor Jesucristo, mi Dios, abandono mi espíritu, alma y cuerpo. + bendíceme, + sálvame, y + concédeme vida eterna. Amen. 

Gloria al + Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.

 

Se el defensor de mi alma, oh Dios, porque paso por encima de muchas trampas. Libérame de ellas y sálvame, Oh buen Dios, por Tu amor por los hombres. Ahora y Siempre por los siglos de los siglos. Amen.

 

Oración final a la Santísima Virgen María

La persona afectada rezara esta oración con devoción:

Es realmente correcto bendecirte, oh portadora de Dios, como la siempre bendita he inmaculada Madre de nuestro Dios. Mas honorable que los querubines y mucho mas gloriosa que los serafines, siempre Virgen, de ti nació la palabra de Dios, Oh verdadera Madre de Dios, te magnificamos. Todas mis esperanzas están depositadas en Ti, Oh María Madre de Dios, guárdame bajo las alas de Tu protección.

En el nombre del Padre, + y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen

Closing the "Occult Third Eye"

Rompiendo maldiciones del Ocultismo

Breaking Curses of the Occult

Ato en la Preciosísima Sangre de Jesús todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, desencadenantes, trances, votos, bendiciones demoníacas, vudú o cualquier otra esclavitud demoníaca enviada contra N. o contra mí, o cualquier otra esclavitud demoníaca. de nuestros seres queridos o de cualquiera de nuestras posesiones; Los ato a todos y los quebranto en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. (Tres veces)

 

Otra forma 

Cualquier espíritu maligno asociado con todas y cada una de las maldiciones, pactos, hechizos, sellos, maleficios, vejaciones, desencadenantes, trances, votos, bendiciones demoníacas, vudú o cualquier otra esclavitud demoníaca enviada contra N. o contra mí, o contra cualquiera de nuestros seres queridos. o cualquiera de nuestras posesiones, tú y todos tus espíritus compañeros en el Nombre de Jesús, por Su Preciosa Sangre y la autoridad de mi sacerdocio [con la autoridad que me ha otorgado Jesucristo y Su Iglesia], los ato por separado e individualmente y rompo todos los sellos: estás atado y los sellos están rotos en el Nombre del Padre y del Hijo + y del Espíritu Santo. (Tres veces)

(Ripperger, Exorcismos menores, p. 345.)

Oración de San Cipriano de Nicomedia para romper maldiciones

St Cyprian

Señor Jesucristo, Dios nuestro, Tú que controlas todo y gobiernas todas las cosas, Tú que eres el Santo Más Glorioso, te glorifico, ¡Oh Rey de reyes y Señor de poderes! Tú que estás sentado en la luz infinita, inaccesible para los mortales, Tú a quien contemplan miríadas de huestes angelicales y arcángeles, por tu divino amor te ruego, oh Señor, para que donde antes dominaba el pecado ahora abunde con Tu gracia.

Ahora, Señor Dios mío, te ruego y te suplico, Que recibas mi oración como ofrenda agradable a tus ojos, para que todo ser humano habitado por un espíritu maligno sea purificado. Concede también purificar los campos, los jardines, los animales, los molinos, los pescadores, los comerciantes, los científicos, los artesanos y los gusanos de seda, los patrones y sus empleados, y también, Tu siervo(a) N. con todos sus parientes.       

         

Que lo purificado junto con su familia, si está atado por magia o maléfica, por succubus (incubus) o hechicería, o si se han lanzado setenta y dos maldiciones a tu siervo (a) N., o si se enviaron trescientos setenta y dos hechizos mágicos con el fin de dañar a su siervo(a) N., y su casa y posesiones.

Oh Señor, haz que en el instante en que mi petición de oración llegue ante Tu presencia, se digne que todos sean liberados de toda esclavitud y de toda enfermedad, de cada lazo mágico, de cualquier infestación de succubus (incubus) o hechicería, de la calumnia, la intemperancia, la locura, la impotencia y la injusticia, de todo engaño y obstrucción por parte del diablo, y en ese mismo momento, deja que Tu siervo(a) N., toda su familia, sean liberados del poder del maligno.

Oh Señor, con tu omnipotencia que sustenta todas las cosas y cuida de tu siervo(a) N., echa fuera de él (ella) y su casa todas las actividades del autor de malicia, ya sea tallado o escrito en piel de animal, metal, piedra, madera, o en papel o cualquier otra sustancia.

Sí, Señor, esparce todas las obras de los demonios, si están fabricados con oro, plata o cualquier otro metal, con huesos y uñas de pájaros humanos o animales, tanto vivos como muertos, ya sean de la tierra o de un sepulcro, si han sido envueltos con un clavo, una aguja o un alfiler, que se han vinculado con un cabello, algodón o seda y lino o cáñamo o con un saco o con una cuerda y con alguna otra planta, o se han hecho con el gorgoteo del agua, o madera sagrada o de cualquier otra manera.

Libra, oh Señor, por tu santísimo nombre del + Padre y del + Hijo y del + Espíritu Santo, y por el poder de tu preciosa Cruz, dadora de vida, que devuelve vitalidad al alma oprimida de tu siervo(a) N. Sea tu mano derecha para él (ella) y toda su casa una protección y una ayuda inexpugnables.

Que lleve consigo felicidad y alegría, porque eres bendito ahora y por los siglos de los siglos.

Amén. 

Mi Dios se levanta y serán esparcidos sus enemigos, y huyan de su rostro todos los que se le oponen. Son derrotados por el signo de la venerable Cruz los poderes opuestos.

Oh Señor, por la oración de todos los santos y la Madre de Dios, concédenos tu paz y ten piedad de nosotros, Dios misericordioso.

Amén.

 

 (Cabading, págs.179-181)

* Todas las oraciones de Cabading utilizadas con permiso

Minor Exorcism From Mechlin Pastorale

Mechlin Pastorale

Sacerdos indutus ut suprá, dicit:

 

V. In nómine Patris, + et Filii, + et Spiritus + Sancti.

R. Amen.

 

Nos cum prole pia benedícat Virgo Maria. Ecce Cru+cem Domini, fúgite partes adversae; vicit leo de tribu Juda, radix David.

 

V. Dómine exáudi oratiónem meam.

R. Et clamor meus ad te véniat.

V. Dóminus vobiscum.

R. Et cum spiritu tuo.

 

Orémus.

Deus Angelórum, Deus Archangelórum, Deus Prophetárum, Deus Mártyrum, Deus confessórum, Deus Virginum, Deus et Pater Dómini nostri Jesu Christi, invoco nomen sanctum tuum, ac praeclárae majestátis tuae cleméntiam suppliciter expósco; ut mihi auxílium praestáre dignéris advérsus hunc nequíssimum spiritum, et omnem qui vexat hoc plasma tuum. Per eumdem Christum Dóminum Nostrum.

R. Amen.

 

Exorcízo te immúnde spiritus, omnis incúrsio adversárii, omnis ira, omne phantásma, omnis légio, in nómine Dómini nostri Jesu Christi eradicáre, et effugáre ab hoc plasmate Dei. Ipse tibi imperat, qui te de supérnis caelórum in inferióra terrae demérgi praecépit. Audi ergo, et nunc sátana victus et prostrátus abscéde, in nómine Dómini nostri Jesu Christi. Tu ergo nequíssime sátana, inimíce fidei, hostis géneris humáni, mortis addúctor, vitae raptor, justitiae declinátor, malórum radix, fomes vitiórum, sedúctor hóminum, próditor géntium, incitátor invídiae, orígo avarítiae, causa discórdiae, excitátor dolórum, malórum magister, quid stas et resistis, cúm scias Deum tuas perdere vires? Illum métue, qui in Isaac est immolátus, in Joseph venumdátus, in agno occísus, in hómine crucifixus, deinde inferni triumphator éxstitit gloriósus. Recéde ergo in nómine Pa+tris, et Fí+lii, et Spiritus + Sancti. Da locum Spiritui sancto, per hoc signum sanctae Crucis, + (híc signet Cruce frontem obsessi) Dómini nostri Jesu Christi: qui cum Patre et Spiritu sancto vivit et regnat Deus, per omnia saecula saeculórum.

R. Amen.

 

Si nondum recesserit spiritus malignus, Sacerdos prosequitur.

 

V. Dóminus vobiscum

R. Et cum spiritu tuo.

 

Orémus.

Deus cónditor et defénsor humáni géneris, qui hóminem ad imáginem tuam formásti: réspice super hunc famulum tuum (vel hanc famulam tuam) N. qui (vel quae) dolis invidi serpentis appétitur, quem (vel quam) vetus adversárius, antíquus hostis terrae, formídinis horróre circúmvolat, et sensum mentis humánae stupóre defigit, terróre contúrbat, et metu trépidi timóris exágitat. Repélle Dómine virtútem diáboli, fallacésque eius insidias ámove: procul impius tentátor aufúgiat. Sit nóminis tui signo Crucis + (in fronte) famulus tuus munítus, (vel famula tua muníta,) et in anima tutus (vel tuta) et córpore.

 

Híc ter faciet signum Crucis in pectore, dicens:

Tu péctoris huius + intérna custódias. Tu víscera + regas. Tu corda + confirmes. In anima adversatrícis potestátis tentaménta evanéscant. Da Dómine ad hanc incovatiónem sanctissimi Nóminis tui grátiam, ut qui hucúsque terrébat, térritus aufúgiat et victus abscédat, tibíque possit hic fámulus tuus (vel haec fámula tua) et corde et mente praebére famulátum. Per Christum Dóminum nostrum.

R. Amen.

 

Adjúro te serpens antíque, per Júdicem vivórum et mortuórum, per factórem tuum, per factórem mundi, per eum qui habet potestátem mittendi te in gehénnam; ut ab hoc fámulo (vel hac fámula) Dei N. qui (vel quae) ad Ecclesiae sinum recúrrit, festínus discédas. Adjúro te iterúm, non mea infirmitáte, sed virtúte Spiritus sancti, ut desistas ab hoc fámulo (vel hac fámula) Dei N. quem (vel quam) omnípotens Deus ad imáginem suam fecit. Cede igitur, cede non mihi, sed ministro Christi. Illius enim te urget potestas, qui te, affixus Cruci, subjugávit.  Illius bráchium contremísce, qui devictis gemítibus inférni, animas ad lucem perdúxit. Sit tibi terror corpus hóminis; sit tibi formído imágo Dei. Ne resistas, nec moréris discédere ab hómine, quóniam complácuit Deo in hómine habitáre. Et ne contemnéndum me putes, dum me peccatórem esse cognóscis imperat tibi Deus. + Imperat tibi majestas Christi. + Imperat tibi Deus Pater. + Imperat tibi Deus Filius. + Imperat tibi Deus Spiritus Sanctus. + Imperat tibi fides Apostolórum Petri et Pauli, et ceterórum Sanctórum. + Imperat tibi Mártyrum sánguis. + Imperat tibi Sacraméntum Crucis. + Imperat tibi mysteriórum virtus. + Exi ergo transgréssor, exi sedúctor, plene omni dolo et fallácia, veritátis inimíce, innocéntium persecútor. Da locum duríssime, da locum impiissime, da locum Christo, in quo nihil invenísti de opéribus tuis, qui te spoliávit, qui regnum destrúxit, qui te victum ligávit, et vasa tua dirípuit, qui te projécit in ténebras, ubi tibi cum ministris tuis erit praeparátus intéritus. Sed quid truculénte recógitas? Quid temerárie retráctas? Reus omnipoténti Deo es, cuius statúta transgressus es. Reus es Filio eius Jesu Christo Dómino nostro, quem tentáre ausus es, et crucifigere praesumpsisti. Reus es humáno géneri, cui tuis persuasiónibus mortis fructum propinásti.

 

Si adhuc non cessaverit aut recesserit, prosequitur Sacerdos.

 

V. Dóminus vobiscum.

R. Et cum spiritu tuo.

 

Orémus.

Domine sancte, Pater omnípotens, aetérne Deus: Hosánna in excélsis, Pater Domini nóstri Jesu Christi, qui illum réfugam, tyránnum et apóstatam gehénnae ignibus deputásti, qui Unigénitum tuum in hunc mundum misisti, ut illum rugiéntem contéreret: velóciter atténde, accélera, ut erípias hóminem ad imáginem et similtúdinem tuam creátum, á ruína et daemónio meridiáno. Da Dómine terrórem tuum super béstiam, quae extérminat víneam tuam; da fidúciam servis tuis, contra nequíssimum dracónem pugnáre fortíssimé, ne contemnat sperántes in te, et ne dicat, sicut in Pharaóne iam dixit: Deum non novi, et Israel non dimíttam. Urgeat illum déxtera tua, potens expéllere á famulo tuo (vel famula tua) N. ne diútius captívum praesúmat tenére hóminem, quem tu ad imáginem tuam fácere dignátus es, et in Filio tuo redemísti. Qui tecum vivit et regnat.

R. Amen.

 

Adjúro ergo te, draco nequissime, in nómine Agni immaculáti, qui ambulávit super áspidem et basilíscum, qui conculcávit leónem et dracónem: ut discédas + ab hómine, discédas ab Ecclésia. + (Hic producit signum Crucis super circumstantes) Contremisce, et effúge invocáto nomine Domini, quem inferi tremunt, cui Virtútes caelórum, Postestátes et Dominatiónes subjéctae sunt, quem Chérubim et Séraphim indeféssis vócibus laudant. Imperat tibi Verbum Caro factum. + Imperat tibi natus ex Virgine. + Imperat tibi Jesus Nazerenus, + qui te, cúm discipulos eius contémneres, elísum atque prostrátum exíre praecépit ab hómine; quo praesente, cúm te ab homínibus separásset, nec porcórum gregem contíngere prasumébas. Recéde ergo nunc adjurátus in nomine eius ab homine quem ipse plasmávit. Durum est tibi velle resistere, durum est tibi contra stímulum calcitráre: qui quantó tárdius exis, tantó magís tibi supplícium crescit: quia non homines contémnis, sed illum, qui ventúrus est judicáre vivos et mórtuos, et saeculum per ignem.

R. Amen.

 

Si oppressus nondum fuerit liberatus, prosequitur Sacerdos

 

V. Dominus vobiscum.

R. Et cum spiritu tuo.

 

Oremus.

Omnipotens Dómine, Verbum Dei Patris, Christe Jesu, Deus et Dóminus universae creatúrae, qui sanctis Apostolis tuis dedísti potestátem calcándi super serpéntes et scorpiónes; qui inter cétera mirabílium tuórum praecépta, dignátus es docére, daemones effugáre; cuius virtúte motus tamquam fulgur de caelo sátanas cécidit: tuum sanctum nomen cum timóre et tremóre supplíciter déprecor, ut indignissimo mihi servo tuo, data vénia omnium delictórum meórum, confidentiam et possibilitátem donáre dignéris, ut hunc crudélem dracónem, bráchii tui sancti munítus poténtia, fiduciáliter et securé aggrédiar: per te Jesu Christe Dómine Deus noster: qui ventúrus es judicáre vivos et mórtuous, et saeculum per ignem.

R. Amen.

 

Adjúro ergo te omnis immundissime spiritus, omne phantásma, omnis incúrsio sátanae, in nómine Jesu Christi + Nazeréni, qui post lavácrum Jordánis in desertum ductus est, et te in tuis sedibus vinxit, ut quem de limo terrae ad honórem glóriae suae formávit, tu desinas impugnáre; et in hómine miserábili, non humánam fragilitátem, sed imáginem omnipotentis Dei contremíscas. Cede ergo Deo, qui te, humiliáto famulo suo Job, in servitútem redégit. Cede Deo, qui et malítiam tuam in Pharaóne et in eius exércitu per Moysen servum suum in abyssum demérsit. Cede Deo, qui te per Daniélem púerum suum perdidit, et dracónem prostrávit. Cede Deo, qui te per fidelíssimum servum suum David, de rege Saúle spirituálibus canticis pulsum fugávit. Cede Deo, qui te in Juda Iscárioth proditóre damnávit. Ille enim te divínis verbéribus angit, in cuius conspectu cum tuis legiónibus tremens et clamans dixísti: Quid nobis et tibi fili David? venisti ante tempus torquére nos? Ille te perpetuis flammis urgeat, qui in fine temporum dictúrus est impiis: Ite maledíciti in ignem aeternum, quem praeparávit Pater meus diábolo et angelis eius. Tibi enim impie, et angelis tuis vermes erunt, qui numquam moriuntur. Tibi et angelis tuis praeparátur inextinguíbile incendium, quia tu es princeps maledícti homicídii, tu auctor incaestus, tu sacrilegórum caput, tu artium pessimárum magister, tu haereticórum doctor, tu totius obscoenitátis inventor. Exi ergo ímpie, + exi sceleráte + exi cum omni fallácia tua, quia hóminem templum suum voluit esse Deus. Sed quid diútius moráris híc? Da honórem Deo Patri omnipotenti, + cui omne genu flectitur. Da locum Dómino Jesu Christo, + qui pro hómine sanguinem suum sacratissimum fudit. Da locum Spiritu sancto, + qui per beátum Apostolum suum Petrum te manifesté stravit in Simóne mago: qui falláciam tuam in Ananía et Saphíra condemnávit: qui te in Heróde rege honórem Deo non dante percússit: qui te in Elima mago, per Apóstolum suum Paulum caecitatis caligine perdidit: et per eúmdem de Pythoníssa, verbo imperans, exíre praecepit. Discéde ergo nunc, + discéde sedúctor. + Tibi erémus sedes est, tibi habitátio serpens est. Humiliáre et prostérnere, iam non est differéndi tempus. Ecce enim dominátor Dóminus próximat citó, et ignis ardébit ante ipsum, et praecédet, et inflammábit in circúitu inimícos suos. Si enim hóminem fefélleris, Deum non póteris irridére. Ille te éjicit, cuius óculis nihil occúltum est: ille te expéllit, cuius virtúti univérsa subjécta sunt: ille te exclúdit, qui tibi et ángelis tuis praeparávit aeternam gehennam; de cuius ore exiet gládius bis acútus: qui ventúrus est judicáre vivos et mórtuos, et saeculum per ignem.

R. Amen.

 

Possunt legi Psalmi: Deus in adjutórium. In Dómino confido, et Quid gloriáris in malitia. Item Litaniae cum Precibus suis, et Orationibus.

 

 

Taken from Pastorale Rituali Romano (click for link). PP. 275-284

Vínculos de parejas sexuales anteriores

Breaking Sexual Bonds

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo y con la autoridad de la Iglesia, Rompo cualquier lazo entre N. y todas las ex parejas sexuales (incluidas N., N., N., etc.). Rompo todos los lazos, incluidos los mentales, emocionales, lazos espirituales y físicos de todas las ex parejas sexuales, y cualquiera con quien hayan tenido relaciones también. Lavo a N. en la sangre del Cordero y lo/la limpio de cualquier mancha de pecado

o apego de cualquier tipo a estos individuos. También le pido al Señor que libere a esas ex parejas de cualquier mal causado por estas relaciones. Que San Miguel y los Santos Ángeles rompan los lazos del pecado y protejan a esta persona de todo mal y daño. Oro para que la Santísima Madre extienda su manto de protección sobre N. ahora y siempre.

Formato Corto- Oración de liberación del espíritu de adivinación o del “tercer Ojo Oculto”

Real 3rd eye short form

Renunciamiento

P. ¿Renuncia a satanás, el padre del pecado y príncipe de la oscuridad? (3x)

R. Yo renuncio a el.

P. ¿Y a todos sus trabajos? 

R. Yo renuncio a todos sus trabajos. 

P. ¿Y a todas sus promesas vacías?  

R. Yo renuncio a todas sus promesas vacías. 

P. ¿Renuncia al espíritu de adivinación y cualquier poder que le halla dado, para poder vivir libre como niños de Dios ? (3x) 

R. Yo renuncio a eso.

P. ¿Renuncia al glamour del mal y niega ser dominado por el pecado?

R. Yo renuncio al glamour del mal y a ser dominado por el pecado. 

Con las siguientes palabras o con palabras similares, el sacerdote invita a la persona afectada a hacer un acto de contrición publico.

P. Ahora, confiesa tus pecados enfrente de Dios con verdadero arrepentimiento y dolor.

La siguiente oración se puede usar si la persona afectada esta profundamente envuelta en la practica de lo oculto. 

La persona afectada dirá la siguiente oración con verdadero dolor y arrepentimiento. 

Padre celestial, en el nombre de Tu único Hijo, Jesucristo, yo renuncio a satanás y a todos sus trabajos, brujerías, el uso de la adivinación, el uso de lo oculto, el Tercer Ojo y el mal de ojo, la hechicería, médiums y espiritualistas, tablero de Ouija, astrología, horóscopos, numerología, toda forma de predecir el futuro, leer las palmas de las manos, leer las hojas de te, levitación, y cualquier practica asociada a lo oculto y satanás, ya sea a con conocimiento o por ignorancia. Yo renuncio a todos ellos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, quien se hizo hombre y por el poder de Su Cruz, Su Sangre y Su resurrección, yo rompo todas las ataduras que tienen sobre mi.       

Yo confieso todos estos pecados enfrente de Ti, y te pido que me limpies y perdones. Yo confieso con mis labios y corazón que Jesucristo es el único hijo de Dios. Te pido, Señor Jesús, que entres en mi corazón y haz de mi la persona que Tu querías que sea. Te pido que envíes a Tu Espíritu Santo dador de vida y me renueves con sus Santos dones, como Tu, luego de la resurrección, soplaste en los apóstoles el Espíritu Santo sellándolos y apoderándolos en el día de Pentecostés.

Te agradezco Padre todo poderoso, acorde a las riquezas de Tu gloria por otorgarme fortaleza interior por medio del poder del Espíritu Santo, y dejar que Cristo habite en mi corazón. Por medio de una fe afianzada y cimentada en el amor, espero comprender junto a todos los santos, la amplitud, la altura y la profundidad del amor de Cristo, el cual sobrepasa todo conocimiento humano. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amen

Otra Opción

Yo confieso a Ti, mi Señor, Dios y Creador, al único glorificado y alabado en la Santísima Trinidad, al Padre, Hijo y espíritu Santo, todos mis pecados que he cometido cada hora y día de mi vida, en el presente y en el pasado, en el día y la noche, en pensamientos, palabras y obras: por la gula, la borrachera, comer a escondidas, hablar de otras personas con maldad ya se a apropósito o no, por la desesperación y la falta de esperanza, indolencia y apatía, contradicción, abandono, agresión, por amarme a mi mismo,  por acumular cosas materiales, robar, mentir, por ser deshonesto, curioso, celoso, envidioso, enojado, por tener resentimiento y recordar las cosas malas que me han hecho, odio, por ser vengativo, jugar con poderes ocultos; y por todos los pecados de mis sentidos: vista, oído, olfato, y tacto; y todos los otros pecados, espirituales y corporales por los cuales yo te he ofendido a Ti, mi Dios y Creador, y por todas las injusticias que le he causado a mi prójimo. Dolorido por esto, pero determinado arrepentirme, soy culpable ante Ti, mi Dios. Con humildad y lagrimas, solo te pido, mi señor y Dios, que me ayudes. Por medio de Tu Misericordia, perdona mis pecados del pasado y absuélveme de todo lo que he confesado en Tu Presencia, porque Tu eres bueno y el Amante de la humanidad. 

R. Amen. 

Oh, Dios, absuelve, remite y perdona mis pecados cometidos voluntariamente o involuntariamente, en palabras y obras, conocidas y desconocidas, de día y de noche, en mente y pensamiento; perdóname por Tu bondad y amor por la humanidad.

Mientras se golpea el pecho tres veces, la persona afectada dice lo siguiente:

Oh, Dios, ten misericordia de mi, que soy un pecador (3 veces)

 

Arrepentimiento

Ten misericordia de mi, Señor, ten misericordia de mi. Sin tener ninguna defensa, yo, un pecador, te ofrezco esta oración a Ti, el Maestro: ten misericordia de mi.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Señor, ten misericordia de mi, yo he puesto mi confianza en Ti. No te enojes contra mi, y no recuerdes mis transgresiones pero desde la profundidad de tu Misericordia mírame y sálvame de mis enemigos visibles e invisibles; porque Tu eres mi Dios y yo soy tu siervo/a, yo soy el trabajo de Tus manos y constantemente llamo a Tu nombre.

Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. 

Oh Santa Madre de Dios, abre en mi el profundo portal de Tu misericordia, yo he puesto mi confianza en ti, para no ser confundido, sino que por medio de Ti pueda ser liberado de toda adversidad; porque Tu eres la salvación del redil Cristiano. 

¡El Señor tenga misericordia! (3 veces)

Absolución

El sacerdote coloca sus manos en la cabeza de la persona afectada y dice lo siguiente:

P. Que Dios todo poderoso tenga misericordia de ti, perdone tus pecados, y te otorgue vida eterna.

R. Amen

 

Exorcismo de los espíritus de adivinación y del tercer ojo oculto.

La persona afectada con fe firme dirá lo siguiente: 

Yo renuncio a todos los espíritus de adivinación y al poder de los demonios que me poseen y me dan estos poderes. Yo les ordeno que me abandonen ahora en el nombre de Jesucristo. (3 veces) 

La persona afectada con todo su corazón reza en silencio mientras el sacerdote reza por el/ella:

Que todos los espíritus de la oscuridad y adivinanza me abandonen ahora en nombre de Jesús.

(La persona afectada con todo su corazón repetirá en silencio)

 

Para el Sacerdote

El sacerdote rompe todas las ataduras que la persona tiene con el espíritu de adivinación y de poderes ocultos. Con su mano derecha sobre la cabeza de la persona afectada y la punta o dobladillo de su estola alrededor del cuello de la persona dice lo siguiente:

En el nombre de Jesús, yo rompo todos los lazos, vínculos y ataduras impías (que no sean santas) entre N y el espíritu de adivinanza y todos los espíritus y fuentes malignas. (3 veces) 

El sacerdote le dice a la persona afectada que lo mire directamente a el. No permita que la persona afectada cierre sus ojos. El sacerdote con autoridad y fe colocando su mano derecha sobre la persona y la punta o dobladillo de su estola sobre el cuello de la persona, da la siguiente orden a los espíritus:

Espíritus de la oscuridad y adivinación, yo les ordeno, en el nombre de Jesús, que salgan de N., vallasen y nunca regresen. (3 veces)   

Si la persona reacciona, Esa oración se puede repetir todas las veces que sea necesario hasta que la persona sea liberada.

Luego, la persona afectada tiene que estar de acuerdo con el sacerdote para sellar/cerrar “el tercer ojo” abierto al reino espiritual. Para sellar o cerrar el tercer ojo, ungir a la persona afectada con bastante aceite exorcizado o aceite de los enfermos o aceite de los catecumenados, en la frente y ordenar en el nombre de Jesús que “el tercer ojo” se cierre en forma permanente, y que nunca se abra nuevamente:

Tercer ojo oculto, dado por el espíritu de adivinación, yo te ordeno, en el nombre de Jesús (ungir la frente) que te cierres y nunca mas te abras. (3x)  

Si la persona reacciona, Esa oración se puede repetir todas las veces que sea necesario hasta que la persona sea liberada.

Breaking Generational Curses

Rompiendo maldiciones generacionales

En el nombre del Señor Jesús + Cristo, y por el poder de su Palabra, tomo la espada del + Espíritu y te libero a ti N. de todos los pecados, debilidades, defectos de carácter, rasgos de personalidad, desórdenes celulares y todos los pecados heredados generacionales. desordenes genéticos. Corto todos los lazos del alma malsanos y las formas de enredo y corto todos los lazos que no son del Señor. Puse su cruz entre tú, N., tus padres, tus abuelos y antepasados, * tus hermanos, tu descendencia, tu cónyuge (si la persona no tiene hermanos o no está casada y no tiene hijos, omita el texto) y cualquier relación malsana que tú o alguien cercano a ti haya tenido con otras personas en el pasado. Corto todos los lazos de estas relaciones que no son del Señor desde el principio de los tiempos, y por la espada del Espíritu, y en el nombre de Jesucristo +, digo que eres libre, libre para ser el hijo (la hija) de Dios que el Señor quiso que fueras.

 

Cuando se han cortado todos los sellos, consagraciones, convenios, lazos y relaciones impíos, el sacerdote continúa con una petición al Espíritu Santo para que la llene y se haga la re-consagración a Dios.

 

Oh Espíritu Santo, entra en los espacios vacíos que dejan estos espíritus y llena a tu siervo (sierva) N, con tu presencia, amor y protección. Por favor, no permitas que estos espíritus regresen. Te consagro N., enteramente a ti, Santísima Trinidad de + Padre, Hijo y Espíritu Santo por intercesión de la Inmaculada Virgen Madre de Dios, la Santísima Virgen María y todos los Santos.

Amén. (3 veces)

 

Se recomienda la unción con aceite exorcizado y la bendición del agua bendita.

 

Cabading págs.43

Oraciones para Romper Maldiciones Masónicas

Prayer to break the Freemasons

Si usted o alguno de sus antepasados ha sido miembro de una organización masónica, le recomendamos que haga estas oraciones. Es aconsejable que primero lea todas las oraciones detenidamente para que conozca lo que conllevan. Es mejor hacer estas oraciones en voz alta, teniendo a un Católico practicante presente como testigo. Existen diferencias entre la masonería “Brititish Commonwealth” y la masonería “American & Prince Hall” dentro de los grados más altos. Los grados que están relacionados únicamente con la masonería americana están marcados con tres estrellas al principio de cada párrafo.

Dios Padre, Creador del cielo y la tierra, vengo a Ti en el nombre de Tu hijo Jesucristo. Vengo como pecador buscando el perdón y la limpieza de todos los pecados cometidos contra Ti y a los otros hechos en Tu imagen. Yo honro a mi padre y madre terrenal, a todos mis antepasados de carne y sangre, a los de espíritu por adopción, y padrinos; pero yo absolutamente rechazo y renuncio todos los pecados de mis antepasados. Yo perdono a todos mis antepasados por los efectos que sus pecados han tenido en mí y en mis hijos. Yo confieso y renuncio todos mis propios pecados. Yo renuncio y reprendo a Satanás y todo poder espiritual proveniente de el que me está afectando a mi o a mi familia. Yo renuncio y abandono absolutamente todo involucramiento que yo, o cualquiera de mis antepasados, ha tenido en la masonería, en cualquier otra logia, y arte. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio y corto absolutamente la hechicería/brujería, el espíritu principal detrás de la masonería, y renuncio y corto absolutamente a Baphomet, a el espíritu del anticristo, y a los espíritus de muerte y de engaño. Yo renuncio la inseguridad, el amor a las posiciones de poder, el amor al dinero, la avaricia, la codicia, y el orgullo que llevó a mis antepasados a practicar la masonería. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio todos los miedos que los mantuvieron dentro de la masonería, especialmente el miedo a la muerte, el miedo a los hombres, y el miedo a confiar en otros.

Yo renuncio toda posición que yo o cualquiera de mis antepasados ha ocupado en una logia, incluyendo la posición de “Maestro”, “Maestro de Adoración” y cualquier otra posición. Yo renuncio el llamar a cualquier hombre “Maestro”, porque Jesucristo es mi único Maestro y Señor, y Él prohíbe que se le dė ese título a otros. Yo renuncio al atrapamiento de otros dentro de la masonería, y el observar la desvalidez de otros durante los rituales. Yo renuncio el efecto de la masonería transferido a mi por cualquier antepasado femenino que puede o no haberse sentido desconfiado o rechazado por su esposo cuando el entró y asistió a una logia, y rehusó informarle de sus actividades secretas. Yo también renuncio toda obligación, juramento, y maldiciones emitidas por los miembros de mi familia femeninos que han sido miembros de alguna de las Órdenes Masónicas de Mujeres, la Orden de la Estrella Oriental, o cualquier otra organización masónica y oculta.

 

Grado 33 y Supremo

En el nombre de Jesucristo, y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio todo juramento hecho y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Tercero Grado Supremo de la Masonería, el Soberano Gran Inspector General. Yo renuncio la contraseña secreta, DEMOLAY HIRUM, ABIFF, FREDERICK OF PRUSSIA, MICHA, MACHA, BEALIM, y ADONAI, y todos sus significados. Yo renuncio todas las obligaciones de todo grado masónico, y todos los castigos invocados. Yo renuncio y absolutamente abandono al Gran Arquitecto del Universo, que se ha revelado en este grado que es Lucifer, y su falso reclamo de ser la paternidad universal de Dios.

Yo renuncio el lazo alrededor del cuello. Yo renuncio al deseo de muerte que el vino bebido de una calavera humana se convierta en veneno, y los brazos fríos del esqueleto que fue invitado como castigo si el juramento de este grado fuese violado. Yo renuncio los tres asesinos infames del Gran Maestro, la ley, propiedad y religión, y la codicia y la brujería envuelta en el intento de manipular y controlar al resto de la humanidad. En el nombre de Dios Padre, Jesucristo el Hijo, y el Espíritu Santo, yo renuncio y rompo las maldiciones involucradas en la idolatría, blasfemia, secreto y engaño de la masonería en todos sus niveles, y yo me apropio de la Sangre de Jesucristo para que me lave de todas las consecuencias de estas maldiciones en mi vida. Yo ahora revoco todo consentimiento a ser engañado que fue dado previamente por mi o por cualquiera de mis antepasados.

 

Logia Azul

En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio el juramento hecho y las maldiciones involucradas en el Primer Grado, o “Aprendiz Ingresado”, especialmente sus efectos en la garganta y la lengua. Yo renuncio los Ojos Vendados y sus efectos en el espíritu, las emociones y los ojos, incluyendo toda confusión, miedo a la oscuridad, miedo a la luz, y miedo a ruidos repentinos. Yo renuncio a la ceguera de la verdad espiritual, la oscuridad del alma, la imaginación falsa, la condescendencia, y al espíritu de la pobreza causado por el ritual de este grado. Yo también renuncio la usurpación del pacto matrimonial al quitarse el anillo matrimonial. Yo renuncio la palabra secreta, BOAZ, y todo lo que significa. Yo renuncio el cierre de serpiente en el delantal, y el espíritu de Pitón que fue invitado para exprimir la vida de mi espíritu. Yo renuncio las enseñanzas antiguas paganas de Babilonia y Egipto, y el simbolismo del “Primer Tablero de Rastreo”. Yo renuncio el mezclar y entrelazar de la verdad con el error, la mitología, las fabricaciones y mentiras enseñadas como verdad, y la deshonestidad por parte de los líderes en cuanto al verdadero conocimiento del ritual y la blasfemia de este grado de masonería. Yo renuncio la presentación de toda dirección del compás, ya que la Tierra y todo lo que habita en ella le pertenece al Señor. Yo renuncio el lazo alrededor del cuello, el miedo a ahogarse, y todo espíritu de asma, fiebre de heno, enfisema, o cualquier otra dificultad respiratoria. Yo renuncio el ritual con una daga, la punta del compás, una espada o lanza contra del pecho; el miedo a la muerte por dolor a causa de apuñalamiento; y el miedo a un ataque al corazón de este grado. Yo renuncio el secreto absoluto exigido bajo el juramento de brujería y sellado al besar el Volumen de La Ley Sagrada. Yo también renunció al arrodillarse frente a la divinidad falsa conocida como el Gran Arquitecto del Universo, y humildemente le imploro al único y verdadero Dios que me perdone por esta idolatría, en el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María.

Yo renuncio al orgullo de tener buen carácter y estar en buen estado requerido antes de entrar a la masonería, y como resultado la autojustificación de sentir que soy suficientemente bueno para estar en la presencia de Dios sin la necesidad de un Salvador. Ahora, yo rezo por sanación de la ... (garganta, cuerdas vocales, pasajes nasales, senos nasales y los tubos bronquiales etc.) para la sanación del hablar, y la liberación y el derramamiento de la Palabra de Dios a mi y desde a mi a mi familia.

En nombre de Jesucristo y bajo la intercesión de la Virgen María, Yo renuncio a las promesas hechas y maldiciones involucradas en el Segundo Grado o Compañero de la Masonería, especialmente las maldiciones en el corazón y el pecho. Yo renuncio a las palabras secretas de SHIBBOLETH y JACHIN, y a todo su significado. Yo renuncio a las enseñanzas y símbolos antiguos y paganos de los Tableros de la Logia de Segundo Grado. Yo renuncio a las señales de reverencia al “Principio Generativo”. Corto toda adición emocional, apatía, indiferencia, incredulidad e ira profunda de mi parte y mi familia. En el nombre de Jesucristo, yo rezo por la sanación de ...(el pecho, pulmón, zona del corazón) y por la sanación de mis emociones, y pido ser sensible al Espíritu Santo de Dios. En el nombre de Jesucristo y por intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio a las promesas hechas y las maldiciones involucradas en la Tercera Orden o Maestro Masónico, especialmente en las maldiciones en el estomago y zonas de la matriz. Yo renuncio a las palabras secretas TUBAL CAIN y MAHA BONE, y todo lo que esas palabras significan. Yo renuncio a las enseñanzas paganas y a los símbolos del Tablero de la Tercer Orden usados en los rituales. Yo renuncio al espíritu de la muerte, los golpes a la cabeza hecho como un ritual de muerte, y temor a la muerte, martirio falso, temor a los ataques de pandillas, asalto o violaciones e impotencia de este Grado. Yo renuncio a caer en el ataúd o camilla involucrada en el ritual de asesinato. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio a Hiram Abiff, el falso Salvador de los Masones revelado en este Grado. Yo renuncio la falsa resurrección de este Grado, porque solo Jesucristo es la resurrección y la vida! En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo rezo por la sanación de ... (el estomago, la vesícula, la matriz, el hígado y cualquier otro órgano en mi cuerpo afectado por la Masonería), y yo pido por una lluvia de compasión, y entendimiento para mi y mi familia. Yo renuncio al ritual pagano de “el Punto dentro del Circulo” con todas sus ataduras y culto al falo. Yo renuncio al símbolo “G” y su oculto simbolismo y esclavitud pagana. Yo renuncio al misticismo ocultista del piso de mosaico cuadrado negro y blanco con teselado y a la estrella ardiente de cinco puntas. Yo renuncio al Tercer Ojo que todo lo ve de la masonería o al Horus en la frente y su pagano y oculto simbolismo. Yo ahora cierro ese tercer ojo y toda habilidad oculta de ver dentro del reino espiritual, en el nombre del Señor Jesucristo, y coloco mi confianza en el Espíritu Santo enviado por Jesucristo y en la Santa Iglesia Católica Romana por todo lo que necesito saber sobre asuntos espirituales. Yo renuncio a todas las falsas comuniones tomadas, a todas las burlas del trabajo redentor de Jesucristo en la cruz del Calvario, toda incredulidad, confusión y depresión. Yo renuncio y abandono la mentira de la Masonería de que el hombre no es pecador, pero simplemente imperfecto, y puede redimirse a el mismo a través de buenas obras. Yo me alegro de que la Iglesia Católica enseña que yo no puedo hacer nada para merecerme mi salvación sin la Gracia de Dios la cual viene a través de la Cruz del Calvario. Yo renuncio a todo miedo a la locura, angustia, deseos de muerte, suicidio y muerte en el nombre de Jesucristo. La muerte fue conquistada por Jesucristo, y solo El tiene las llaves de la muerte y el infierno, y yo me allegro que ahora El tiene mi vida en sus manos. El vino a darme vida en forma abundante y eterna, y yo creo en Sus promesas. Yo renuncio a toda la ira, odios, pensamientos asesinos, venganza, represalias, apatía espiritual, religión falsa, toda incredulidad, especialmente incredulidad en la Iglesia Católica Romana, la cual es el único medio divinamente establecido de salvación. Yo renuncio a toda búsqueda espiritual dentro de las religiones falsas.

 

El rito de York

Yo renuncio y abandono a los juramentos tomados y a las maldiciones del grado del rito York de la Masonería. Yo renuncio a Mark Lodge, y la marca en forma de cuadrados y ángulos que marcan a la persona de por vida. Yo también renuncio a la joya o talismán oculto que pudo haberse hecho de la firma de esta marca y usado en las reuniones de lodge; el Grado de Maestro de Marca con su palabra secreta JOPPA, y sus penalidades de tener la oreja derecha golpeada y la maldición de sordera permanente, y la mano derecha cortado por ser un impostor. Yo también renuncio y abandono los juramentos hechos y las maldiciones involucradas en los otros grados del rito York, incluyendo Maestro del Pasado, con la penalidad de tener mi lengua partida desde la punta hasta la raíz; y del Grado Muy Excelente Maestro, con la penalidad de que abran mi pecho y remuevan mi corazón y órganos vitales para que se pudran en la colina de estiércol.

 

Grado Santo Arco Real

En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones que envuelven al grado santo Real Arco especialmente la promesa de extraer la cabeza del cuerpo y exponer los cerebros bajo el sol ardiente. Yo renuncio al falso nombre secreto de Dios, JAHBULON, y declare rechazo total a toda adoración a los falsos dioses paganos, Bul o Baal, y On or Osiris. Yo también renuncio a la contraseña, AMMI RUHAMAH y todo lo que significa. Yo también renuncio a la comunión falsa o Eucaristía tomada en este grado, y todas las burlas, escepticismo y incredulidad sobre el trabajo redentor de Jesucristo en la Cruz del Calvario y el escepticismo y la burla del Santo Sacrificio de la Misa como participación en el Sacrificio del Calvario. Yo corto todas estas maldiciones y sus efectos en mi y mi familia en el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, y yo rezo por ... (la sanación del cerebro, la mente etc.) Yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones involucradas en el Grado de Maestro Real del Rito de York; el Grado Maestro Elegido con sus penalidades de tener mis manos amputadas, y que mis ojos sean removidos de sus cuencas, y tener mi cuerpo descuartizado y arrojado entre la basura del Templo. Yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones que involucran al Grado Súper Excelente Maestro junto con las penalidades de que corten mis pulgares, que mis ojos pierdan la Mirada, y mi cuerpo atado con grillos y latón sea transportado captivo a una tierra extraña; y también de la Orden de los Caballeros de la Cruz Roja, junto con la pena de que derriben mi casa y que me cuelguen de las maderas expuestas. Yo Renuncio al Grado de Caballeros Templarios y las palabras secretas de KEB RAIOTH, y también al Grado de Caballeros de Malta y las palabras secretas MAHER-SHALAL-HASH-BAZ. Yo renuncio a los votos tomados en un cráneo humano, las espadas cruzadas y la maldición y deseo de muerte de Judas de que le cortaran la cabeza y la colocaran sobre la torre de una iglesia. Yo Renuncio a la comunión impía y especialmente a beber de un cráneo humano en muchos Ritos, especialmente como una burla de la Sagrada Eucaristía y la Sagrada Comunión.

Rito antiguo y aceptado o escocés (solo los grados 18, 30, 31, 32 y 33 se operan en los países de la Riqueza Commun británica).

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penalizaciones involucradas en las Logias de Estados Unidos y Gran Oriente, incluyendo el Maestría Secreta, su contraseña secreta de ADONAI y sus penalizaciones;

*** de la Maestría Perfecta, su contraseña secreta de MAH-HAH-BONE, y su pena de ser golpeado a la Tierra con un mazo;

*** del Grado del Secretario Íntimo, su contraseña secreta de JEHOVÁ utilizada blasfemamente, y sus penas por tener mi cuerpo disecado y por tener mis órganos vitales cortados en pedazos y arrojados a las bestias del campo; Tierra;

*** del Preboste y Grado de Juez, su contraseña secreta de HIRUM-TITO-CIVI-KÝ, y la pena de que me corten la nariz;

. *** del Grado Intendente del Edificios, de su contraseña secreta AKAR-JAI-JAH, y la pena de que me saquen los ojos, me corten el cuerpo en dos y expongan mis intestinos;

*** del Grado de los Caballeros Elegidos de los Nueve, su contraseña secreta NEKAM NAKAH, y su pena de que me corten la cabeza y me peguen en el poste más alto del Este;

*** del Grado Ilustre Electo de los Quince, con su contraseña secreta ELIGNAM, y sus penas por tener mi cuerpo abierto perpendicularmente y horizontalmente, las entrañas expuestas al aire durante ocho horas para que las moscas puedan atacarlas y para que me corten la cabeza y la coloquen en un pináculo alto;

*** del Grado Sublime Caballeros Electos de los Doce, su contraseña secreta STOLKIN-ADONAI, y su pena de que me corten la mano en dos;

*** del Grado del Gran Maestro Arquitecto, su contraseña secreta RAB-BANAIM y sus penalidades

*** del Grado del Caballero del Noveno Arco de Salomón, su contraseña secreta JEHOVÁ, y su pena de que mi cuerpo sea entregado a las bestias del bosque como presa;

*** del Grado Grande Elegido, Perfecto y Sublime Mason, su contraseña secreta y su pena de tener mi cuerpo abierto y mis intestinos dados a los buitres para comer;

 

Concilio de la princesa de Jerusalén

*** de los Caballeros del Oriente, su contraseña secreta RAPH-O-DOM, y sus penalizaciones;

*** del Grado de Príncipe de Jerusalém contraseña secreta TEBET-ADAR, y su pena de ser desnudado y que me perforen el corazón con una daga ritual, Capítulo de la Rosa Croix

*** del Grado Caballero del Oriente y Ocidente, su contraseña secreta ABADDON, y sus penalizaciones; pena de incurrir en la ira severa del Creador Todopoderoso del Cielo y la tierra;

 

18 grado

Yo Renuncio a los juramentos y las maldiciones y penas involucradas en el Decimoctavo Grado de la Masonería, el Más Sabio Soberano Caballero del Águila y el Pelicano y el Soberano Príncipe Rosacruz de Heredom. Renuncio y rechazo el espíritu de brujería de Pelicano, así como la influencia oculta de los Rosacruces y la Kabbala en este grado. Yo Renuncio a la afirmación de que la muerte de Jesucristo fue una “terrible calamidad,” y también la burla deliberada y la torsión de la doctrina Cristiana de la Expiación. Yo Renuncio a la blasfemia y al rechazo de la deidad de Jesucristo, y las palabras secretas IGNE NATURA RENOVATUR INTEGRA y su ardor. Yo Renuncio a la burla de la comunión tomada en este grado, incluyendo una galleta, sal y vino blanco, especialmente como una burla de la Sagrada Eucaristía y la Sagrada Comunión.

 

Consilio de Kadosh

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penalidades involucradas en el Gran Pontífice, su contraseña secreta EMMANUEL y sus sanciones;

*** del Grado Gran Maestro de Logias Simbólicas, sus contraseñas secretas JEKSON y STOLKIN, y las sanciones;

*** del Grado Noaquita o Caballero Prusiano, su contraseña secreta PELEG y sus sanciones;

***del Grado Caballero Real Acha (Principe del Libano), su contraseña secreta NOAH- BEZALEEL- SODONIAS, y sus sanciones;

*** del Grado Jefe del Tabernáculo, su contraseña secreta URIEL-JEHOVAH, y su penalidad de que estoy de acuerdo en que la Tierra se abra y me engulle hasta el cuello para que perezca;

*** del Príncipe del Tabernáculo, y su castigo es que me lapidaran y dejara que mi cuerpo se pudriera por encima del suelo;

*** del Grado Caballero de la Serpiente de Bronce, su contraseña secreta MOSES- JOHANNES, y su pena de que me coman el corazón las serpientes venenosas;

*** del Príncipe de la Misericordia, su contraseña secreta GOMEL, JEHOVAH-JACHIN, y su pena de condena y rencor por todo el universo;

*** del Grado Caballero Comandante del Templo, su contraseña secreta SOLOMON, y su pena de recibir la ira más severa del Dios Todopoderoso infligido sobre mí;

*** del Grado Caballero Comandante del Sol, o Príncipe Adepto, su contraseña secreta STIBIUM, y sus penalidades por tener mi lengua empujada con un hierro candente, mis ojos arrancados, mis sentidos de que me quiten el olfato y el oído, de que me corten las manos y, en esa condición, dejen que los animales voraces me devoren, o de que me los aligeren del cielo;

*** del Grado Gran Caballero Escocés de San Andres, su contraseña secreta NEKAMAH-FURLAC y sus sanciones;

*** del Grado Gran Potifice del Consejo de Kadosh, su contraseña secreta EMMANUEL y sus sanciones;

Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Grado de la Masonería, el Gran Caballero Kadosh y el Caballero del Águila Blanca y Negra. Renuncio a las contraseñas secretas, STIBIUM ALKABAR, PHARASH-KOH y todo lo que significan.

 

Príncipes Sublimes del Secreto Real.

Yo Renuncio a los juramentos y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Primer Grado de la Masonería, el Gran Comandante Inspector Inquisidor. Renuncio a todos los dioses y diosas de Egipto que son honrados en este grado, incluyendo a Anubis con la cabeza del carnero, el dios Osiris el Sol, Isis la hermana y esposa de Osiris y también la diosa de la luna. Renuncio al Alma de Cheres, el falso símbolo de la inmortalidad, la Cámara de los muertos y la falsa enseñanza de la reencarnación. Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Segundo Grado de la Masonería, el Príncipe Sublime del Secreto Real. Renuncio a las contraseñas secretas, PHAAL / PHARASH-KOL y todo lo que significan. Yo Renuncio a la falsa deidad trinitaria de Masonería, AUM, y sus partes; Brahma el creador, Vishnu el conservador y Shiva el destructor. Yo Renuncio a la deidad de AHURA-MAZDA, el pretendido espíritu o fuente de toda luz, y la adoración con fuego, que es una abominación a Dios, y también el beber de un cráneo humano en muchos Ritos.

 

Shriners (Aplica solo en Norteamérica)

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penas involucradas en la Antigua Orden Árabe de los Nobles del Santuario Místico. Yo Renuncio a la perforación de las bolas de ciclismo con una cuchilla de tres filos, el desgarro de los pies, la locura y la adoración del falso dios Alá como el dios de nuestros padres. Renuncio al engaño, al falso simulacro, al falso simulacro, al simulacro de beber la sangre de la víctima, al simulacro de perro que orina al iniciado y al ofrecimiento de orina como conmemoración.

 

Todos los demás grados

Yo Renuncio a todos los otros juramentos tomados, los rituales de cualquier otro grado y las maldiciones involucradas. Estos incluyen los Grados Aliados, la Cruz Roja de Constantino, la Orden del Monitor Secreto y la Real Orden Masónica de Escocia. Renuncio a todas las demás logias y sociedades secretas, incluidas la masonería del Principe Hall, las logias del Gran Oriente, el Mormonismo, la Orden del Amaranto, la Real Orden de los Bufones, la Orden de Oddfellows de la Unidad de Manchester, los Búfalos, los Druidas, los Forestales, las Logias Naranja y Negra, los Alces, y las Aguilas de Alojan, Ku Klux Klan, The Grange, Woodmen of the World (Leñadores del Mundo), Riders of the Red Robe, los Caballeros de Pitias, la Orden Mística de los Profetas Velados del Reino Encantado, las Órdenes Femininas de la Estrella del Oriente, de las Damas del Santuario Oriental, y del Santuario Blanco de Jerusalén, la orden de las niñas de las Hijas de la Estrella de Oriente, las Órdenes Internacionales de las Hijas de Job, y del Arco Iris, y la Orden de De Molay de los niños, y sus efectos en mí y toda mi familia.

Señor Jesús, porque deseas que esté totalmente libre de todas las ataduras ocultas, quemaré todos los objetos en mi posesión que me conectan con todas las logias y organizaciones ocultas, incluida la masonería, la brujería y el Mormonismo, y todos los artículos de regalo, delantales, libros de rituales, anillos y otras joyas. Renuncio a los efectos que estos u otros objetos de la Masonería, incluyendo la brújula y el cuadrado, han tenido sobre mi o mi familia, en el nombre de Jesús y la Santísima Virgen María.

Yo renuncio a todo espíritu maligno asociado con los Masones, brujería, otros pecados, y yo ordeno en nombre de Jesús y la intercesión de la Virgen María que Satanás y todo espíritu maligno sean atados y que ahora mismo se aparten, me dejen, no me toquen o sean dañinos a nadie y que se vayan al lugar designado por el Señor Jesús para que nunca vuelvan a mi o mi familia. Invoco en el nombre de Jesús que me aparte de esos espíritus de acuerdo con las promesas del Señor. Yo pido ser liberado de todo espíritu de enfermedad, maldición, aflicción, adicción o alergia asociada con pecados que ya he confesado y renunciado. Solo me rindo a Dios Espíritu Santo excluyendo espíritus que hayan sido parte de vida en pecado.

(Si es oportuno, todos los participantes deben ser invitados a en sinceridad hacer lo siguiente: )

(1) A simbólicamente remover la venda y dársela a Dios para su disposición;

(2) de la misma manera, a simbólicamente remover el velo de luto;

(3) a simbólicamente cortar y quitar la soga alrededor de mi cuello, recogerla junto con el cable de remolque (cabletow) bajando el cuerpo, y darsenlos todo al Señor para su disposición;

(4) renunciar al pacto de matrimonio de la falsa masonería quitando el anillo del cuarto dedo de la mano derecha del falso pacto y lo entrego al Señor para su disposición;

(5) a simbólicamente remover las cadenas y esclavitud de tu cuerpo a la masonería

(6) a simbólicamente a remover el ropaje y armadura, especialmente el delantal;

(7) Invitar a los participantes a arrepentirse y pedir perdón por haber caminado sobre toda tierra impura, incluyendo logias de Masonería y templos de los Mormones o cualquier organización de ocultismo/Masonico.

(8) A simbólicamente quitarse la bola y cadena de atadura de los tobillos.

(9) Proclamar que Satanás y sus demonios ya no tienen ningún derecho legal para engañar y manipular a la persona que está buscando ayuda.

Espíritu Santo, te pido que me muestres cualquier otra cosa que necesito hacer o rezar para que mi familia y yo estemos totalmente libres de las consecuencias de la Masonería, brujería, Mormonismo y a todo paganismo y ocultismo.

Dios Padre, humildemente te pido que, por la Preciosa Sangre de Jesús, Tu Hijo y mi Salvador, me limpies de todos los pecados que he confesado y renunciado, que limpies mi espíritu, mi alma, mi mente, mis emociones y cada parte de mi cuerpo que haya sido afectada por tales pecados. También te pido que por la gracia de Jesucristo y la intercesión de la Santísima Virgen María que ahora cada célula de mi cuerpo se torne al orden divino, que sea sanada(o) y hecho como fue diseñado por mi amoroso Creador, incluyendo restaurar los desbalances químicos, enfermedades degenerativas, funciones neurológicas y controlar células cancerosas. Tomo la armadura de Dios de acuerdo con el Capítulo 6 de Efesios y me regocijo en la protección de Jesús que llena del Espíritu Santo. Yo entronizo a ti Señor Jesús en mi corazón, tú eres mi Señor y mi Salvador fuente de vida eterna. Gracias a ti Dios Padre por Tu misericordia, perdón y amor en el nombre de Jesucristo. Amen.

 

 

 

Translated by St. Michael Center for Spiritual Renewal

Oraciones para Romper Maldiciones Masónicas - Forma Corta

Short - Prayer to Break Freemason

Dios Padre, Creador del cielo y la tierra, vengo a Ti en el nombre de Tu hijo Jesucristo. Vengo como pecador buscando el perdón y la limpieza de todos los pecados cometidos contra Ti y a los otros hechos en Tu imagen. Yo honro a mi padre y madre terrenal, a todos mis antepasados de carne y sangre, a los de espíritu por adopción, y padrinos; pero yo absolutamente rechazo y renuncio todos los pecados de mis antepasados. Yo perdono a todos mis antepasados por los efectos que sus pecados han tenido en mí y en mis hijos. Yo confieso y renuncio todos mis propios pecados. Yo renuncio y reprendo a Satanás y todo poder espiritual proveniente de el que me está afectando a mi o a mi familia. Yo renuncio y abandono absolutamente todo involucramiento que yo, o cualquiera de mis antepasados, ha tenido en la masonería, en cualquier otra logia, y arte. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio y corto absolutamente la hechicería/brujería, el espíritu principal detrás de la masonería, y renuncio y corto absolutamente a Baphomet, a el espíritu del anticristo, y a los espíritus de muerte y de engaño. Yo renuncio la inseguridad, el amor a las posiciones de poder, el amor al dinero, la avaricia, la codicia, y el orgullo que llevó a mis antepasados a practicar la masonería. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio todos los miedos que los mantuvieron dentro de la masonería, especialmente el miedo a la muerte, el miedo a los hombres, y el miedo a confiar en otros.

 

Yo renuncio toda posición que yo o cualquiera de mis antepasados ha ocupado en una logia, incluyendo la posición de “Maestro”, “Maestro de Adoración” y cualquier otra posición. Yo renuncio el llamar a cualquier hombre “Maestro”, porque Jesucristo es mi único Maestro y Señor, y Él prohíbe que se le dė ese título a otros. Yo renuncio al atrapamiento de otros dentro de la masonería, y el observar la desvalidez de otros durante los rituales. Yo renuncio el efecto de la masonería transferido a mi por cualquier antepasado femenino que puede o no haberse sentido desconfiado o rechazado por su esposo cuando el entró y asistió a una logia, y rehusó informarle de sus actividades secretas. Yo también renuncio toda obligación, juramento, y maldiciones emitidas por los miembros de mi familia femeninos que han sido miembros de alguna de las Órdenes Masónicas de Mujeres, la Orden de la Estrella Oriental, o cualquier otra organización masónica y oculta.

 

Yo renuncio a todo espíritu maligno asociado con los Masones, brujería, otros pecados, y yo ordeno en nombre de Jesús y la intercesión de la Virgen María que Satanás y todo espíritu maligno sean atados y que ahora mismo se aparten, me dejen, no me toquen o sean dañinos a nadie y que se vayan al lugar designado por el Señor Jesús para que nunca vuelvan a mi o mi familia. Invoco en el nombre de Jesús que me aparte de esos espíritus de acuerdo con las promesas del Señor. Yo pido ser liberado de todo espíritu de enfermedad, maldición, aflicción, adicción o alergia asociada con pecados que ya he confesado y renunciado. Solo me rindo a Dios Espíritu Santo excluyendo espíritus que hayan sido parte de vida en pecado.

 

Espíritu Santo, te pido que me muestres cualquier otra cosa que necesito hacer o rezar para que mi familia y yo estemos totalmente libres de las consecuencias de la Masonería, brujería, Mormonismo y a todo paganismo y ocultismo.

Dios Padre, humildemente te pido que, por la Preciosa Sangre de Jesús, Tu Hijo y mi Salvador, me limpies de todos los pecados que he confesado y renunciado, que limpies mi espíritu, mi alma, mi mente, mis emociones y cada parte de mi cuerpo que haya sido afectada por tales pecados. También te pido que por la gracia de Jesucristo y la intercesión de la Santísima Virgen María que ahora cada célula de mi cuerpo se torne al orden divino, que sea sanada(o) y hecho como fue diseñado por mi amoroso Creador, incluyendo restaurar los desbalances químicos, enfermedades degenerativas, funciones neurológicas y controlar células cancerosas. Tomo la armadura de Dios de acuerdo con el Capítulo 6 de Efesios y me regocijo en la protección de Jesús que llena del Espíritu Santo. Yo entronizo a ti Señor Jesús en mi corazón, tú eres mi Señor y mi Salvador fuente de vida eterna. Gracias a ti Dios Padre por Tu misericordia, perdón y amor en el nombre de Jesucristo. Amen.

Titles of Satan in the Rite of Exorcism

Titles of Satan

(Editor’s note: below are titles given to Satan in the Rite of Exorcism.  We have found that they are particularly efficacious when recited during an exorcism.  Satan finds them odious because they tell the ugly truth about who he has become.)

 

 

Inimíce fídei, (Enemy of the faith)

Hostis géneris humáni, (Foe of the human race)

Mortis addúctor, (Carrier of death)

Vitae raptor, (Robber of life)

Justítiae declinátor, (Shirker of justice)

Malórum radix, (Root of evil)

Fómes vitiórum, (Fomenter of vice)

Sedúctor hóminum, (Seducer of men)

Próditor géntium, (Traitor of the nations)

Incitátor invídiae, (Instigator of envy)

Orígo avarítiae, (Font of avarice)

Causa discórdiae, (Source of discord)

Excitátor dolórum, (Exciter of sorrows)

Transgréssor, (Transgressor)

Sedúctor plene omni dólo et fallácia, (Seducer full of deceit and lies)

Vírtus inimíce, (Enemy of virtue)

Innocéntium persecutor, (Persecutor of the innocent)

Dráco nequíssime, (Horrible dragon)

Princeps maledícti homicídii, (Prince of accursed murder)

Auctor incéstus, (Author of incest)

Sacrilegórum caput, (Leader of sacrilege)

Actiónum pessimárum magíster, (Teacher of all negative action)

Haereticórum doctor, (Teacher of heretics)

Totíus obscoenitátis inventor, (Inventor of every obscenity)

Ímpie, (Hateful one)

Scleráte, (Scourge)

Immúnde spiritus, (Unclean spirit)

Omnis satánica potéstas, (Every satanic power)

Omnis Incúrsio infernális adversárii, (Every assault of the infernal adversary)

Legio, congregátio et secta diabólica, (Legions congregations and diabolical sects)

Draco maledícte, (Evil dragon)

Légio diabólica, (Diabolical legion)

Invéntor et magíster omnis falláciae, (Inventor and teacher of every lie)

Hostis humánae salútis, (Enemy of Man’s salvation)

Prínceps huius mundi, (Prince of this world)

Deceptor humáni géneris, (Deceiver of the Human Race)

Vetus hóminis inimíce, (Ancient foe of mankind)

Pater mendácii, (Father of Lies)

Maledícte draco, (Evil Dragon)

Cállide sérpens, (Cunning serpent)

Omnis tenebrárum potéstas , (All you powers of darkness)

Vade Satanas! (Get thee Gone Satan!)

Pope Leo XIII Deliverance Prayers For People, Places, or Things

Leo XIII

Pope Leo XIII exorcism prayers which can be used for deliverance praying over people, places or things.

In nómine Patris et Fílii et Spíritus sancti. 

R. Amen.

Dóminus vobíscum.

R. Et cum spíritu tuo.

Sancte Creátor Spíritus, adésto propítius Ecclésiæ cathólicæ eámque contra inimicórum incúrsus tua supérna virtúte róbora et confírma, tua caritáte et grátia spíritum famulórum tuórum, quos unxísti, rénova, ut in te claríficent Patrem Filiúmque eius Unigénitum Iesum Christum Dóminum nostrum.

R. Amen. 

In nómine Iesu Christi Dei et Dómini nostri, intercedénte immaculáta Vírgine Dei Genetríce María, beáto Michaéle Archángelo, beátis Apóstolis Petro et Paulo et ómnibus Sanctis, et sacra ministérii, ab Ecclésia recépti, auctoritáte confísus, ad infestatiónes diabólicæ fraudis repelléndas secúrus aggrédior.

Exsúrgit Deus et dissipántur inimíci eius et fúgiunt, qui odérunt eum, a fácie eius. Sicut dissipátur fumus, tu díssipas; sicut fluit cera a fácie ignis, sic péreunt peccatóres a fácie Dei.

 

V. Ecce Crucem Dómini: fúgite, partes advérsæ.

R. Vicit Leo de tribu Iuda, radix David.

 

V. Fiat misericórdia tua, Dómine, super nos.

R. Quemádmodum sperávimus in te.

 

V. Dómine, exáudi oratiónem meam.

R. Et clamor meus ad te véniat.

 

Orémus.

Deus cæli, Deus terræ, Deus Angelórum, Deus Archangelórum, Deus Patriarchárum, Deus Prophetárum, Deus Apostolórum, Deus Mártyrum, Deus Sacerdótum, Deus Vírginum, Deus Sanctórum ac Sanctárum ómnium, Deus, qui potestátem habes donáre vitam post mortem, requiem post labórem, quia non est Deus præter te, nec esse potest nisi tu, creátor ómnium visibílium et invisibílium, cuius regni non erit finis: humíliter maiestáti glóriæ tuæ supplicámus, ut ab omni inférni spirítuum potestáte, deceptióne et nequítia nos poténter liberáre et incólumes custodíre dignéris. Per Christum Dóminum nostrum. 

R. Amen.

Exorcízo te, omnis immúnde spíritus, omnis tenebrárum potéstas, omnis incúrsio infernális adversárii, omnis légio, congregátio et secta diabólica, in nómine et virtúte Dómini nostri Iesu Christi: eradicáre et effugáre a Dei Ecclésia, ab animábus ad imáginem Dei cónditis ac pretióso divíni Agni sánguine redémptis.

Non ultra áudeas, cállide serpens, decípere humánum genus, Dei Ecclésiam pérsequi ac Dei eléctos excútere et cribráre sicut tríticum.

Imperat tibi Deus altíssimus, cui in magna tua supérbia te similem habéri adhuc præsúmis, qui omnes hómines vult salvos fíeri et ad agnitiónem veritátis venire.

 

Imperat tibi Deus Pater; ímperat tibi Deus Fílius; ímperat tibi Deus Spíritus Sanctus.

 

 

Imperat tibi Christus, ætérnum Dei Verbum caro factum, qui pro salúte géneris nostri tua invídia pérditi, humiliávit semetípsum factus obœdiens usque ad mortem; qui Ecclésiam suam ædificávit, supra firmam petram et portas ínferi advérsus eam numquam esse prævalitúras edíxit, cum ea ipse præmansúrus ómnibus diébus usque ad consummatiónem sǽculi.

 

Imperat tibi sacraméntum + Crucis. omniúmque christiánæ fídei Mysteriórum virtus. Imperat tibi excélsa Dei Génetrix Virgo María, quæ supérbum caput tuum a primo instánti immaculátæ Conceptiónis in sua humilitáte contrívit. Imperat tibi fides sanctórum Apostolórum Petri et Pauli ceterorúmque Apostolórum. Imperat tibi Mártyrum sanguis ac pia Sanctórum et Sanctárum ómnium intercéssio.

Ergo, légio diabólica, adiúro te per Deum vivum, per Deum verum, per Deum sanctum, per Deum, qui sic diléxit mundum, ut Fílium suum Unigénitum daret, ut omnis, qui credit in eum, non péreat, sed hábeat vitam ætérnam: cessa decípere humánas creatúras eisque ætérnae perditiónis venénum propináre; désine Ecclésiæ nocére et eius libertáti láqueos inícere. 

 

Vade, Sátana, mendácii pater, hostis humánæ salútis. Da locum Christo, in quo nihil invenísti de opéribus tuis; da locum Ecclésiæ uni, sanctæ, cathólicæ et Apostólicæ, quam Christus ipse acquisívit sánguine suo. Humiliáre sub poténti manu Dei, contremísce et éffuge per sanctum nomen Iesu, quem ínferi tremunt, cui Virtútes cælórum et Potestátes et Dominatiónes subiéctæ sunt, quem Chérubim et Séraphim indeféssis vócibus laudant, dicéntes: Sanctus, Sanctus, Sanctus Dóminus Deus Sábaoth. Pleni sunt cæli et terra glória tua. Hosánna in excélsis. Benedíctus qui venit in nómine Dómini. Hosánna in excélsis.

 

Sub tuum præsídium confúgimus, sancta Dei Génetrix; nostras deprecatiónes ne despícias in necessitátibus, sed a perículis cunctis líbera nos semper Virgo gloriósa et benedícta.

Prínceps gloriosíssime cæléstis milítiæ, sancte Míchael Archángele, defénde nos in prœlio advérsus príncipes et potestátes, advérsus mundi rectóres tenebrárum harum, contra spiritália nequítiæ in cæléstibus. Veni in auxílium hóminum, quos Deus ad imáginem similitúdinis suæ fecit et a tyránnide diáboli emit prétio magno.

 

Te custódem et patrónum sancta venerátur Ecclésia; tibi trádidit Dóminus ánimas redemptórum in supérna felicitáte locándas. Deprecáre Deum pacis, ut cónterat Sátanam sub pédibus nostris, ne ultra váleat captívos tenére hómines et Ecclésiæ nocére.

Offer nostras preces in conspéctu Altíssimi, ut cito antícipent nos misericórdiæ Dómini et apprehéndas dracónem, serpéntem antíquum, qui est diábolus et Sátanas, et ligátum mittas in abýssum, ut non sedúcat ámplius gentes.

R. Amen.

Oh Maestro, Señor Dios nuestro, que habitas en las alturas y que miras a los humildes: Tú, que eres honrado en los santos, alabanza de Israel, inclina tu oído y escúchanos a los que te suplicamos Otorga también perdón a Tu siervo (sierva), N., que ha probado y comido carne inmunda (o comida impura o cualquier cosa tomada de los o que de alguna manera esté ligada a espíritus inmundos), que Tú has prohibido comer en Tu santa ley; perdónelo a quien haya participado de tal manera involuntariamente. Y considéralo digno de participar sin condenar de Tus asombrosos Misterios, el precioso Cuerpo y Sangre de Tu Cristo, y que él (ella) sea liberado(a) de tomar cualquier cosa inmunda, y cualquier otro acto inmundo, sea alimentado por Tus Divinos Misterios, y deleitándose en Tu Santa y Mística Mesa, los Misterios Inmortales y siendo preservados con nosotros en Tu Santa Iglesia, él (ella) alabará y glorificará Tu Altísimo Nombre todos los días de su vida. Porque Tuyo es el Reino, el poder y la gloria del + Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

Amén.

 

(Cabading, 198-199)

Oración por alguien que ha comido algo contaminante

Prayer For One Who Has Eaten Somthing Defiling
Cleansing Prayers

Oraciones de limpieza

Padre Celestial, en el Nombre de Jesucristo nuestro Señor y Salvador, por el poder del Espíritu Santo, oramos para que el poder limpiador de la preciosa sangre de Tu Hijo venga sobre nosotros ahora mismo.

Purifícanos y lávanos con la sangre de Jesús desde la coronilla hasta la planta de nuestros pies. Dejemos que esta sangre penetre en la médula de nuestros huesos para limpiarnos de cualquier enredo de los espíritus malignos con los que hemos entrado en contacto durante el curso de nuestra intercesión. Úngenos con los dones del Espíritu Santo y refresca nuestro cuerpo, alma y espíritu, y que la señal de tu santa cruz aleje de nosotros a todos los espíritus malignos.

En el Nombre del Padre + y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

o

Señor Jesús, gracias por compartir con nosotros tu maravilloso ministerio de sanidad y liberación. Gracias por la sanación que hemos visto y experimentado hoy. Pero nos damos cuenta de que la enfermedad y el mal que encontramos son más de lo que nuestras humanidades pueden soportar. Así que límpianos de cualquier tristeza, negatividad o desesperación que podamos haber captado durante el curso de este ministerio.

Si nuestro ministerio nos ha tentado a la ira, la impaciencia o la lujuria, límpianos de esas tentaciones y reemplázalas con amor, gozo y paz. Si algún espíritu maligno se ha adherido a nosotros o nos ha oprimido de alguna manera, yo les ordeno a ustedes, espíritus de la tierra, aire, fuego o agua, del inframundo o de la naturaleza, y a todos los espíritus que no son del Espíritu Santo que se vayan ahora y vayan directamente a Jesucristo, para que Él los trate como quiera.

Ven, Espíritu Santo, renuévanos, llénanos de nuevo con tu poder, amor y alegría. Fortalécenos donde nos hemos sentido débiles y vístenos de Tu luz. Llénanos de vida. Y Señor Jesús, por favor envía a tus santos ángeles para que nos ministren a nosotros y a nuestras familias y para que nos guarden y protejan de todas las enfermedades, daños y accidentes, y que nos guarden en un viaje seguro a casa y nos concedan un descanso nocturno pacífico. Te alabamos ahora y siempre, Padre Celestial, en el Nombre de Jesucristo nuestro Señor y Salvador, por el poder del Espíritu Santo, oramos que el poder limpiador de la preciosa sangre de Tu Hijo venga sobre nosotros ahora mismo.

Purifícanos y lávanos con la sangre de Jesús desde la coronilla hasta la planta de nuestros pies. Dejemos que esta sangre penetre en la médula de nuestros huesos para limpiarnos de cualquier enredo de los espíritus malignos con los que hemos entrado en contacto durante el curso de nuestra intercesión. Úngenos con los dones del Espíritu Santo y refresca nuestro cuerpo, alma y espíritu, y que la señal de tu santa cruz aleje de nosotros a todos los espíritus malignos.

En el Nombre del Padre + y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

o

Señor Jesús, gracias por compartir con nosotros tu maravilloso ministerio de sanidad y liberación. Gracias por la sanación que hemos visto y experimentado hoy. Pero nos damos cuenta de que la enfermedad y el mal que encontramos son más de lo que nuestras humanidades pueden soportar. Así que límpianos de cualquier tristeza, negatividad o desesperación que podamos haber captado durante el curso de este ministerio.

Si nuestro ministerio nos ha tentado a la ira, la impaciencia o la lujuria, límpianos de esas tentaciones y reemplázalas con amor, gozo y paz. Si algún espíritu maligno se ha adherido a nosotros o nos ha oprimido de alguna manera, les ordeno a ustedes, espíritus de la tierra, aire, fuego o agua, del inframundo o de la naturaleza, y a todos los espíritus que no son del Espíritu Santo que se vayan ahora y vayan directamente a Jesucristo, para que Él lo trate como quiera.

Ven, Espíritu Santo, renuévanos, llénanos de nuevo con tu poder, amor y alegría. Fortalécenos donde nos hemos sentido débiles y vístenos de Tu luz. Llénanos de vida. Y Señor Jesús, por favor envía a tus santos ángeles para que nos ministren a nosotros y a nuestras familias y para que nos guarden y protejan de todas las enfermedades, daños y accidentes, y que nos guarden en un viaje seguro a casa y nos concedan un descanso nocturno pacífico. Te alabamos ahora y siempre, + ¡Padre, Hijo y Espíritu Santo!

Amén.

(Cabading, págs. 212-213)

Prayer Against Retaliation

Oración contra las represalias del poder del mal

Nos cubrimos con la Sangre de Jesucristo a través de la señal de Su Cruz vivificante +. Empapamos a nuestras familias, nuestras relaciones, nuestra casa, nuestra oficina, nuestra comida, nuestros recursos financieros, nuestros amigos y simpatizantes con la Sangre poderosa de nuestro Señor Jesucristo.

Cubrimos todo el aire, toda la tierra y todo el mar con la Sangre de Jesucristo. Satanás, está escrito en Apocalipsis 12: “Y lo vencieron por la sangre del Cordero y con su palabra y con su testimonio”. Usamos la Sangre de Jesús para cubrirnos ahora.

En el + Nombre de Jesús, rompemos todo poder de las tinieblas que nos ha enredado. Destruimos toda la red de Satanás contra nosotros. Nos libramos de todos los poderes de las tinieblas contra nosotros.

En + el nombre de Jesús, destruimos y anulamos todas las maldiciones, pactos y la iniciación de Satanás y sus agentes contra nosotros. Destruimos cualquier hechizo, encantamiento, maldición, pacto, iniciación y manipulación de cualquier espíritu negativo.

En el poderoso nombre de Jesucristo +, Padre, venimos contra todos los demonios que Satanás ha asignado para atacarnos espiritual o físicamente. Está escrito en el libro de Isaías: "Ningún arma que se forme contra mí prosperará, y toda lengua que se levante contra mí en juicio, la condenaré".

En el nombre de Jesucristo + Cristo, venimos contra todos los poderes de las tinieblas en el sueño. Atamos y echamos fuera a los demonios que nos atacan a través de los sueños.

Firmados, sellados y protegidos por Dios y escondidos en Cristo, sabemos que nada puede separarnos del amor, el gozo y la paz de Dios.

Padre Nuestro …                                                                          

+ en el Nombre del Padre y del Hijo y del espíritu Santo

R. Amén

Prayers of Deliveance

Oraciones de liberación

(I) Esta es la oración estándar utilizada por AMOE durante las sesiones de liberación. Es importante, que el ministro sea un sacerdote.

Poner una mano sobre la cabeza de la víctima. La mano utilizada puede sujetar un crucifijo o una reliquia de un santo. Esta oración se dice unas cuantas veces mientras el ministro observa cualquier reacción en la víctima.

Después de que se digan las oraciones, el ministro debe preguntar qué tal se encuentra por si tiene alguna reacción física (dolor de cabeza, dolor de estómago, etc.) y emocional (ira, miedo, etc.) que haya experimentado y en qué momento de la sesión. Esto ayudará en el discernimiento.

 

En el Nombre de Jesús de Nazaret, por medio de su tremendo poder como Dios y a través de más poderoso y salvífico Nombre, reboco, repudio, ato y expulso a todos los espíritus malignos. Os ordeno a todos vosotros, en el Nombre de Jesús, que se vayan ahora mismo, inmediatamente de N. y directamente al pie de la cruz de Jesús y nunca regresen.

Oh Espíritu Santo, llena todos los espacios vacíos dejados por los malos espíritus con tu presencia y amor. Os consagro a N. por completo a vosotros, oh Santísima Trinidad, mediante la intercesión de la Santísima Virgen María.

R. Amen

 

 

(II) Esta es una oración alternativa de liberación; se puede utilizar junto con la oración de liberación anterior. Ha sido adaptado desde su formato original.

En el Nombre de Jesucristo, os ordeno, espíritu de (nombre) que te vayas sin hacer daño a N. o a nadie más en este lugar, o a su familia, y sin hacer ningún ruido o perturbación; y les ordeno que vayan directamente a Jesucristo para deshacerse de lo que él diga. Además, te ordeno que no vuelvas nunca más.

Oh Espíritu Santo, llena todos los espacios vacíos dejados por los malos espíritus con tu presencia y amor. Os consagro a N. por completo a vos, oh santísima Trinidad, mediante la intercesión de la Santísima Virgen María.

R. Amen

 

(III)                   

Para ser rezado por la víctima:

Padre Celestial, te alabo y te agradezco por todo lo que me has dado. Por favor, cúbreme con la sangre protectora y preciosa de tu Hijo Jesucristo, y aumenta su Espíritu Santo en mí con Sus dones de sabiduría, conocimiento, comprensión, hambre de oración, guía y discernimiento para ayudarme a conocer su voluntad y entregarse a ella más plenamente.

Padre, por favor sana mis emociones negativas y cualquier herida en mi corazón y espíritu. Envía la espada de tu Espíritu Santo para cortar y romper todos los hechizos, maldiciones, vudú y todos los lazos genéticos, intergeneracionales adictivos del pasado, presente o futuro, conocido o desconocido, contra mí, o contra mi familia, contra mis relaciones personales, mis finanzas, posesiones y ministro.

Padre, perdono y pido perdón por mis pecados y defectos y pido que toda mi persona, cuerpo y mente, corazón y voluntad, alma y espíritu, memoria y emociones, actitudes y valores estén limpios, renovados y protegidos por la sangre más preciada de tu Hijo Jesús.

 

Para ser rezado por el ministro:

En el Nombre, el poder, la sangre y la autoridad de Jesucristo, desata y rompe el poder y el efecto alrededor de N. de todos y cada uno de los espíritus malignos que están tratando de hacerle daño de cualquier manera y mando a estos espíritus y a sus espíritus compañeros en el Nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo para dejarlo (a) pacífica y silenciosamente e ir inmediatamente y directamente a la presencia eucarística de Jesucristo en el tabernáculo más cercano de la Iglesia Católica, para ser eliminado por Jesús y nunca más volver a hacerle daño.

 Querido Espíritu Santo, llena cualquier vacío en N. para desbordar tu gran amor. Por todo esto, Padre, rezo en el Nombre de Jesucristo, guiado por el Espíritu Santo. Inmaculado Corazón de María esposa del Espíritu Santo porfavor reza conmigo y por mi.

R. Amen

 

(IV)                  

Señor, Dios todopoderoso, misericordioso y omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo, expulsa de N. toda influencia de los malos espíritus. Padre, en el nombre de Jesucristo, os ruego que rompas cualquier cadena que el Diablo tenga sobre él (ella).

Vierte sobre N. la sangre más preciosa de tu Hijo. Que su sangre inmaculada y redentora rompa todos los lazos de su cuerpo o mente. Os lo pido a través de la intercesión de la Santísima Virgen María y el Arcángel San Miguel, que intercedan y vengan en su ayuda. En el Nombre de Jesús, ordeno a todos los demonios que podrían tener alguna influencia sobre N. que lo/la dejen para siempre. Por su flagelación, su corona de espinas, su cruz, por su sangre y resurrección, ordeno a todos los espíritus malignos que lo/la dejen.

Por el verdadero Dios, por el Santo Dios, por Dios que puede hacer todo, en el Nombre de Jesús mi Salvador y Señor, déjelo/la. amén.

 

(Syquia, pp. 80-86)

 

 

 

Translated by the St. Michael Center

Oraciones para romper lazos impíos, maldiciones y hechizos, y sellos y consagración

Prayers To Break Unhol Ties

Oración para romper lazos impíos

Esta oración se usa cuando la víctima ha tenido una relación duradera con la (s) persona (s) involucrada con el ocultismo o se ha comunicado con "amigos imaginarios", guías espirituales, maestros ascendidos, "elementales", "almas errantes", etc.

En el Nombre de Jesús, rompo todos los lazos, vínculos y ataduras impíos entre N. y todas las fuentes y espíritus malignos.

(Repetir esta oración tres veces).

 

Y ordeno a todos los espíritus asociados con estos lazos, vínculos y ataduras impías que vayan inmediata y directamente al pie de la cruz. Oh Espíritu Santo, entra en los espacios vacíos que dejan estos espíritus y llena a N. de tu presencia, amor y protección. Por favor, no permitas que estos espíritus regresen.

 

Oración para romper maldiciones y hechizos

Esta oración se usa cuando la víctima ha sido blanco de maldiciones y hechizos.

En el Nombre de Jesús, rompo todas las maldiciones enviadas contra ti y todos los hechizos que te rodean.

(Repetir esta oración tres veces).

Y ordeno a todos los espíritus asociados con estas maldiciones y hechizos que vayan inmediata y directamente al pie de la cruz. Oh Espíritu Santo, entra en los espacios vacíos que dejan estos espíritus y llena a N. de tu presencia, amor y protección. Por favor, no permitas que estos espíritus regresen.

 

Oración para romper sellos y consagraciones

Asegúrese de que la víctima primero renuncie a toda participación oculta tres veces frente al Santísimo Sacramento.

En el Nombre de Jesús, rompo el sello a tu alrededor y la consagración sobre ti.

(Repetir esta oración tres veces).

 

Y ordeno a todos los Espíritus asociados con estos sellos y consagraciones que vayan inmediata y directamente al pie de la cruz, ¡oh Espíritu Santo! entra en los espacios vacíos que dejaron estos espíritus y llenen a N. de tu presencia, amor y protección. Por favor, no permitas que estos espíritus regresen.

 

(Syquia, páginas. 76-80)

Oración para la sanación de la mente, el cuerpo y el espíritu

Prayer for Healing of Mind Body and Spirit

Esta es otra oración estándar utilizada por AMOE. Se utiliza cuando un ataque demoníaco extraordinario va de la mano con una enfermedad psicológica y / o física.

 

Querido Señor, sé que no hay enfermedad que no puedas curar. Tú sabes todas las cosas, puedes hacer todas las cosas y amas a N. Con fe en tu promesa de que todo lo que pidamos en oración, nos lo concederás si es bueno para nuestra alma. Vengo ante ti para pedir la sanación del cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu de N. Tócalo(a) ahora donde más está sufriendo. Solo tú sabes qué tipo de curación él (ella) necesita más en este momento. Deja que la gracia de tu amor divino fluya y se extienda por las diferentes partes de su cuerpo llegando a los recovecos internos de su ser. Consuélalo(a) en su dolor y angustia. Corrige cualquier mal funcionamiento de sus órganos corporales. Derrite con tu amor sanador cualquier crecimiento anormal. Detén la propagación de todas las células enfermas y reemplácelas con células sanas. Elimina todas las heridas, resentimientos, miedos y sentimientos de desesperación y frustración que no se hayan resuelto. Sana todos los recuerdos dolorosos y las repercusiones de las experiencias traumáticas. Concédele la gracia de aceptar esta prueba y sufrimiento como parte de los propios sufrimientos de su alma y de los de su familia y seres queridos. Perdónalo (a) por todos sus pecados y llénalo(a) de tu amor, paz, alegría, bondad y generosidad. Deja que él/ella se dé cuenta del significado más profundo de su enfermedad y prueba y llévalo(a) más cerca de ti mientras él/ella encuentra consuelo en tu corazón amoroso. Que encuentre alegría y paz en medio de su sufrimiento, y con ojos de fe, vea la bendición y la victoria que le esperan. Y luego, Padre, después de que él/ella haya sido sanado(a), que él/ella sea testigo de tu poder sanador y te traiga gloria, honor y alabanza. Esto lo rezamos en el Nombre de Jesús a través de María y todos los santos.

Amén.

(Syquia, págs. 95-98)

Renouncement of Unholy Ties

Renuncia de Ataduras Malignas y Rompimiento de Ataduras del Alma

Para ser rezado por la persona afligida: 

+ Jesucristo yo confieso que Tu eres el Señor de mi vida y solo Tú tienes la más alta posición de poder y autoridad bajo el trono de nuestro Padre Celestial. Yo proclamo que Tu, Señor, eres mi Padre Celestial y que Tu trono tiene todo el poder, toda autoridad y que reina sobre todos los poderes y principados.

Padre, yo reconozco y estoy en acuerdo con todos Tus caminos y estoy en total acuerdo con la posición que Tu le has dado a tu Hijo único, Jesucristo, sobre mi vida. Yo me siento a los pies de Jesucristo conforme a la verdad de Sus enseñanzas y me abandono y uno al manto de Su autoridad y poder.

Yo renuncio al pecado, a Satanás, a sus obras y a todos sus subordinados de engañosas seducciones, que atacan al creyente y al no creyente.

Por ignorancia yo había caminado una senda de pecadores y había hablado el lenguaje que los pecadores hablan antes de que yo llegara a aceptar a Jesucristo en mi vida. Yo había condescendido con un comportamiento pecaminoso porque no comprendía totalmente, o no apreciaba el amor que Tu tenías por mí y yo me arrepiento.

En el nombre de Jesucristo, Padre, yo proclamo que este día sea un día de lavar el pecado de mi vida y un día de desatar las destructivas ataduras del alma de personas quienes sé que tienen puertas abiertas al pecado y que me afectan por eso. Yo oro para que la sangre de Jesucristo me lave y para que el Espíritu Santo desarraigue y elimine de mi todo lazo que Satanás ha atado a mí de estas personas para causar un trabajo de opresión por mi asociación, convenio anterior, o lo que pareció ser mi acuerdo con el pecado de otra persona.


Las palabras dentro de los paréntesis cuadrados son para ser oradas solamente por aquellas personas que tuvieron relaciones sexuales antes del matrimonio, o quienes han entrado en una relación ilícita e inmoral. 

[Padre, me arrepiento por haber tenido relaciones sexuales ilícitas e inmorales y yo pido Tu perdón Padre por cada vez que yo no hize caso en escucharte, porque se que este tipo de comportamiento no refleja Tu naturaleza. Por la Sangre de Jesucristo, yo pido que se rompa de mi toda conexión negativa y espiritualmente peligrosa que mi alma haya hecho con cada una de estas parejas sexuales. Que sus pecados sean de ellas y que mis pecados sean míos y cubiertos por la sangre de Jesucristo.

Padre, si alguna de estas parejas anteriores tiene comportamiento pecaminoso en su vida, o están viviendo en desobediencia a Tus caminos, yo quiero aclarar que no estoy en acuerdo con ninguno de sus caminos pecaminosos, o su desobediencia. En el nombre de Jesucristo, yo pido que los Ángeles Guerreros de Dios tomen sus espadas y completamente eliminen todas y todo tipo de atadura y lazo del alma que hayan sido conectados a mi de cada una de esas parejas sexuales en que yo no tomo ninguna consecuencia por sus pecados, ni cualquier consecuencia de mi previa relación con ellas.]

En el nombre de + Jesús, y por el poder de Su sangre, yo ahora renuncio, rompo y elimino todas las malignas ataduras de alma formadas entre NN. y yo, por del pecado de ____(nombra el pecado que causó la atadura de alma mala, tal como adulterio o fornicación.)  (3x)

Yo ahora ordeno a cualquier espíritu maligno que se haya aprovechado de esta maligna atadura de alma que se marche de mi ahora en el nombre de + Jesús.

 

 

Fr. Winston Cabading OP, Catholic Handbook of Prayers for Spiritual Liberation and Exorcisms with Redactor’s Notes: For the Use of Priests Only, UST Publishing House, Manila PI,  pp. 22-23.

 

 

Translated by the St. Michael Center

Oración por alguien que ha ingerido un objeto maldito

Ingested a Cursed Object

(I)

Oremos al Señor.

Señor ten piedad. (3 veces)

He aquí la venerable y vivificante + Cruz de nuestro Señor, Yo he puesto Su sello y te señalo con él, N., Oh hijo(a) de Dios, para que, por el poder del Espíritu Santo, te conviertas en un templo puro y santificado de toda maldad, de toda magia y ataque del diablo, de todas las acciones engañosas y ocultas, de todo mal, de toda hechicería, encantamientos, y maquinaciones, que se hicieron encima de ti y alrededor de ti.

En el nombre de nuestro + Señor Jesucristo, que fue crucificado bajo Poncio Pilato, fue sepultado y resucitó, dándonos la autoridad para pisotear escorpiones, serpientes y el poder del enemigo, yo, su siervo inútil y sacerdote pecador, a quien le dio el poder la Esposa de Cristo, la Santa Iglesia, disuelvo y declaro que así sea disuelta toda magia tuya maldito Satanás. Por tanto, te ordeno, junto con todos tus siervos, que no tengas más poder para poseer este cuerpo, de la cabeza a los pies. Vete, pues, de inmediato, con todo el mal y tu maquinación. en el nombre de Aquel que vendrá a juzgar los vivos y los muertos por un fuego purificador.

Amén.

Nota del redactor: esta oración de exorcismo, junto con la oración contra el "mal de ojo", se puede utilizar para neutralizar "pociones" (gayuma) o un objeto maldito que ha sido ingerido.

 

Oremos al Señor.

Señor ten piedad. (3 veces)

Te exorcizo en nombre del + Santo Indivisible, Trinidad vivificante y consustancial, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, en nombre de todos los Santos del Cielo, que este hechizo nunca más se haga a este(a) siervo(a) de Dios, N., ya sea a través de la comida y la bebida, ya sea para molestar por nefastos demonios, ya sea que haya sido administrado a este organismo algo maligno, por hechicería, por el resultado de un hechizo, o si la comida o bebida que él (ella) ha ofrecido a otras personas, durante el tiempo que estuvo bajo tu acción, Te exorcizo a ti y a tus legiones que han hecho daño a este(a) siervo(a) de Dios y ejerció dominio sobre él (ella) con sus malas acciones, que lo han lastimado para moverlo o cambiarlo.

Te exorcizo para que todo mal sea destruido y aniquilado de cualquier manera, que se le haya hecho al siervo (a la sierva) de Dios N. salga de sus órganos viscerales y expulse al mal, para que sea escupido naturalmente sin dañar su cuerpo o su mente.

Amén.

Mandato alternativo

Te exorcizo para que todo mal sea destruido y aniquilado, de cualquier manera que se le haya hecho al siervo (a la sierva) de Dios N. salga de sus órganos viscerales y empuje al mal al fondo, para que sea excretado naturalmente sin dañar su cuerpo o su mente.

Amén.

(Cabading, págs. 196-198)

 

 

Translated by the St. Michael Center 

Exorcismo de Tatuajes  

Decommissioning Tattoo

Por el Nombre Sagrado de Jesús, con la autoridad de mi sacerdocio y por medio de la autoridad que me fue otorgada por Jesucristo y su Iglesia, por los méritos de la Pasión, Muerte, Resurrección, y Asunción de nuestro Señor Jesucristo y por su envió del Espíritu Santo, yo invoco las llaves de San Pedro y desmantelo este tatuaje, rompiendo todas las conexiones y ataduras que este tatuaje tenga con el demonio y todos sus asociados. Yo exorcizó esta imagen y la tinta que se uso para hacer este tatuaje y rompo todas y cada una de las conexiones y ataduras entre esta imagen y la tinta y cada demonio que se halla adherido a este cuerpo por medio del tatuaje. Yo anulo todos y cada uno de los derechos que los demonios puedan reclamar sobre este cuerpo y persona debido a cualquier imagen mágica, símbolos o escrituras que hallan sido incorporadas en el tatuaje. Y por medio de esta Santa unción yo consagro esta persona y su cuerpo a nuestro Señor Jesucristo por medio de las manos de la Inmaculada Virgen María y por la señal de la Santa Cruz. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Si es prudente, hacer la señal de la Cruz sobre el tatuaje utilizando aceite exorcizado).

 

A Dominican Friar

 

 

Translated by the St. Michael Center

Su Santidad León XIII - Exorcismo Conta Satanas Y Los Angeles Rebeldes

Su Santidad Leon XIII

EXORCISMO CONTRA SATANÁS Y LOS ÁNGELES REBELDES
(Publicado por orden de Su Santidad León XIII)


En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

SALMO 67.
Levántese Dios y sean dispersados sus enemigos y huyan de su presencia los que le odian.
Como se disipa el humo se disipen ellos, como, se derrite la cera ante el fuego, así perecerán los impíos ante Dios.


SALMO 34.
Señor, pelea contra los que me atacan; combate a los que luchan contra mí.
Sufran una derrota y queden avergonzados los que me persiguen a muerte.
Vuelvan la espalda llenos de oprobio los que maquinan mi perdición.
Sean como polvo frente al viento cuando el Ángel del Señor los desbarate.
Sea su camino oscuro y resbaladizo, cuando el Ángel del Señor los persiga.
Porque sin motivo me tendieron redes de muerte, sin razón me abrieron trampas mortales.
Que les sorprenda un desastre imprevisto, que los enrede la red que para mí escondieron; que caigan en la misma trampa que me abrieron. Mi alma se alegra con el Señor y gozará de su salvación.
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.


SÚPLICA A SAN MIGUEL ARCÁNGEL.
Gloriosísimo príncipe de la milicia celestial, Arcángel San Miguel, defiéndenos en la lucha que mantenemos combatiendo “contra los principados y potestades, contra los caudillos de este mundo tenebroso, contra los espíritus malignos esparcidos por los aires” (Ef. 6, 12). Ven en auxilio de los hombres que Dios creó incorruptibles a su imagen y semejanza (Sap. 2, 23), y a tan “alto precio rescatados” (I Cor. 6, 20) de la tiranía del demonio. Con las huestes de los ángeles buenos pelea hoy los combates del Señor, como antaño luchaste contra Lucifer, corifeo de la soberbia y contra sus ángeles apóstatas. Ellos no pudieron vencer, y perdieron su lugar en el Cielo. “Fue precipitado el gran dragón, la antigua serpiente el denominado diablo y Satanás, el seductor del universo: fue precipitado a la tierra y con él fueron arrojados sus ángeles” (Apoc. 12,.8-9).

He aquí que el antiguo enemigo y homicida se ha erguido con vehemencia. Disfrazado de “ángel de luz” (II Cor. 11, 14) con la escolta de todos los espíritus malignos rodea e invade la tierra entera, y se instala en todo lugar, con el designio de borrar allí el nombre de Dios y de su Cristo, de arrebatar las almas destinadas a la corona de la gloria eterna, de destruirlas y perderlas para siempre. Como el más inmundo torrente, el maligno dragón derramó sobre los hombres de mente depravada y corrompido corazón, el veneno de su maldad: el espíritu de la mentira, de la impiedad y de la blasfemia; el letal soplo de la lujuria, de todos los vicios e iniquidades.

Los más taimados enemigos han llenado de amargura a la Iglesia, esposa del Cordero Inmaculado, le han dado a beber ajenjo, han puesto sus manos impías sobre todo lo que para Ella es más querido. Donde fueron establecidas la Sede de San Pedro y la Cátedra de la Verdad como luz para las naciones, ellos han erigido el trono de la abominación de la impiedad, de suerte que, golpeado el Pastor, pueda dispersarse la grey. Oh invencible adalid, ayuda al pueblo de Dios contra la perversidad de los espíritus que le atacan y dale la victoria.

La Iglesia te venera como su guardián y patrono, se gloría que eres su defensor contra los poderes nocivos terrenales e infernales; Dios te confió las almas de los redimidos para colocarlos en el estado de la suprema felicidad. Ruega al Dios de la paz que aplaste al demonio bajo nuestros pies, para que ya no pueda retener cautivos a los hombres y dañar a tu Iglesia. Ofrece nuestras oraciones al Altísimo, para que cuanto antes desciendan sobre nosotros las misericordias del Señor (Salmo 78, 8), y sujeta al dragón, la antigua serpiente, que es el diablo y Satanás, y, una vez encadenado, precipítalo en el abismo, para que nunca jamás pueda seducir a las naciones (Apoc. 20).

Después de esto, confiados en tu protección y patrocinio, con la sagrada autoridad de la Santa Madre Iglesia, nos disponemos a rechazar la peste de los fraudes diabólicos, confiados y seguros en el Nombre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor.


V. He aquí la Cruz del Señor, huid poderes enemigos.
R. Ha vencido el León de la tribu de Judá, la raíz de David.

V. Señor, que tu misericordia venga sobre nosotros.
R. Como lo esperamos de Ti.

V. Señor, escucha nuestra oración.
R. Y llegue a Ti nuestro clamor.

V. El Señor esté con vosotros. (Sólo si es un sacerdote)
R. Y con tu espíritu.

Oremos. Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo, invocamos tu santo Nombre y suplicantes imploramos tu clemencia, para que, por la intercesión de la Inmaculada siempre Virgen María Madre de Dios, del Arcángel San Miguel, de San José Esposo de la Santísima Virgen, de los santos Apóstoles Pedro y Pablo y de todos los Santos, te dignes prestarnos tu auxilio contra Satanás y todos los demás espíritus inmundos que vagan por el mundo para dañar al género humano y para la perdición de las almas. Amén.

Exorcismo: Te exorcizamos todo espíritu maligno, poder satánico, ataque del infernal adversario, legión, concentración y secta diabólica, en el nombre y virtud de Nuestro Señor Jesu 
+ cristo, para que salgas y huyas de la Iglesia de Dios, de las almas creadas a imagen de Dios y redimidas por la preciosa Sangre del Divino Cordero +. En adelante no oses, perfidísima serpiente, engañar al género humano, perseguir a la Iglesia de Dios, zarandear a los elegidos y cribarlos como el trigo +. Te lo manda Dios Altísimo, a quien en tu insolente soberbia aún pretendes asemejarte, “el cual quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad” (II Tim. 2). Te lo manda Dios Padre + te lo manda Dios Hijo +; te lo manda Dios Espíritu Santo +. Te lo manda la majestad de Cristo, el Verbo eterno de Dios hecho hombre, quien para salvar a la estirpe perdida por tu envidia, “se humilló a sí mismo hecho obediente hasta la muerte” (Fil. 2); el cual edificó su Iglesia sobre roca firme, y reveló que los “poderes del infierno nunca prevalecerían contra ella, Él mismo había de permanecer con ella todos los días hasta el fin de los tiempos” (Mat. 28, 20). Te lo manda el santo signo de la Cruz y la virtud de todos los Misterios de la fe cristiana +. Te lo manda la excelsa Madre de Dios, la Virgen María, quien con su humildad desde el primer instante de su Inmaculada Concepción aplastó tu orgullosa cabeza +.

Te lo manda la fe de los santos Apóstoles Pedro y Pablo y de los demás Apóstoles 
+. Te lo manda la sangre de los mártires y la piadosa intercesión de todos los Santos y Santas +. Por tanto, maldito dragón y toda legión diabólica, te conjuramos por Dios + vivo, por Dios + verdadero, por Dios + santo, que “de tal modo amó al mundo que entrego a su unigénito Hijo, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que viva la vida eterna” (Juan 3); cesa de engañar a las criaturas humanas y deja de suministrarles el veneno de la eterna perdición; deja de dañar a la Iglesia y de poner trabas a su libertad. Huye Satanás, inventor y maestro de toda falacia, enemigo de la salvación de los hombres. Retrocede ante Cristo, en quien nada has hallado semejante a tus obras. Retrocede ante la Iglesia una, santa, católica y apostólica, la que el mismo Cristo adquirió con su Sangre. Humíllate bajo la poderosa mano de Dios. Tiembla y huye, al ser invocado por nosotros el santo y terrible Nombre de Jesús, ante el que se estremecen los infiernos, a quien están sometidas las Virtudes de los cielos, las Potestades y las Dominaciones; a quien los Querubines y Serafines alaban con incesantes voces diciendo: Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios de los Ejércitos.

V. Señor, escucha mi oración.
R. Y llegue a Ti mi clamor.

V. El Señor esté con vosotros. (Sólo si es un sacerdote)
R. Y con tu espíritu.

Oremos. Dios del Cielo y de la tierra, Dios de los Ángeles, Dios de los Arcángeles, Dios de los Patriarcas, Dios de los Profetas, Dios de los Apóstoles, Dios de los Mártires, Dios de los Confesores, Dios de las Vírgenes, Dios que tienes el poder de dar la vida después de la muerte, el descanso después del trabajo, porque no hay otro Dios fuera de Ti, ni puede haber otros sino Tú mismo, Creador de todo lo visible y lo invisible, cuyo reino no tendrá fin: humildemente te suplicamos que tu gloriosa Majestad se digne libramos eficazmente y guardamos sanos de todo poder, lazo, mentira y maldad de los espíritus infernales. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.


V. De las asechanzas del demonio.
R. Líbranos, Señor.

V. Haz que tu Iglesia te sirva con segura libertad.
R. Te rogamos, óyenos.

V. Dígnate humillar a los enemigos de tu Iglesia.
R. Te rogamos, óyenos.

(Se rocía con agua bendita el lugar y a los presentes).

Señor, no recuerdes nuestros delitos ni los de nuestros padres, ni tomes venganza de nuestros pecados (Tobías 3, 3).

Padre nuestro …

Oración De Protección Y Limpieza

Oración De Protección Y Limpieza

Amado Señor Jesús, gracias por compartir conmigo tu maravilloso ministerio de sanación y liberación. Gracias por las sanaciones que he vivido hoy. Entiendo que la enfermedad provocada por el maligno es más de lo que mi humanidad puede soportar, por eso te pido que me limpies de cualquier tristeza, pensamiento negativo o desesperanza que haya cogido mientras intercede por otros.

Si he sido tentado al odio, la impaciencia o la lujuria límpiame de esas tentaciones y reemplázalas con amor, gozo y paz. Si cualquiera de esos espíritus se ha aferrado a mí o me oprime de cualqier manera, les ordeno ahora mismo a ustedes, espíritus de la tierra, del fuego, del agua, del mundo de las tinieblas o fuerzas malignas de la naturaleza que se aparten de mí y que trate con ustedes como a él le parezca.

Ven Espiritu Santo, renuévame, lléname tu amor, tu paz y tu gozo. Fortaléceme donde me sienta débil y vísteme con tu luz. Lléname con tu vida. Señor Jesús, por favor, envía a tus santos ángeles a socorrerme y a protegerme de todo tipo de enfermedad, daño y accidentes. Te doy gracias y te alabo me Señor, Dios y Rey.

R. Amen

Oraciones Para Romper Maldiciones Masónicas

Si usted o alguno de sus antepasados ha sido miembro de una organización masónica, le recomendamos que haga estas oraciones. Es aconsejable que primero lea todas las oraciones detenidamente para que conozca lo que conllevan. Es mejor hacer estas oraciones en voz alta, teniendo a un Católico practicante presente como testigo. Existen diferencias entre la masonería “Brititish Commonwealth” y la masonería “American & Prince Hall” dentro de los grados más altos. Los grados que están relacionados únicamente con la masonería americana están marcados con tres estrellas al principio de cada párrafo.

Dios Padre, Creador del cielo y la tierra, vengo a Ti en el nombre de Tu hijo Jesucristo. Vengo como pecador buscando el perdón y la limpieza de todos los pecados cometidos contra Ti y a los otros hechos en Tu imagen. Yo honro a mi padre y madre terrenal, a todos mis antepasados de carne y sangre, a los de espíritu por adopción, y padrinos; pero yo absolutamente rechazo y renuncio todos los pecados de mis antepasados. Yo perdono a todos mis antepasados por los efectos que sus pecados han tenido en mí y en mis hijos. Yo confieso y renuncio todos mis propios pecados. Yo renuncio y reprendo a Satanás y todo poder espiritual proveniente de el que me está afectando a mi o a mi familia. Yo renuncio y abandono absolutamente todo involucramiento que yo, o cualquiera de mis antepasados, ha tenido en la masonería, en cualquier otra logia, y arte. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio y corto absolutamente la hechicería/brujería, el espíritu principal detrás de la masonería, y renuncio y corto absolutamente a Baphomet, a el espíritu del anticristo, y a los espíritus de muerte y de engaño. Yo renuncio la inseguridad, el amor a las posiciones de poder, el amor al dinero, la avaricia, la codicia, y el orgullo que llevó a mis antepasados a practicar la masonería. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio todos los miedos que los mantuvieron dentro de la masonería, especialmente el miedo a la muerte, el miedo a los hombres, y el miedo a confiar en otros.

Yo renuncio toda posición que yo o cualquiera de mis antepasados ha ocupado en una logia, incluyendo la posición de “Maestro”, “Maestro de Adoración” y cualquier otra posición. Yo renuncio el llamar a cualquier hombre “Maestro”, porque Jesucristo es mi único Maestro y Señor, y Él prohíbe que se le dė ese título a otros. Yo renuncio al atrapamiento de otros dentro de la masonería, y el observar la desvalidez de otros durante los rituales. Yo renuncio el efecto de la masonería transferido a mi por cualquier antepasado femenino que puede o no haberse sentido desconfiado o rechazado por su esposo cuando el entró y asistió a una logia, y rehusó informarle de sus actividades secretas. Yo también renuncio toda obligación, juramento, y maldiciones emitidas por los miembros de mi familia femeninos que han sido miembros de alguna de las Órdenes Masónicas de Mujeres, la Orden de la Estrella Oriental, o cualquier otra organización masónica y oculta.

 

Grado 33 y Supremo

En el nombre de Jesucristo, y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio todo juramento hecho y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Tercero Grado Supremo de la Masonería, el Soberano Gran Inspector General. Yo renuncio la contraseña secreta, DEMOLAY HIRUM, ABIFF, FREDERICK OF PRUSSIA, MICHA, MACHA, BEALIM, y ADONAI, y todos sus significados. Yo renuncio todas las obligaciones de todo grado masónico, y todos los castigos invocados. Yo renuncio y absolutamente abandono al Gran Arquitecto del Universo, que se ha revelado en este grado que es Lucifer, y su falso reclamo de ser la paternidad universal de Dios.

Yo renuncio el lazo alrededor del cuello. Yo renuncio al deseo de muerte que el vino bebido de una calavera humana se convierta en veneno, y los brazos fríos del esqueleto que fue invitado como castigo si el juramento de este grado fuese violado. Yo renuncio los tres asesinos infames del Gran Maestro, la ley, propiedad y religión, y la codicia y la brujería envuelta en el intento de manipular y controlar al resto de la humanidad. En el nombre de Dios Padre, Jesucristo el Hijo, y el Espíritu Santo, yo renuncio y rompo las maldiciones involucradas en la idolatría, blasfemia, secreto y engaño de la masonería en todos sus niveles, y yo me apropio de la Sangre de Jesucristo para que me lave de todas las consecuencias de estas maldiciones en mi vida. Yo ahora revoco todo consentimiento a ser engañado que fue dado previamente por mi o por cualquiera de mis antepasados.

 

Logia Azul

En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, yo renuncio el juramento hecho y las maldiciones involucradas en el Primer Grado, o “Aprendiz Ingresado”, especialmente sus efectos en la garganta y la lengua. Yo renuncio los Ojos Vendados y sus efectos en el espíritu, las emociones y los ojos, incluyendo toda confusión, miedo a la oscuridad, miedo a la luz, y miedo a ruidos repentinos. Yo renuncio a la ceguera de la verdad espiritual, la oscuridad del alma, la imaginación falsa, la condescendencia, y al espíritu de la pobreza causado por el ritual de este grado. Yo también renuncio la usurpación del pacto matrimonial al quitarse el anillo matrimonial. Yo renuncio la palabra secreta, BOAZ, y todo lo que significa. Yo renuncio el cierre de serpiente en el delantal, y el espíritu de Pitón que fue invitado para exprimir la vida de mi espíritu. Yo renuncio las enseñanzas antiguas paganas de Babilonia y Egipto, y el simbolismo del “Primer Tablero de Rastreo”. Yo renuncio el mezclar y entrelazar de la verdad con el error, la mitología, las fabricaciones y mentiras enseñadas como verdad, y la deshonestidad por parte de los líderes en cuanto al verdadero conocimiento del ritual y la blasfemia de este grado de masonería. Yo renuncio la presentación de toda dirección del compás, ya que la Tierra y todo lo que habita en ella le pertenece al Señor. Yo renuncio el lazo alrededor del cuello, el miedo a ahogarse, y todo espíritu de asma, fiebre de heno, enfisema, o cualquier otra dificultad respiratoria. Yo renuncio el ritual con una daga, la punta del compás, una espada o lanza contra del pecho; el miedo a la muerte por dolor a causa de apuñalamiento; y el miedo a un ataque al corazón de este grado. Yo renuncio el secreto absoluto exigido bajo el juramento de brujería y sellado al besar el Volumen de La Ley Sagrada. Yo también renunció al arrodillarse frente a la divinidad falsa conocida como el Gran Arquitecto del Universo, y humildemente le imploro al único y verdadero Dios que me perdone por esta idolatría, en el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María.

 

Yo renuncio al orgullo de tener buen carácter y estar en buen estado requerido antes de entrar a la masonería, y como resultado la autojustificación de sentir que soy suficientemente bueno para estar en la presencia de Dios sin la necesidad de un Salvador. Ahora, yo rezo por sanación de la ... (garganta, cuerdas vocales, pasajes nasales, senos nasales y los tubos bronquiales etc.) para la sanación del hablar, y la liberación y el derramamiento de la Palabra de Dios a mi y desde a mi a mi familia.

En nombre de Jesucristo y bajo la intercesión de la Virgen María, Yo renuncio a las promesas hechas y maldiciones involucradas en el Segundo Grado o Compañero de la Masonería, especialmente las maldiciones en el corazón y el pecho. Yo renuncio a las palabras secretas de SHIBBOLETH y JACHIN, y a todo su significado. Yo renuncio a las enseñanzas y símbolos antiguos y paganos de los Tableros de la Logia de Segundo Grado. Yo renuncio a las señales de reverencia al “Principio Generativo”. Corto toda adición emocional, apatía, indiferencia, incredulidad e ira profunda de mi parte y mi familia. En el nombre de Jesucristo, yo rezo por la sanación de ...(el pecho, pulmón, zona del corazón) y por la sanación de mis emociones, y pido ser sensible al Espíritu Santo de Dios. En el nombre de Jesucristo y por intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio a las promesas hechas y las maldiciones involucradas en la Tercera Orden o Maestro Masónico, especialmente en las maldiciones en el estomago y zonas de la matriz. Yo renuncio a las palabras secretas TUBAL CAIN y MAHA BONE, y todo lo que esas palabras significan. Yo renuncio a las enseñanzas paganas y a los símbolos del Tablero de la Tercer Orden usados en los rituales. Yo renuncio al espíritu de la muerte, los golpes a la cabeza hecho como un ritual de muerte, y temor a la muerte, martirio falso, temor a los ataques de pandillas, asalto o violaciones e impotencia de este Grado. Yo renuncio a caer en el ataúd o camilla involucrada en el ritual de asesinato. En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio a Hiram Abiff, el falso Salvador de los Masones revelado en este Grado. Yo renuncio la falsa resurrección de este Grado, porque solo Jesucristo es la resurrección y la vida! En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo rezo por la sanación de ... (el estomago, la vesícula, la matriz, el hígado y cualquier otro órgano en mi cuerpo afectado por la Masonería), y yo pido por una lluvia de compasión, y entendimiento para mi y mi familia. Yo renuncio al ritual pagano de “el Punto dentro del Circulo” con todas sus ataduras y culto al falo. Yo renuncio al símbolo “G” y su oculto simbolismo y esclavitud pagana. Yo renuncio al misticismo ocultista del piso de mosaico cuadrado negro y blanco con teselado y a la estrella ardiente de cinco puntas. Yo renuncio al Tercer Ojo que todo lo ve de la masonería o al Horus en la frente y su pagano y oculto simbolismo. Yo ahora cierro ese tercer ojo y toda habilidad oculta de ver dentro del reino espiritual, en el nombre del Señor Jesucristo, y coloco mi confianza en el Espíritu Santo enviado por Jesucristo y en la Santa Iglesia Católica Romana por todo lo que necesito saber sobre asuntos espirituales. Yo renuncio a todas las falsas comuniones tomadas, a todas las burlas del trabajo redentor de Jesucristo en la cruz del Calvario, toda incredulidad, confusión y depresión. Yo renuncio y abandono la mentira de la Masonería de que el hombre no es pecador, pero simplemente imperfecto, y puede redimirse a el mismo a través de buenas obras. Yo me alegro de que la Iglesia Católica enseña que yo no puedo hacer nada para merecerme mi salvación sin la Gracia de Dios la cual viene a través de la Cruz del Calvario. Yo renuncio a todo miedo a la locura, angustia, deseos de muerte, suicidio y muerte en el nombre de Jesucristo. La muerte fue conquistada por Jesucristo, y solo El tiene las llaves de la muerte y el infierno, y yo me allegro que ahora El tiene mi vida en sus manos. El vino a darme vida en forma abundante y eterna, y yo creo en Sus promesas. Yo renuncio a toda la ira, odios, pensamientos asesinos, venganza, represalias, apatía espiritual, religión falsa, toda incredulidad, especialmente incredulidad en la Iglesia Católica Romana, la cual es el único medio divinamente establecido de salvación. Yo renuncio a toda búsqueda espiritual dentro de las religiones falsas.

 

El rito de York

Yo renuncio y abandono a los juramentos tomados y a las maldiciones del grado del rito York de la Masonería. Yo renuncio a Mark Lodge, y la marca en forma de cuadrados y ángulos que marcan a la persona de por vida. Yo también renuncio a la joya o talismán oculto que pudo haberse hecho de la firma de esta marca y usado en las reuniones de lodge; el Grado de Maestro de Marca con su palabra secreta JOPPA, y sus penalidades de tener la oreja derecha golpeada y la maldición de sordera permanente, y la mano derecha cortado por ser un impostor. Yo también renuncio y abandono los juramentos hechos y las maldiciones involucradas en los otros grados del rito York, incluyendo Maestro del Pasado, con la penalidad de tener mi lengua partida desde la punta hasta la raíz; y del Grado Muy Excelente Maestro, con la penalidad de que abran mi pecho y remuevan mi corazón y órganos vitales para que se pudran en la colina de estiércol.

Grado Santo Arco Real

En el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones que envuelven al grado santo Real Arco especialmente la promesa de extraer la cabeza del cuerpo y exponer los cerebros bajo el sol ardiente. Yo renuncio al falso nombre secreto de Dios, JAHBULON, y declare rechazo total a toda adoración a los falsos dioses paganos, Bul o Baal, y On or Osiris. Yo también renuncio a la contraseña, AMMI RUHAMAH y todo lo que significa. Yo también renuncio a la comunión falsa o Eucaristía tomada en este grado, y todas las burlas, escepticismo y incredulidad sobre el trabajo redentor de Jesucristo en la Cruz del Calvario y el escepticismo y la burla del Santo Sacrificio de la Misa como participación en el Sacrificio del Calvario. Yo corto todas estas maldiciones y sus efectos en mi y mi familia en el nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santa Virgen María, y yo rezo por ... (la sanación del cerebro, la mente etc.) Yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones involucradas en el Grado de Maestro Real del Rito de York; el Grado Maestro Elegido con sus penalidades de tener mis manos amputadas, y que mis ojos sean removidos de sus cuencas, y tener mi cuerpo descuartizado y arrojado entre la basura del Templo. Yo renuncio y abandono las promesas hechas y las maldiciones que involucran al Grado Súper Excelente Maestro junto con las penalidades de que corten mis pulgares, que mis ojos pierdan la Mirada, y mi cuerpo atado con grillos y latón sea transportado captivo a una tierra extraña; y también de la Orden de los Caballeros de la Cruz Roja, junto con la pena de que derriben mi casa y que me cuelguen de las maderas expuestas. Yo Renuncio al Grado de Caballeros Templarios y las palabras secretas de KEB RAIOTH, y también al Grado de Caballeros de Malta y las palabras secretas MAHER-SHALAL-HASH-BAZ. Yo renuncio a los votos tomados en un cráneo humano, las espadas cruzadas y la maldición y deseo de muerte de Judas de que le cortaran la cabeza y la colocaran sobre la torre de una iglesia. Yo Renuncio a la comunión impía y especialmente a beber de un cráneo humano en muchos Ritos, especialmente como una burla de la Sagrada Eucaristía y la Sagrada Comunión.

Rito antiguo y aceptado o escocés (solo los grados 18, 30, 31, 32 y 33 se operan en los países de la Riqueza Commun británica).

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penalizaciones involucradas en las Logias de Estados Unidos y Gran Oriente, incluyendo el Maestría Secreta, su contraseña secreta de ADONAI y sus penalizaciones;

*** de la Maestría Perfecta, su contraseña secreta de MAH-HAH-BONE, y su pena de ser golpeado a la Tierra con un mazo;

*** del Grado del Secretario Íntimo, su contraseña secreta de JEHOVÁ utilizada blasfemamente, y sus penas por tener mi cuerpo disecado y por tener mis órganos vitales cortados en pedazos y arrojados a las bestias del campo; Tierra;

*** del Preboste y Grado de Juez, su contraseña secreta de HIRUM-TITO-CIVI-KÝ, y la pena de que me corten la nariz;

. *** del Grado Intendente del Edificios, de su contraseña secreta AKAR-JAI-JAH, y la pena de que me saquen los ojos, me corten el cuerpo en dos y expongan mis intestinos;

*** del Grado de los Caballeros Elegidos de los Nueve, su contraseña secreta NEKAM NAKAH, y su pena de que me corten la cabeza y me peguen en el poste más alto del Este;

*** del Grado Ilustre Electo de los Quince, con su contraseña secreta ELIGNAM, y sus penas por tener mi cuerpo abierto perpendicularmente y horizontalmente, las entrañas expuestas al aire durante ocho horas para que las moscas puedan atacarlas y para que me corten la cabeza y la coloquen en un pináculo alto;

*** del Grado Sublime Caballeros Electos de los Doce, su contraseña secreta STOLKIN-ADONAI, y su pena de que me corten la mano en dos;

*** del Grado del Gran Maestro Arquitecto, su contraseña secreta RAB-BANAIM y sus penalidades

*** del Grado del Caballero del Noveno Arco de Salomón, su contraseña secreta JEHOVÁ, y su pena de que mi cuerpo sea entregado a las bestias del bosque como presa;

*** del Grado Grande Elegido, Perfecto y Sublime Mason, su contraseña secreta y su pena de tener mi cuerpo abierto y mis intestinos dados a los buitres para comer;

 

Concilio de la princesa de Jerusalén

*** de los Caballeros del Oriente, su contraseña secreta RAPH-O-DOM, y sus penalizaciones;

*** del Grado de Príncipe de Jerusalém contraseña secreta TEBET-ADAR, y su pena de ser desnudado y que me perforen el corazón con una daga ritual, Capítulo de la Rosa Croix

*** del Grado Caballero del Oriente y Ocidente, su contraseña secreta ABADDON, y sus penalizaciones; pena de incurrir en la ira severa del Creador Todopoderoso del Cielo y la tierra;

 

18 grado

Yo Renuncio a los juramentos y las maldiciones y penas involucradas en el Decimoctavo Grado de la Masonería, el Más Sabio Soberano Caballero del Águila y el Pelicano y el Soberano Príncipe Rosacruz de Heredom. Renuncio y rechazo el espíritu de brujería de Pelicano, así como la influencia oculta de los Rosacruces y la Kabbala en este grado. Yo Renuncio a la afirmación de que la muerte de Jesucristo fue una “terrible calamidad,” y también la burla deliberada y la torsión de la doctrina Cristiana de la Expiación. Yo Renuncio a la blasfemia y al rechazo de la deidad de Jesucristo, y las palabras secretas IGNE NATURA RENOVATUR INTEGRA y su ardor. Yo Renuncio a la burla de la comunión tomada en este grado, incluyendo una galleta, sal y vino blanco, especialmente como una burla de la Sagrada Eucaristía y la Sagrada Comunión.

 

Consilio de Kadosh

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penalidades involucradas en el Gran Pontífice, su contraseña secreta EMMANUEL y sus sanciones;

*** del Grado Gran Maestro de Logias Simbólicas, sus contraseñas secretas JEKSON y STOLKIN, y las sanciones;

*** del Grado Noaquita o Caballero Prusiano, su contraseña secreta PELEG y sus sanciones;

***del Grado Caballero Real Acha (Principe del Libano), su contraseña secreta NOAH- BEZALEEL- SODONIAS, y sus sanciones;

*** del Grado Jefe del Tabernáculo, su contraseña secreta URIEL-JEHOVAH, y su penalidad de que estoy de acuerdo en que la Tierra se abra y me engulle hasta el cuello para que perezca;

*** del Príncipe del Tabernáculo, y su castigo es que me lapidaran y dejara que mi cuerpo se pudriera por encima del suelo;

*** del Grado Caballero de la Serpiente de Bronce, su contraseña secreta MOSES- JOHANNES, y su pena de que me coman el corazón las serpientes venenosas;

*** del Príncipe de la Misericordia, su contraseña secreta GOMEL, JEHOVAH-JACHIN, y su pena de condena y rencor por todo el universo;

*** del Grado Caballero Comandante del Templo, su contraseña secreta SOLOMON, y su pena de recibir la ira más severa del Dios Todopoderoso infligido sobre mí;

*** del Grado Caballero Comandante del Sol, o Príncipe Adepto, su contraseña secreta STIBIUM, y sus penalidades por tener mi lengua empujada con un hierro candente, mis ojos arrancados, mis sentidos de que me quiten el olfato y el oído, de que me corten las manos y, en esa condición, dejen que los animales voraces me devoren, o de que me los aligeren del cielo;

*** del Grado Gran Caballero Escocés de San Andres, su contraseña secreta NEKAMAH-FURLAC y sus sanciones;

*** del Grado Gran Potifice del Consejo de Kadosh, su contraseña secreta EMMANUEL y sus sanciones;

Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Grado de la Masonería, el Gran Caballero Kadosh y el Caballero del Águila Blanca y Negra. Renuncio a las contraseñas secretas, STIBIUM ALKABAR, PHARASH-KOH y todo lo que significan.

 

Príncipes Sublimes del Secreto Real.

Yo Renuncio a los juramentos y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Primer Grado de la Masonería, el Gran Comandante Inspector Inquisidor. Renuncio a todos los dioses y diosas de Egipto que son honrados en este grado, incluyendo a Anubis con la cabeza del carnero, el dios Osiris el Sol, Isis la hermana y esposa de Osiris y también la diosa de la luna. Renuncio al Alma de Cheres, el falso símbolo de la inmortalidad, la Cámara de los muertos y la falsa enseñanza de la reencarnación. Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones involucradas en el Trigésimo Segundo Grado de la Masonería, el Príncipe Sublime del Secreto Real. Renuncio a las contraseñas secretas, PHAAL / PHARASH-KOL y todo lo que significan. Yo Renuncio a la falsa deidad trinitaria de Masonería, AUM, y sus partes; Brahma el creador, Vishnu el conservador y Shiva el destructor. Yo Renuncio a la deidad de AHURA-MAZDA, el pretendido espíritu o fuente de toda luz, y la adoración con fuego, que es una abominación a Dios, y también el beber de un cráneo humano en muchos Ritos.

 

Shriners (Aplica solo en Norteamérica)

*** Yo Renuncio a los juramentos tomados y las maldiciones y penas involucradas en la Antigua Orden Árabe de los Nobles del Santuario Místico. Yo Renuncio a la perforación de las bolas de ciclismo con una cuchilla de tres filos, el desgarro de los pies, la locura y la adoración del falso dios Alá como el dios de nuestros padres. Renuncio al engaño, al falso simulacro, al falso simulacro, al simulacro de beber la sangre de la víctima, al simulacro de perro que orina al iniciado y al ofrecimiento de orina como conmemoración.

 

Todos los demás grados

Yo Renuncio a todos los otros juramentos tomados, los rituales de cualquier otro grado y las maldiciones involucradas. Estos incluyen los Grados Aliados, la Cruz Roja de Constantino, la Orden del Monitor Secreto y la Real Orden Masónica de Escocia. Renuncio a todas las demás logias y sociedades secretas, incluidas la masonería del Principe Hall, las logias del Gran Oriente, el Mormonismo, la Orden del Amaranto, la Real Orden de los Bufones, la Orden de Oddfellows de la Unidad de Manchester, los Búfalos, los Druidas, los Forestales, las Logias Naranja y Negra, los Alces, y las Aguilas de Alojan, Ku Klux Klan, The Grange, Woodmen of the World (Leñadores del Mundo), Riders of the Red Robe, los Caballeros de Pitias, la Orden Mística de los Profetas Velados del Reino Encantado, las Órdenes Femininas de la Estrella del Oriente, de las Damas del Santuario Oriental, y del Santuario Blanco de Jerusalén, la orden de las niñas de las Hijas de la Estrella de Oriente, las Órdenes Internacionales de las Hijas de Job, y del Arco Iris, y la Orden de De Molay de los niños, y sus efectos en mí y toda mi familia.

Señor Jesús, porque deseas que esté totalmente libre de todas las ataduras ocultas, quemaré todos los objetos en mi posesión que me conectan con todas las logias y organizaciones ocultas, incluida la masonería, la brujería y el Mormonismo, y todos los artículos de regalo, delantales, libros de rituales, anillos y otras joyas. Renuncio a los efectos que estos u otros objetos de la Masonería, incluyendo la brújula y el cuadrado, han tenido sobre mi o mi familia, en el nombre de Jesús y la Santísima Virgen María.

Yo renuncio a todo espíritu maligno asociado con los Masones, brujería, otros pecados, y yo ordeno en nombre de Jesús y la intercesión de la Virgen María que Satanás y todo espíritu maligno sean atados y que ahora mismo se aparten, me dejen, no me toquen o sean dañinos a nadie y que se vayan al lugar designado por el Señor Jesús para que nunca vuelvan a mi o mi familia. Invoco en el nombre de Jesús que me aparte de esos espíritus de acuerdo con las promesas del Señor. Yo pido ser liberado de todo espíritu de enfermedad, maldición, aflicción, adicción o alergia asociada con pecados que ya he confesado y renunciado. Solo me rindo a Dios Espíritu Santo excluyendo espíritus que hayan sido parte de vida en pecado.

(Si es oportuno, todos los participantes deben ser invitados a en sinceridad hacer lo siguiente: )

(1) A simbólicamente remover la venda y dársela a Dios para su disposición;

(2) de la misma manera, a simbólicamente remover el velo de luto;

(3) a simbólicamente cortar y quitar la soga alrededor de mi cuello, recogerla junto con el cable de remolque (cabletow) bajando el cuerpo, y darsenlos todo al Señor para su disposición;

(4) renunciar al pacto de matrimonio de la falsa masonería quitando el anillo del cuarto dedo de la mano derecha del falso pacto y lo entrego al Señor para su disposición;

(5) a simbólicamente remover las cadenas y esclavitud de tu cuerpo a la masonería

(6) a simbólicamente a remover el ropaje y armadura, especialmente el delantal;

(7) Invitar a los participantes a arrepentirse y pedir perdón por haber caminado sobre toda tierra impura, incluyendo logias de Masonería y templos de los Mormones o cualquier organización de ocultismo/Masonico.

(8) A simbólicamente quitarse la bola y cadena de atadura de los tobillos.

(9) Proclamar que Satanás y sus demonios ya no tienen ningún derecho legal para engañar y manipular a la persona que está buscando ayuda.)

Espíritu Santo, te pido que me muestres cualquier otra cosa que necesito hacer o rezar para que mi familia y yo estemos totalmente libres de las consecuencias de la Masonería, brujería, Mormonismo y a todo paganismo y ocultismo.

Dios Padre, humildemente te pido que, por la Preciosa Sangre de Jesús, Tu Hijo y mi Salvador, me limpies de todos los pecados que he confesado y renunciado, que limpies mi espíritu, mi alma, mi mente, mis emociones y cada parte de mi cuerpo que haya sido afectada por tales pecados. También te pido que por la gracia de Jesucristo y la intercesión de la Santísima Virgen María que ahora cada célula de mi cuerpo se torne al orden divino, que sea sanada(o) y hecho como fue diseñado por mi amoroso Creador, incluyendo restaurar los desbalances químicos, enfermedades degenerativas, funciones neurológicas y controlar células cancerosas. Tomo la armadura de Dios de acuerdo con el Capítulo 6 de Efesios y me regocijo en la protección de Jesús que llena del Espíritu Santo. Yo entronizo a ti Señor Jesús en mi corazón, tú eres mi Señor y mi Salvador fuente de vida eterna. Gracias a ti Dios Padre por Tu misericordia, perdón y amor en el nombre de Jesucristo.

R. Amen.

Oraciones para Romper Maldiciones Masónicas

Sanación de maldiciones, demonios y pecados generacionales

Breaking Generationl Curses

Dios Todopoderoso, necesito tu gracia y tu sanidad. Tengo necesidades espirituales, emocionales y físicas de sanación. Pido perdón por mis propios pecados de omisión o comisión que hayan contribuido a ellos de alguna manera. Te pido humildemente que perdones y sanes los pecados de mis antepasados, vivos y fallecidos, especialmente aquellos que han llevado a maldiciones generacionales, presencias demoníacas o males generacionales de cualquier forma. Con la ayuda de tu amorosa misericordia, los perdono completa y voluntariamente, incluso a aquellos que me han causado daño directamente a mí o a mis seres queridos. Que la sangre de Cristo lave completamente a mis antepasados, a mí y a todo nuestro árbol genealógico de cualquiera de estos males generacionales. Que la muerte y resurrección de Jesucristo rompa cualquier vínculo oculto generacional o vínculo con cualquier tipo de maldad. Que estas presencias malignas sean reemplazadas por los santos poderes del cielo y que los santos ángeles de Dios hagan guardia, protegiendo a todos y cada uno de los miembros de mi familia. En el santo nombre de Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, que seamos completamente sanados y limpiados, y vivamos siempre en tu paz salvadora.

Títulos de Satanás del rito del exorcismo

Titles of Satan

(Nota del editor: a continuación, se muestran los títulos que se le dan a Satanás en el Rito del Exorcismo. Hemos descubierto que son particularmente eficaces cuando se recitan durante un exorcismo. Satanás los encuentra odiosos porque dicen la fea verdad sobre en quién se ha convertido).

 

Inimíce fídei, (Enemigo de la fe)

Hostis géneris humáni, (Enemigo de la raza humana)

Mortis addúctor, (Portador de la muerte)

Vitae raptor, (Ladrón de la vida)

Justítiae declinátor, (Evasor de la Justicia)

Malórum radix, (Raíz del mal)

Fómes vitiórum, (Fomen